Publicidad

El OnePlus 7T se acerca, y con él la discusión sobre la manía de OnePlus de lanzar sus modelos "T" 5 meses después
Móviles

El OnePlus 7T se acerca, y con él la discusión sobre la manía de OnePlus de lanzar sus modelos "T" 5 meses después

Publicidad

Publicidad

En OnePlus ya nos tienen acostumbrados a una estrategia de lo más curiosa. En primavera lanzan un teléfono, y en otoño una versión ligeramente remozada de ese modelo. Cinco meses suelen separar a los modelos "no T" de los modelos "T", y esa tónica parece que se mantendrá este año a tenor de las filtraciones que han aparecido sobre el OnePlus 7T.

Las imágenes filtradas del nuevo sistema de cámaras del OnePlus 7T han sido la primera señal de la llegada de unos terminales que cada año dejan sensaciones agridulces. Lo vimos con el OnePlus 3 y el 3T, luego con el OnePlus 5 y el 5T -la firma se saltó el "4"-, más tarde con el OnePlus 6 y el 6T y ahora la historia se repite con el OnePlus 7 y el 7T. ¿Son buenas o malas noticias que el fabricante lance un modelo mejorado tan pronto?

Mejores cámaras, la promesa de los OnePlus 7T

La filtración del ya conocido OnLeaks -una fuente de filtraciones fiables desde hace tiempo- revela sobre todo el cambio en el módulo trasero de la cámara, que llega con un singular diseño circular que encierra tres sensores.

Op7t2

Esas tres lentes plantearían por tanto un sistema más versátil que el del OnePlus 7, que contaba con un sistema dual de 48+5 Mpíxeles. Aquí puede que el OnePlus 7T simplemente herede la cámara triple del OnePlus 7 Pro (48+8+16 Mpíxeles), pero puede que haya también mejoras en la capacidad de esos sensores.

En el resto no está claro si habrá cambios significativos: los renders apuntan a un diseño idéntico en cuanto al formato y a su notch en formato "gota". No se sabe si habrá mejora en el hardware interno y parece que al menos de momento las protagonistas son las cámaras.

No hay detalles tampoco sobre la posible aparición de un OnePlus 7T Pro y qué diferencias plantearía este modelo con respecto a su predecesor, pero lo que parece claro es que el OnePlus 7T está en camino. La pregunta, claro, es si realmente merecerá la pena ese movimiento de OnePlus.

Cinco meses no dan tiempo a grandes revoluciones

La estrategia de OnePlus lleva tiempo siendo la misma: presentan sus nuevos smartphones "no T" en mayo (o junio), y alrededor de cinco meses después presentan los modelos "T" que presentan algunos cambios más o menos significativos.

¿Cómo de significativos? Lo cierto es que en algunos casos es complicado justificar la aparición de los modelos "T", que para muchos usuarios probablemente no hacen más que plantear dudas. ¿Me compro el modelo "no T" o espero al modelo "T"? Las diferencias no acaban de aclarar si es mejor comprar unos u otros:

  • Del OnePlus 3 al OnePlus 3T: el procesador pasó del Snapdragon 820 al Snapdragon 821, apareció una versión de 128 GB de capacidad, la batería aumentó desde los 3.000 hasta los 3.400 mAh y se duplicó la resolución del sensor frontal, de 8 a 16 MP.
  • Del OnePlus 5 al OnePlus 5T: aumento de diagonal desde las 5,5 a las 6,01 pulgadas, el lector de huellas pasó a la parte trasera, mejor apertura (f/1.7 frente a f/2.6) para el sensor de 20 MP.
  • Del OnePlus 6 al OnePlus 6T: aumento de la diagonal desde las 6,28 a las 6,41 pulgadas (notch "gota" en lugar de "ceja"), capacidad base de 128 GB en lugar de 64 GB, perdimos el conector de auriculares, lector de huella bajo la pantalla en lugar del trasero, batería de 3.700 mAh.

El cambio desde los OnePlus 3 a los 3T fue poco destacable -destaca la mejora en capacidad de batería-, pero es que el salto del OnePlus 5 al 5T fue especialmente difícil de recomendar teniendo en cuenta que salvo por una mayor diagonal prácticamente nos encontrábamos ante el mismo terminal, que logró meter más pantalla en el mismo cuerpo pero no más batería.

El año pasado sí hubo cambios más llamativos desde el OnePlus 6 al 6T, sobre todo por un notch mucho menos pronunciado, por el lector de huella integrado en la pantalla y por el crecimiento de 400 mAh de la batería. Todas esas opciones eran llamativas y el precio apenas cambiaba (10 euros más por el modelo de 8 GB de RAM y 128 GB de capacidad, de los 569 a los 579 euros), lo que parecía dejar claro que quienes esperaron al OnePlus 6T acertaron.

Todo son incógnitas con el OnePlus 7T

Con el OnePlus 7T que parece ahora inevitable la duda vuelve a ser importante. El OnePlus 7 es en realidad una especie de "OnePlus 6TT" que conserva diseño pero mejora CPU (Snapdragon 855 en lugar del 845) y cambia el conjunto sensores de la cámara trasera, que buscó aprovechar esos 48 Mpíxeles que se han convertido en tendencia en un gran número de móviles actuales.

Así pues OnePlus podría aprovechar esta hornada otoñal para hacer un salto más importante en los OnePlus 7T, diferenciándolos de los 6T y los 7 de forma mucho más patente con ese mejor conjunto de cámaras y quizás algunos cambios en su hardware.

Más difícil lo tiene el hipotético 7T Pro, que probablemente conservaría la misma pantalla con esos 90 Hz de refresco y su cámara selfie retráctil pero que quizás plantearía también algún cambio en su conjunto de cámaras, que era quizás la parte que más "flojeaba" -así lo confirmaba nuestra compañera Amparo Babiloni en su test de largo recorrido- en una configuración realmente notable.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir