Compartir
Publicidad
Publicidad

Nintendo no piensa en teléfonos móviles, a pesar de que se están metiendo peligrosamente en su mercado

Nintendo no piensa en teléfonos móviles, a pesar de que se están metiendo peligrosamente en su mercado
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mundo de los dispositivos portátiles con posibilidades de ser considerados consolas de videojuegos va creciendo poco a poco y la verdad es que se está planteando cada vez más competido. La presión parece caer en el tejado del líder de este mercado, Nintendo.

Los teléfonos móviles se van solapando con muy pocos complejos en terreno de Sony y Nintendo, y es que es una realidad que los dispositivos iOS de Apple se van multiplicando como la espuma, con cada vez más juegos llegando a una plataforma, y un servicio como Game Center que socializa bastante la experiencia. La propia Nintendo lleva apuntando que Apple será uno de su principal rival.

Por otro lado Microsoft y su nuevo Windows Phone 7 no se han olvidado de esta posibilidad, y de serie en cada teléfono incorpora su exitoso servicio Xbox Live adaptado a los pequeños dispositivos.

Playstation Phone

Pero quizás la aparición más llamativa estos últimos días la encontramos con el Playstation Phone, un teléfono de última generación con controles de consola portátil, firmado por Sony Ericsson, pero con la sombra de Playstation encima. No faltará una plataforma de distribución de juegos propia, ni un servicio social para que la gente compita en línea, hace unos días os enseñamos las primeras imágenes.

Nintendo no va a tener un teléfono móvil

El caso contrario no va a ocurrir, ni teléfonos móviles Nintendo, ni consolas con mayores posibilidades de conectividad. Quedó claro en una reciente entrevista de Forbes al presidente de la gran N, lo que no quiere decir que sus dispositivos no sean multipropósito, se irán añadiendo funcionalidades como la lectura de libros electrónicos, el consumo de contenidos multimedia 3D, o la comunicación vía VoIP en algunos juegos.

Las comunicaciones estarán basadas en WiFi, y las operadoras no tendrán nada que ver en el asunto, a pesar de que estoy seguro que les encantaría hincar el diente en un cacharro de estas características.

“Certainly we are adding more and more elements to fill out the experience and take away more and more time from competing devices, but our handhelds will always lead with games.”

Las capacidades de conectividad y localización que tienen los teléfonos móviles actuales son un apartado que Nintendo no debería descuidar, a partir de ellos el concepto de portabilidad cobra una dimensión especial, pero Nintendo confía plenamente en su 3DS, su pantalla 3D y su impresionante catálogo software, para seguir manejando el mercado.

La llegada de Nintendo 3DS se hace más necesaria que nunca, ya que os informamos que los últimos resultados financieros de la compañía japonesa no fueron tan positivos como esperaban, algo normal cuando se viene encima la renovación de la gallina de los huevos de oro.

Vía | Forbes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos