Compartir
Publicidad
Publicidad

Windows Phone 7, primeras impresiones (II)

Windows Phone 7, primeras impresiones (II)
Guardar
67 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras repasar los primeros detalles de Windows Phone 7 en la primera parte de este especial, seguimos ahora con una panorámica de lo que el nuevo sistema operativo de Microsoft tiene para ofrecer en el mercado de plataformas de software para dispositivos móviles.

Al final del anterior post nos quedamos en los mapas y las búsquedas por voz. Ahora es hora de ver cuál es el funcionamiento de los hubs de videojuegos, música y vídeo y Office Mobile. Continuemos, sin más preámbulos por este recorrido, a vista de pájaro, por Windows Phone 7.

Videojuegos, de la mano de Xbox Live

El Hub de videojuegos de Windows Phone 7 está pensado como una extensión a mayor gloria de la Xbox 360. Esto es bueno para los propietarios de esta consola y no tan bueno para los que tienen una PS3, pero a nadie debe extrañar que Microsoft quiera promocionar su propio producto.

Lo primero que encontramos nada más acceder a esta zona del teléfono es la posibilidad de personalizar de forma remota nuestro avatar de Live ID. La pantalla de inicio del Hub de juegos también muestra los trofeos y logros de cada título y permite entablar partidas en red a minijuegos de la consola especialmente adaptados. También se ven ya multitud de demos y juegos completos exclusivos para la plataforma.

Windows Phone 7

Dejando aparte la sintonía con Xbox 360, la plataforma de juegos de Windows Phone 7 es al menos tan buena como la del Game Center de IOS. El puñado de títulos propios que han acompañado a la consola en su lanzamiento y el anuncio de juegos como Need for Speed: Undercover, Los Sims 3, Monopoly o Tetris prometen un halagueño futuro para los que quieran utilizar su terminal con Windows Phone 7 como consola portátil.

Música en Windows Phone 7, tras los pasos de Zune

El apartado multimedia es, probáblemente, donde más se nota la inspiración en la plataforma iTunes y la vocación de Microsoft de seguir el mismo camino, a saber, desarrollar un ecosistema propietario donde las cosas funcionan bien, pero siempre a la manera de Redmond.

Al igual que en el reproductor musical zune, los terminales bajo Windows Phone 7 tienen acceso a un sistema de música y vídeos en streaming llamado Zune Pass. En esencia, es una propuesta similar a Spotify en la que, por algo menos de 10 euros al mes, podemos escuchar online toda la música que queramos y descargar hasta 10 temas. También se podrán alquilar películas o comprar más música aunque aún no se han detallado los precios en España. El software de Zune también cuenta con clientes para PC o para la Xbox 360 lo que, de nuevo, nos lleva al concepto de ecosistema propio.

Windows Phone 7

Los formatos de archivo son harina de otro costal, y es que Windows Phone 7 sigue, una vez más, los pasos de Apple en cuanto a permitir nativamente sólo un puñado de formatos (MP4, M4V y WMV). No hay soporte para AVI, DivX o MKV. Si los códecs no nos juegan una mala pasada por el camino, este tipo de archivos pueden ser adaptados y sincronizados utilizando el software de Zune Desktop. Seguramente, otros fabricantes no tardarán en lanzar sus propias suites de conversión como ya ocurre con los vídeos en iTunes.

El hub de Zune también es el lugar de encuentro de Zune Social, una comunidad online desde la que recomendar o comentar músca al estilo del enlace a Facebook de Spotify o, más propiamente, de Ping, la red social adscrita a iTunes.

Windows Marketplace

Como no podía ser menos en un software que aspira a lograr un ecosistema controlado, la tienda de aplicaciones se encargará de proveer de cualquier herramienta que no esté disponible en los estándares de fábrica. A día de la presentación ya hemos podido ver un buen número de aplicaciones populares como clientes de Twitter o Foursquare, y algunas menos habituales como programas específicos de páginas como eBay y entidades bancarias como La Caixa o BBVA. Según fuentes de Microsoft, su Marketplace ha contado con 2.000 aplicaciones para su lanzamiento.

Windows Phone 7

Casi más importante que hablar de las aplicaciones que ya están, es hacerlo de las futuras, lo que depende directamente del entusiasmo de los desarrolladores. En este sentido, el SDK definitivo de Windows Phone está ya disponible desde hace unas semanas, e incluye soporte para DirectX9, XNA Game Studio o incluso Visual Basic. El funcionamiento de la tienda para los desarrolladores es muy parecido al de iTunes, con una cuota de entrada en la comunidad App Hub. Las aplicaciones se dividen en completas (gratuitas o de pago) y de prueba o Trial.

Microsoft se reserva el derecho absoluto de permitir una aplicación o retirarla, y sólo se podrán descargar programas desde su plataforma. El sistema no es ni mucho menos abierto, pero al común de usuarios esto les da igual mientras todo funcione debidamente.

Windows Phone 7 y Office Mobile 2010

El hub más orientado a trabajo y productividad está protagonizado por la suite Office Mobile 2010. Aparte de la aplicación OneNote, el sistema es el más compatible (no podía ser de otro modo) con la archiextendida suite Office para PC. El software de colaboración Sharepoint es la última palanca con la que Microsoft pretende impulsar la implantación de Windows Phone 7 como móvil de empresa. En el camino debe vencer a los móviles de negocios por antonomasia, las Blackberry, que parten con ventaja en términos de comunicaciones. Habrá que ver qué tal se integra Sharepoint y el resto de Office con el sistema de contactos y actualizaciones de Windows Phone 7, cuyas capacidades no son nada desdeñables.

Conclusiones. Todo bajo control

Si hay un mérito que reconocerle a Microsoft con el lanzamiento de Windows Phone 7, es el haber sido capaz de quitarse de encima la tradición continuísta que tenían con Windows Mobile, un entorno que, en demasiados terminales, ofrecía unos resultados desastrosos. Windows Phone 7 ha llegado tarde, pero ha llegado bien y no es más de lo mismo.

En cuanto a la opción por un sistema cerrado, controlado y privado, habrá quien lo encuentre ofensivo, pero Apple ha aplicado la misma fórmula desde hace años con espectaculares beneficios. Si Microsoft consigue atraer la suficiente masa crítica de desarrolladores y se apura solventando errores inexplicables, como la comentada ausencia de herramienta para copiar-pegar, puede llegar a darle mucha guerra a Android. Más aún si tenemos en cuenta los problemas de actualización y fragmentación del sistema creado por Google.

Windows Phone 7

No parece, por el momento, que IOS tenga nada que temer de Windows Phone 7, pero la competencia siempre es buena para incentivar a los fabricantes a hacer las cosas mejor. Mucho nos tememos que el perjudicado más inmediato por este lanzamiento va a ser Symbian 3, que no ha sido capaz de reinventarse lo bastante como para ofrecer un soplo de aire fresco en el segmento smartphone.

También queda en el aire una pregunta bastante insidiosa: ¿Llegará Windows Phone a convertirse en un sistema operativo para tablets? Capacidades no le faltan. Microsoft probáblemente tenga que decidir entre Windows Phone 7 y Windows 7 y elegir entre dos hijos nunca es fácil. Sea como sea, las partidas siempre son más divertidas cuantos más jugadores hay.

Más información Windows Phone 7

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos