Publicidad

Mediatek está trabajando en busca de conquistar occidente

Mediatek está trabajando en busca de conquistar occidente
22 comentarios

Publicidad

Publicidad

Esta semana tuvimos la oportunidad de asistir en Londres al MediaTek Executive Forum, un evento organizado por un fabricante que es muy conocido en los mercados asiáticos pero que no lo es tanto en el mundo occidental. Eso, como demostraron en dicha jornada, podría cambiar muy pronto.

El evento no estaba centrado en el lanzamiento de productos, sino en algo mucho más importante hoy en día para MediaTek: comenzar a darse a conocer entre la industria en regiones como la europea o la norteamericana. Es el primero de una serie de eventos que se fortalecerán con lanzamientos futuros de los que ya podemos dar alguna pista interesante.

Una panorámica general

Los anfitriones del evento fueron altos ejecutivos de la empresa: David Ku (CFO), Johan Lodenius (CMO), Kevin Ju (CTO), Jeffrey Ju (respondable de la división de smartphones), Marc Nadell (VP MediaTek Labs), Sigmund M. Redl (Vicepresidente corporativo para Europa), Kristin Taylor (VP Analists relations and PR) y Gaby Treiband (VP de marketing para Europa).

Mediatek Londres 10
David Ku, CFO de MediaTek, con el que tuvimos la oportunidad de mantener una pequeña entrevista.

MediaTek, como comenzó explicando David Ku -CFO de la empresa, y con el cual pudimos tener una pequeña entrevista- es una empresa que va más allá de los móviles, y que desde hace años desarrolla chips que usamos a diario en unidades ópticas de DVD o Blu-ray, televisores inteligentes o routers WiFi. En total, afirmaba Ku, son la base de más de 1.000 millones de dispositivos electrónicos distribuidos cada año, aunque un dato destacaba sobre los demás: su papel en móviles. Según este directivo, uno de cada tres smartphones distribuidos este año tiene corazón MediaTek.

La empresa cuenta con oficinas en 12 países -acaban de inaugurar la última en Oulu, Finlandia- y dispone de una plantilla de 11.000 empleados que de hecho garantizan que seguirá creciendo -al contrario de la tendencia general en la industria- a corto plazo. El CFO de MediaTek destacaba cómo su empresa ya suma casi 6.000 millones de dólares en dividendos desde 2004, pero también cómo la inversión en I+D -un 20% de sus ingresos anuales aproximadamente- ya asciende a más de 7.000 millones de dólares en estos últimos 10 años.

Los países emergentes como reto

Esas cifras y visión general de la empresa dieron paso al análisis de dos de los claros pilares de la estrategia de futuro de MediaTek en el segmento de la movilidad. El primero de ellos fue su protagonismo en el proyecto Android One, anunciado por Google recientemente y que tiene un objetivo claro: dar acceso al mundo de los smartphones a esos miles de millones de personas que aún quedan por poder contar con esa posibilidad.

Mediatek Londres 3

En una de las diapositivas mostradas por Ku y por Johan Lodenius quedó claro como "el centro de gravedad económica" cambiará gradualmente a Asia en este segmento al menos. Como se ve en la imagen, aunque en Norteamérica y Europa el mercado de los smartphones está más o menos asentado, no ocurre lo mismo en Asia, América Latina o África, donde el margen de crecimiento es enorme. De los 1.000 millones de usuarios móviles actuales podríamos pasar a cifras teóricas que rondarían los 6.400 millones de personas.

Eso representa un reto que en MediaTek están tratando de resolver con una filosofía curiosa: la de centrar especial atención en fabricantes y mercados locales. Muchos conocéis a MediaTek por su popularidad entre fabricantes chinos de segundo nivel, poco conocidos por la mayoría de los usuarios móviles. Pues bien: esa estrategia se extiende a todo el mundo, y aunque no renuncian a los grandes fabricantes, son los pequeños los que parecen tener un protagonismo especial para MediaTek.

Mediatek Londres 2

Un ejemplo perfecto es MicroMax, empresa que en India solo está por debajo de Samsung en relevancia -o por encima, si contamos todo tipo de teléfonos- y que utiliza las soluciones de MediaTek de forma masiva. Lo mismo ocurre en ese país con otros fabricantes como LAVA o Karbonn, mientras que más cerca, en Europa, tenemos como protagonistas a nuestra BQ o a la francesa Wiko.

Todos son buenos ejemplos de un panorama en el que cada vez más los fabricantes locales demuestran su capacidad para sacar provecho de una ventaja clara: su ambición no es conquistar el mundo, sino solo los países en los que tienen su sede original, y su enfoque a esos usuarios y a ese mercado es total. Esa podría ser la clave de la conquista de los mercados emergentes por parte de MediaTek, máxime cuando hablamos de que se ha convertido en el partner oficial de Google para el citado proyecto Android One.

Llega el mercado "Súper-medio"

Johan Lodenius, CMO de MediaTek, se guardaba una reflexión más para la industria y los medios: según su empresa, ese cambio de centro de gravedad económica hace que su empresa esté ante una oportunidad prodigiosa: la de conquistar a toda esa nueva "clase media" que hasta ahora contaba con 1.800 millones de dispositivos, y que en 2030, según sus previsiones, llegará a los 4.900 millones de personas.

Mediatek Londres 4

Es lo que MediaTek califica como "el auge del mercado "Súper-medio", en el cual la mayor parte del volumen de dispositivos se situará en esa gama media que ocupará el 80% de cuota. Seguirá habiendo productos de gama de entrada y también productos de gama alta, pero el crecimiento masivo, aseguraba este ejecutivo, estará aquí.

El secreto del éxito estaba en productos como los que han empezado a mostrarse con los últimos chips de MediaTek, y que permiten "darle una gran experiencia de usuario a más y más gente". El discurso de Lodenius está ciertamente en sintonía con el de muchos analistas y medios (y me incluyo), y se centra en una realidad clara: mucha gente no necesita un gama alta porque, simplemente, la gama media es lo suficientemente buena. Y cada vez es mejor.

Ahí es donde entran en juego temas como la llamada "solución turnkey" de MediaTek, que como nos explicaba David Ku en nuestra entrevista -en The New York Times ya hablaban de ello hace casi dos años- no es más que una forma clara de proporcionar a los fabricantes toda una serie de opciones paquetizadas para simplificar el proceso de desarrollo y fabricación de sus terminales móviles. Eso podría amenazar la diferenciación entre unos y otros, le preguntábamos, pero Ku argumentaba que la base hardware es solo parte de la ecuación: el fabricante tiene la decisión final sobre qué modulos y opciones integrar (con o sin ranura MicroSD, con o sin Dual-SIM, serían ejemplos), qué diseño aplicar, y qué capa de personalización software aportar, si es que el fabricante también quiere tratar de diferenciarse en ese apartado.

Esa ayuda al fabricante hace que haya un ahorro de costes notable a la hora de poner en marcha un nuevo terminal. La "solución total" de MediaTek permite que el tiempo para completar ese proceso sea mucho menor, y ahí es donde llega la confusión: los terminales con SoCs de MediaTek tienen cierta fama de ser más baratos pero también menos potentes, pero la realidad es otra. Son tan potentes como los de sus competidores -sus chips más novedosos superan los 51.000 puntos en AnTuTu, por ejemplo, como demuestra el Meizu MX4 con el MT6595-, pero esa solución "llave en mano" permite a los fabricantes ahorrar costes en ese área.

El futuro apunta a la computación heterogénea y a los 120 Hz

Pero claro: MediaTek es una empresa de tecnología, y sobre eso tenía mucho que decir Kevin Jou, CTO de la empresa. Este directivo es el creador de numerosas patentes en el campo de la telefonía móvil (estuvo implicado en la creación del sistema CDMA y CDMA2000), y una buena parte las desarrolló en su larga etapa de 22 años en Qualcomm, empresa de la que proceden otros directivos e ingenieros de MediaTek.

Mediatek Londres 7

Jou comentaba en su presentación cómo la computación heterogénea parece ser el próximo gran paso de los sistemas de procesamiento en móviles. La idea es similar a la que proponía la computación GPGPU en nuestros ordenadores de sobremesa, y trata de aprovechar la potencia de la GPU para que ésta resuelva parte de los problemas que normalmente acomete la CPU.

Hoy en día MediaTek dispone de soluciones que podrían considerarse como intermedias. Se trata de su tecnología HMP (Heterogeneus MultiProcessing), que eso sí, se centra únicamente en la CPU y no hace uso de GPUs o DSP como ocurre con la computación heterogénea. Hace ya aproximadamente que MediaTek trabaja en este tipo de productos, y el SoC MT8135 es un buen ejemplo de esto, pero aún queda dar un salto hacia esa plataforma HC en la que la capacidad de proceso ganará muchos enteros.

A esta tendencia le acompañan otras tecnologías que tendrán implicaciones prácticas importantes en los próximos meses y años. Es el caso de un 'Sensor Hub' del que Jou nos habló y que permite reducir el consumo global que generan todos esos sensores que cada vez se integran en mayor número en nuestros dispositivos móviles. Según las cifras de Jou, una solución convencional consume 10mA, mientras que ese concentrador rebaja la cifra a los 0,2mA y la competencia solo puede llegar a los 0,5 mA.

También interesantes son los desarrollos en materia de reproducción multimedia, con un trabajo importante en los códecs H.265/HEVC integrados en diversos procesadores (como el primer codec H.265 4K2K a 30 fps del MT6595) o el soporte de un modo de súper cámara lenta que graba en formato H.264 a 480 fps en los MT6595 y MT6795 y que por ejemplo deja atrás (al menos, sobre el papel) a los 240 fps logrados con el iPhone 6 y su nueva cámara.

En materia de cámaras Jou también destacó la capacidad de sus sistemas de estabilización o de otras tecnologías como su Phase Detection Auto-focus (PDAF), presente en el MT6595 y que permite, como en soluciones análogas de otros fabricantes -incluidos, también, los nuevos iPhone 6/6 Plus) mejorar los tiempos de enfoque y el seguimiento de los objetos enfocados.

Mediatek Londres 5

Otro de los avances que esperamos ver pronto -de hecho, esperamos que muy pronto- es la tecnología desarrollada en colaboración con Japan Display Inc (JDI), y que permitirá que disfrutemos de una frecuencia de refresco de 120 Hz en las pantallas de nuestros móviles, en lugar de los 60 Hz que se nos ofrecen actualmente. Esa mejora será crucial para mejorar la experiencia de uso en todo tipo de escenarios, y si ya habéis probado alguna vez un monitor de PC de 120 Hz (o vuestro televisor) seguramente entenderéis su importancia.

Conclusiones

Es evidente que MediaTek tiene suficientes recursos para seguir planteando soluciones con garantías en el mercado de la movilidad. Sus últimos procesadores se utilizan en productos de grandes empresas -las nuevas Kindle Fire HD 6 y HD 7 integran los SoC MT8135 y el chipset de conectividad MT6628-, pero también mantienen esa apuesta por los fabricantes locales -el reciente Kazam Tornado 348 con sus 5,15 mm de grosor son una prueba de ello, e integran los MT6592-, y aunque no parece que vayamos a verlos en los gamas altas que más pitan, esa ausencia no es por falta de prestaciones.

Mediatek Londres 11
Éste es un ejemplo de la solución turnkey que propone MediaTek, y que trata de facilitarle el trabajo a los fabricantes.

Sin embargo, lo más interesante no es tanto la capacidad de esas apuestas como la visión global que pudimos obtener de una empresa que con esa singular estrategia -apoyo a los fabricantes locales- parece estar ganando terreno a sus competidores.

Eso, teniendo en cuenta que la apuesta por los mercados emergentes es patente con Android One, podría significar un punto de inflexión en una industria en la que continuamente hablamos de los últimos procesadores de Qualcomm y parecemos olvidar que MediaTek -y, esperemos, otros futuros competidores- tienen tantas papeletas (o más) para conquistar los corazones de esa nueva generación de dispositivos móviles, wearables, y dispositivos electrónicos en general que nos aguarda.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir