Compartir
Publicidad

LG G3, toma de contacto en vídeo y primeras impresiones

LG G3, toma de contacto en vídeo y primeras impresiones
47 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El LG G3, el último terminal tope de gama de 2014 en llegar al mercado ya está en la mesa de trabajo de Xataka. No te costará reconocerlo porque el nuevo franquicia de los coreanos repite diseño del G2 para lo bueno y lo malo.

En la parte positiva, el LG G3 sigue siendo el mejor terminal con diferencia que aprovecha sus dimensiones físicas. Pasa a 5,5 pulgadas y mantiene un diseño muy ajustado en medidas muy similar a los terminales flagship de la competencia que rondan las 5 pulgadas.

Mantiene también el G3 los controles de encendido y volumen en la parte trasera, algo a lo que uno al final acaba acostumbrándose. En mano nos ha sorprendido lo ligero que resulta, con apenas 150 gramos, además de lo bien equilibrado que está. Pero, todos esos logros en el tamaño y aprovechamiento del espacio quedan ligeramente nublados por el acabado, que como en el G2 se mantiene en plástico, simulando un cepillado metálico, pero plástico al fin y al cabo al tacto. Aquí el cristal del Z2 o el metal del One M8 nos parecen más adecuados para un gama alta.

También creemos que no haber adoptado la resistencia al agua común en el resto de terminales tope de gama puede jugar en su contra, pues nos parece un extra cada día más interesante.

Donde no tiene rival este terminal de LG ahora mismo es en la resolución de la pantalla. Es una pantalla con resolución 2K con 2.560 x 1.440 píxeles que por ahora sólo nos ofrece lo máximo cuando reproducimos vídeos o vemos imágenes, algo que ya analizamos previamente en Xataka. Con las aplicaciones y menús, las sensaciones son por ahora encontradas y no creemos que, sin que se pongan manos a la obra, se vaya a aprovechar ese salto de resolución en una mayor nitidez.

A nivel de brillo y calidad de pantalla nos convence, sin llegar a ser la que mejor respuesta en exteriores tiene del mercado. En esa situación, de nuevo es mejor ajustar el brillo en modo manual para un extra de luminosidad que no nos da el ajuste automático.

La fluidez del sistema está garantizada con el procesador Snapdragon 801, y la personalización de LG sobre Android 4.4 nos parece muy acertada. La experiencia de uso por ahora nos está pareciendo muy satisfactoria.

Otro punto en el que destaca este LG G3 es en la cámara con un sensor de 13 Mpx con posibilidad de grabación de vídeo 4K y su novedoso sistema de enfoque por láser, que nos está resultando - a primera instancia - muy rápido, fiable y con buen trabajo en escenas con poca iluminación.

Seguiremos probando a fondo este LG G3 para que compruebes pronto si merece o no la pena ir a por él y os ofreceremos en unos días un completo y pormenorizado análisis de sus características.

En Xataka | LG G3.
En Xataka | ¿Merece la pena una pantalla 2K en smartphones 5 pulgadas?.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio