Compartir
Publicidad
Lenovo Phab 2 Pro, análisis: la realidad aumentada también necesita una 'killer app'
Móviles

Lenovo Phab 2 Pro, análisis: la realidad aumentada también necesita una 'killer app'

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka

La revolución que nos prometía la realidad virtual no parece haber sido tan notable como habíamos anticipado, pero hay quien cree que la verdadera magia está en la realidad aumentada, que superpone imágenes virtuales sobre un escenario real que vemos a través de una pantalla.

En Lenovo ya han explorado ese concepto con anterioridad, pero ahora replantean la propuesta con el Lenovo Phab 2 Pro, un smartphone enorme con pantalla de 6,4 pulgadas que cuenta con un sistema de cámaras que prepara al dispositivo para aprovechar al máximo la plataforma de realidad aumentada Google Tango. ¿Han logrado convencernos en este segundo intento?

Un diseño en el que hay una clave: todo es grande

El Lenovo Phab 2 Pro es un dispositivo enorme. Eso puede representar un problema para ciertos usuarios, pero las intenciones del fabricante han sido claras con este producto, que quiere aprovechar esa gran diagonal de pantalla para ofrecer una experiencia de realidad aumentada lo más "grandiosa" posible.

Img 7011 Custom

El diseño está lógicamente condicionado por esa diagonal de pantalla, pero lo cierto es que el producto es aún más voluminoso de lo normal debido a unos marcos superior e inferior generosos. Los laterales son algo más comedidos, pero en general nos encontramos con un producto que no se ha esforzado demasiado por reducir esos marcos.

El Phab 2 Pro tampoco es especialmente delgado ni ligero, pero hay que destacar su impecable construcción en metal, con una trasera ligeramente convexa que ayuda en el agarre y la ergonomía. Los marcos tienen un bisel que además de darle un plus en el acabado general mejoran el agarre de un dispositivo que, eso sí, tendremos que utilizar con dos manos sí o sí, entre otras cosas por sus 259 gramos de peso.

En el lateral derecho encontramos el botón de inicio (con una textura metálica rugosa que ayuda a localizarlo al tacto), además del control de volumen. En el otro lateral simplemente encontramos con la ranura SIM, mientras que en la parte superior está la toma de auriculares. En la inferior es en donde encontramos un conector MicroUSB y las dos rejillas para el altavoz con tecnología Dolby Atmos.

Img 7007 Custom

El frontal de este dispositivo está dominado como decíamos por esa pantalla 2.5D que está ligeramente curvada en los bordes —obviamente no tiene nada que ver con la curvatura de los Galaxy S7 Edge— mientras que en el marco inferior tenemos los accesos software bajo la pantalla.

En la parte trasera contamos con el lector de huella dactilar, además del enorme espacio ocupado por el sistema de cámaras que permiten ofrecer esas experiencias de realidad aumentada. Se trata de un sensor RGB convencional de 16 Mpíxeles al que se le unen un sensor infrarrojo y un objetivo de ojo de pez que se combina con el RGB para añadir la percepción de profundidad.

Lenovo Phab 2 Pro, especificaciones: un poco de todo

Este phablet de Lenovo llega con una hoja de especificaciones de notable alto: la pantalla es evidentemente la característica que más destaca, pero en ese hardware también hay otros elementos llamativos.

Img 7015 Custom
Lenovo Phab 2 Pro
Tamaño 179,8 x 88,6 milímetros
Grosor 10,7 milímetros
Peso 259 gramos
Pantalla IPS de 6,4 pulgadas con cristal 2.5D
Resolución Full HD 2.560 x 1.440, 459 ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 652, 14 nm
Octa Core 4 x Cortex-A72 1.8 GHz + 4 x Core-A53 1,4 GHz
Procesador gráfico Adreno 510
RAM 4 GB LPDDR3
Memoria 64 GB con ranura microSD (hasta 256 GB adicionales)
Versión software Android 6.0 (Marshmallow)
Conectividad WiFi 802.11ac 2.4 y 5 GHz
Bluetooth 4.0
LTE Cat 7 en descarga (300 Mbps) y Cat 7 en subida (100Mbps)
Cámara Trasera 16 megapixels + sensor IR + objetivo ojo de pez (profundidad)
Cámara Delantera 8 megapixels de enfoque fijo
Batería 4.050 mAh (no extraible)
Otros Compatible con Project Tango
Sensor de huellas
Micro USB
Radio FM
Dual SIM
Precio 499 euros

Es curiosa por ejemplo la adopción de un Snapdragon 652, un procesador que no es tope de gama pero que se comporta de forma sobresaliente en casi todas las áreas. Solo hay un apartado en el que este SoC tradicionalmente se tropieza: el rendimiento gráfico, con un Adreno 510 que sufre en situaciones exigentes.

A ese procesador le acompñanan 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad de almacenamiento que afortunadamente podremos ampliar mediante la ranura Micro SD. En el resto de opciones destacan el sistema de sonido, con tecnología Dolby Atmos y un sistema de triple micrófono que según Lenovo permite capturar el audio en 360 grados sin ruidos externos gracias a un sistema de cancelación de ruido.

Img 7017 Custom

La batería cuenta con una capacidad de 4.050 mAh, una cantidad que parece corta a la vista de las dimensiones de este dispositivo, pero también es cierto que el procesador no es el más potente del mercado y eso puede contribuir a una buena autonomía. No ocurre lo mismo con esa pantalla 1440p ni con el hecho de que las experiencias Tango demandan que todos los componentes trabajen a buen ritmo para que esos contenidos de realidad aumentada se comporten debidamente.

Un rendimiento decente, pero no superior

El rendimiento en AnTuTu fue decente: 82.208 puntos, muy lejos de los más de 140.000 que consiguen los topes de gama actuales pero aún así suficientes para demostrar que este dispositivo puede rendir a buen nivel. Ese primer indicador marcó luego el camino del resto de las pruebas, en las que el Phab 2 Pro se comportó muy dignamente, aunque sin poder destacar en ninguna de ellas.

Xiaomi Mi 5s
Snapdragon 821

Lenovo Phab 2 Pro
Snapdragon 652

Galaxy S7
Exynos 8890

Antutu 6

151.900

82.208

136.700

Geekbench 4
(Single/Multi)

1.698/4262

1.454 / 3.482

1.879/5.403

Vellamo:
- Chrome
- Metal
- Multicore

6.115
3.527
3.176

4.249
2.593
3.280
6.434
2.944
3.389

GFX Manhattan 3.0 1080p Offscreen

38 fps

16 fps

28 fps

3DMark:

- Slingshot 3.1
- Ice Stor Ultd.

2.566
30.659

864
17.479
1.906
28.800

PCMark Workbench

6.056

4.682

4.940

Memoria

Interna:
466MB/s lectura
168MB/s escritura
RAM: 15.670 MB/s copia

Interna:
145,01MB/s lectura
55,50MB/s escritura
RAM: 8.821,04 MB/s copia

Interna:
278MB/s lectura
37MB/s escritura
RAM: 16.990 MB/s copia

Como se puede ver en las pruebas, el hardware de este dispositivo se queda atrás con respecto a algunos terminales mejor armados y que tienen precios tanto por encima como por debajo de la propuesta de Lenovo. Es evidente que aquí la baza del Phab 2 Pro no es su procesador o su chip gráfico, sino su sistema de cámaras compatibles con Project Tango.

A pesar de esos números, comparativamente peores que los de sus competidores, debemos destacar que en ningún momento el Phab 2 Pro nos dio la sensación de perjudicarnos en esa experiencia de usuario por esa menor potencia. De hecho la fluidez y comportamiento de las apliaciones fue muy adecuada, aunque es cierto que en juegos la GPU integrada en los Snapdragon 652 pierde enteros.

Lo importante: ¿qué podemos esperar de la realidad aumentada?

La clave de este Lenovo Phab 2 Pro es, lógicamente, su sistema de cámaras y el soporte del Project Tango para experiencias de realidad aumentada. Lenovo ofrece un acceso directo a un icono llamado "Tango" en el escritorio principal, que es desde el cual podremos acceder a aproximadamente 30 aplicaciones compatibles con este proyecto.

20170118 141819 Custom

Tras probar varias de ellas nos encontramos con una situación análoga a la de los dispositivos de realidad virtual: la realidad aumentada es simpática y sin duda causa ese efecto sorpresa —sobre todo en niños— las primeras veces que se utiliza, pero sus aplicaciones prácticas son por ahora muy limitadas.

Hay escenarios en los que no obstante este tipo de tecnología puede ser muy interesante. Es el caso de las aplicaciones para amueblar virtualmente nuestra casa, de las cuales hay dos disponibles en ese catálogo. No pudimos probar Wayfair por no estar disponible en nuestra región, pero sí hicimos uso de Lowe, otra de las herramientas en este sentido.

Poder comprobar cómo quedan los electrodomésticos y muebles de una cadena que los venda antes de colocarlos puede llegar a ser muy útil, aunque hay que tener cuidado, puesto que las dimensiones son siempre aproximadas, no exactas.

via GIPHY

via GIPHY

via GIPHY

via GIPHY

Eso se hace patente también en la aplicación de medición, que permite aprovechar el sistema de cámaras para medir distancias entre dos puntos, siempre y cuando estos estén cerca. Las mediciones son una vez más poco precisas, y por ejemplo tratar de medir la altura de un edificio o de un objeto lejano es inviable con este sistema.

En muchos otros casos nos encontramos con juegos y experiencias de entretenimiento puras que desde luego llaman la atención pero cuyo efecto sorpresa se va suavizando con el tiempo, lógicamente.

Los paseos virtuales en los que aparecen personajes o dinosaurios superpuestos sobre un entorno real pueden ser divertidos durante un rato, desde luego, como demuestran Phantogeist, Woorld o Holo, pero asusta pensar si esas experiencias son más "carne de meme" (el personaje de lucha libre de Holo da mucho juego, eso seguro) que un argumento realmente poderoso para apostar por esta tecnología.

Otros juegos ni siquiera superponen objetos, y simplemente utilizan este sistema más como una experiencia de realidad virtual (podemos girar el Phab 2 Pro para ir explorando la habitación en la que nos encontramos) que como una de realidad aumentada. En este caso, eso sí, el dispositivo sí que toma en cuenta el renderizado del sitio en el que nos encontremos para que mientras andamos con el Lenovo todo esté a una distancia "alcanzable".

A esas experiencias se le suman las que se pueden utilizar desde la cámara, ya que entre los modos disponibles está el modo "AR" que permite superponer algunos personajes (un gato, un perro, un hada) e interactuar con ellos en entornos reales para que esas capturas y esos vídeos puedan tener esos "efectos especiales" tan llamativos que desde luego le dan aún más juego a esos modos de cámara.

En interiores el proceso de renderizado es correcto, pero debemos contar con una buena iluminación interior para que aplicaciones como Lowe no se quejen. Al ir añadiendo objetos y personajes hay algunos que obviamente quedan mejor que otros, más naturales e integrados, y otros menos. Al final hay que tomar este tipo de experiencias como un juego, y aunque hay algunas divertidas, nos preguntamos cuánto tiempo puede pasar hasta que nos cansemos de ese efecto sorpresa inicial.

También cumple como smartphone puro

La experiencia de uso con el Lenovo Phab 2 Pro va más allá de ese atractivo soporte de la realidad aumentada: el dispositivo cuenta con una interfaz limpia basada en Android 6.0.1 (Marshmallow) que se mueve con fluidez en todo momento y que gracias a esa pantalla IPS 2K ofrece un acabado visual destacable.

Img 7026 Custom

Hay algo de bloatware en este dispositivo (McAfee, Accuweather, Netflix, pero lo más destacable es esea opción de instalar nuevas aplicaciones Tango con el acceso directo del escritorio principal. Algunas de ellas son de pago, mientras que otras se pueden descargar y utilizar gratuitamente.

La experiencia multimedia es notable en el apartado de la imagen, aunque la cosa no es tan destacable en el del sonido. La aplicación para modificar las preferencias de sonido de Dolby ofrece algunos perfiles predefinidos que pueden ayudar en este terreno, pero la posición de los altavoces, que apuntan a la parte inferior del dispositivo, puede comprometer la experiencia de audio.

El comportamiento de la batería nos ha sorprendido gratamente, pero aquí hay que señalar que esos tiempos varían de forma notable dependiendo del uso que le demos al dispositivo y, sobre todo, dependiendo de si aprovechamos las aplicaciones Tango durante mucho tiempo. En este último caso la batería, como en los juegos intensivos, se consumirá a una velocidad mucho más rápida.

Aún así con un uso moderado del terminal, incluyendo algunas sesiones con Tango, el Lenovo Phab 2 Pro aguantó más de un día y medio sin despeinarse. El soporte de la carga rápida ayuda también: en apenas media hora tenemos casi el 40% de la carga, mientras que en poco más de una hora podremos completar el proceso.

La cámara posterior de 16 Mpíxeles se comporta bien en exteriores y con buena luz, como la mayoría de sensores actuales con esa resolución, pero la cosa se pone comprometida en entornos poco luminosos.

Como mencionábamos anteriormente, la existencia de ese modo AR que permite superponer diversos objetos y personajes sobre el entorno real puede hacer que nuestras fotos tengan ese plus de originalidad cuando lo necesitemos. Esa característica de hecho le hace ganar algo de puntuación en este apartado.

Lenovo Phab 2 Pro, la opinión de Xataka

Nos encontramos desde luego ante una propuesta distinta en el segmento de los smartphones, una con la que Lenovo pretende diferenciarse con ese soporte de experiencias de realidad aumentada que pueden ser atractivas para ciertos escenarios y usuarios.

Img 7025 Custom

Sin embargo debemos advertir de lo limitado de esas experiencias: hoy por hoy el estado de este tipo de contenidos es aún más prematuro que el de las experiencias de realidad virtual, que llevan ya un tiempo popularizándose. En el caso de la realidad aumentada contamos con pocos escenarios prácticos reales, y los juegos y experiencias disponibles son, aunque simpáticos, limitados.

De hecho nos queda la sensación de que a esta capacidad le sigue faltando —como a la realidad virtual— esa 'killer app' que justifique que la realidad aumentada tiene sentido. La tecnología es desde luego llamativa y las demostraciones que presentan esas aplicaciones sirven para abrir boca, pero una vez más estamos ante un caso de tecnología que puede ser, y no de tecnología que "es" en tiempo presente.

Justificar por tanto la compra del dispositivo solo para poder disfrutar de esas experiencias se nos antoja complicado, aunque desde luego es una forma relativamente barata de acceder a esta capacidad, incluyendo aquí a los desarrolladores que podrían tener en el Lenovo Phab 2 Pro un excelente dispositivo para experimentar en este campo.

Img 7021 Custom

Para los demás, el Phab 2 Pro cumple de forma notable en todos los apartados, pero es cierto que por ese precio hay propuestas que son competitivamente superiores aunque lógicamente no cuenten con ese soporte de Project Tango. Su tamaño también compromete la recomendación: no todo el mundo puede o quiere cargar con este tipo de diagonal, y de hecho nos ha quedado claro que la realidad aumentada también puede tener mucho sentido en diagonales más comedidas.

Con todo y con eso, una buena evolución de la plataforma, y un dispositivo que nos hace ser optimistas con una tecnología que apunta maneras. Ahora queda por ver si esas experiencias comienzan a ser realmente llamativas y permiten ir más allá de ese efecto que hace que pensemos en el Phab 2 Pro más como un juguete que como un dispositivo disruptivo.

8,25

Diseño7,5
Pantalla8,5
Rendimiento7,5
Cámara7,75
Software8,5
Autonomía8,75

A favor

  • Project Tango apunta maneras, hay experiencias divertidas
  • Gran autonomía
  • La pantalla destaca sobre toda la propuesta hardware
  • No tiene un precio exagerado a pesar de ofrecer ese soporte de realidad aumentada

En contra

  • Demasiado grande y voluminoso
  • Los altavoces podrían dar más de sí
  • Cámara que se comporta bien solo con buena luz
  • El rendimiento gráfico es mejorable
  • La realidad aumentada aún no justifica la inversión

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Lenovo. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio