Compartir
Publicidad
Publicidad

iPhone, reflexionemos

iPhone, reflexionemos
Guardar
56 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pasado el éxtasis del momento de la presentación y el orgasmo que sufrieron/sufrimos algunos conforme íbamos viendo la Keynote de Steve Jobs, ya estoy en situación para reflexionar un poco sobre el iPhone de Apple. Aprovecho además una imagen de Gigaom al respecto.

A algunos no les parece nada bien que ya no me entusiasme este gadget de Apple - porque me niego a llamarlo móvil - pero la vida es así.

¿Es realmente el iPhone el camino a seguir en cuanto a un terminal móvil con funcionalidades extra? ¿Cómo puede decir Apple que ha reinventado el teléfono? Mañana cuando conecte el móvil con bluetooth al coche llamaré a Steve y le diré que acabo de reinventar el móvil: un terminal que me lleva a todos lados. Toma reinvención.

Lo que Apple ha hecho es poner su magia a un producto en el que ha recopilado las funcionalidades de otros gadgets de uso común: móvil, iPod o reproductor multimedia y ordenador de bolsillo. No le vamos a negar por supuesto las virtudes al iPhone, sería de locos y necios. Hay muchas cosas innovadoras, e imagino que las que vendrán, pero no es oro todo lo que reluce.

Por ejemplo podríamos hablar de la interfaz y experiencia de usuario que prometen: ese Mac OSX reducido promete mucho, y ahí no hay duda de que lo han hecho bien. Las innovaciones como detectar la orientación de la pantalla y el brillo variable son puntos a favor pero que ya existían.

El otro lado positivo se lo veo a su forma de navegar por Internet. Si todo es como se ve en el vídeo de la Keynote, es una maravilla.

Ahora vayamos con los peros:

  • Lo que más me ha llamado la atención es el que no use teclado. No sabremos hasta que lo probemos qué tal es usar el móvil sin teclado, todo en pantalla. Pero las perspectivas a priori no son muy positivas: a la hora de escribir perdemos el feedback de las teclas (para botones no está mal pero a la hora de escribir texto me parece necesario) y la pantalla quedará inservible al poco tiempo de escribir por la grasa inherente a los dedos. Un lápiz para la pantalla no viene mal de vez en cuando, pero había que hacerlo distinto y futurista. Además, si tienes dedos grandes, escribir en una pantalla por muy grande que sea se complica. Y ya no hablemos de lo que se debe estropear la pantalla.

  • Funciones de iPod: dejando el tema de que me parece que lo han metido con calzador, la memoria les ha quedado muy escasa. No pueden pretender que veamos vídeo en él con esa capacidad. Además, el que no lleve ranura para tarjetas de memoria le quita puntos. Hubiera sido una forma de compensar un poco.

  • Software y funciones corporativas: si descontamos el uso del correo móvil, que también existe ya, el que al parecer no se puedan instalar programas libremente ni que podamos realizar funciones de ofimática, deja fuera un potencial público que sería precisamente el que podría pagar el alto precio del terminal.

  • Batería: no es reemplazable, y eso a final del día si quieres ponerle otra, pues malo.

  • Precio y restricciones: el precio es alto. Mucha gente dice que si los Nseries o dispositivos HTC son también de alto precio, pero no olvidemos que el iPhone viene con un contrato de permanencia de 2 años. Y no vengáis que si hay que sumar el precio de un iPod, un móvil avanzado y una PDA. El iPhone no es espléndido en nada de eso por separado (quizás sí como terminal de acceso a Internet) por lo que ese razonamiento no me vale.

  • Funciones de móvil: mucho se ha criticado, y no es para menos, la ausencia de 3G, sobre todo si quieren promocionar el uso del correo. Eso creo que lo solucionarán rápido pues en Europa me parece esencial. Además, creo que están pensando más en el mercado de EEUU, donde el iPod arrasa, no como en Europa. El Wifi si que me parece un acierto.

Como siempre, Apple ha hecho suya una idea general, pero con su encanto, el sexapeal de la manzana y magia lo han convertido en algo espectacular, con un diseño cuidado, con muchas cosas que mejorar y que a buen seguro que nos traerá también mejoras en los equipos que tenemos en la actualidad. No destaca sobremanera en ninguna de las facetas que ha juntado pero el conjunto le ha quedado mono.

Pero insisto en que no creo que haya hecho un producto redondo y mucho menos que haya reinventado el móvil. Eso lo he hecho yo en mi coche.

Yo, para volver a emocionarme esperaré a Enero próximo en que con total seguridad presentarán una segunda generación con mejoras que se acerquen a lo que realmente espero. Al fin y al cabo es lo que tan bien les ha funcionado con el iPod, ¿Por qué cambiar pues?

Para terminar os dejo con un encantado y convencido de este terminal - cuyo nombre no desvelaré - y que me ha afirmado lo siguiente sobre el uso que él cree que se dará a este iPhone:

  • las funciones de teléfono móvil, llamadas y mensajes SMS, a menudo.
  • el reproductor de audio , con más o menos periodicidad.
  • el reproductor de video, en contadas ocasiones.
  • la navegacion por internet, en contadísimas ocasiones.

Y yo le pregunto, ¿para eso te gastas 600 euros?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos