Compartir
Publicidad
Publicidad

HTC Touch Dual: análisis

Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Enlace al vídeo.

Al HTC Touch se le achacaron diversos problemas cuando se puso a la venta: un procesador poco potente, que provocaba lentitud general en el sistema, la falta de teclado, falta de conexión de alta velocidad,... El HTC Touch Dual viene a solucionar estos problemas.

Esta revisión añade un teclado deslizante al teléfono y un procesador más veloz, además de conectividad HSDPA, aunque por contra desaparece el Wi-Fi del que disponía el modelo anterior, y la verdad es que se echa en falta. Todavía no había tenido la oportunidad de probar el sistema TouchFLO de HTC, que añade un interfaz 3D al sistema, ofreciendo accesos directos a funciones como vídeo, fotos, música, nuestros contactos,... pero una vez probado hay que decir que el resultado es muy bueno. Si toda la interfaz de Windows Mobile siguiera un estilo parecido a este otro gallo les cantaría.

No es ningún secreto que no soy precisamente un fan de Windows Mobile, pero creo que HTC ha hecho un buen trabajo con su remodelado. El Live HTC Home, que nos muestra una serie de datos adicionales en la pantalla principal, ofreciendo también accesos directos a diversas funcionalidades es una muestra de ello, permitiendo mayor velocidad en el uso del teléfono sin tener que meternos por menús y submenús.

El uso del teclado es bastante rápido, una vez nos acostumbramos a las SmartKeys que incorpora. Básicamente, se trata de un teclado QWERTY compactado, donde cada tecla ofrece un par de letras: más rápido que un móvil convencional pero no tanto como un QWERTY completo.

La conectividad 3G funciona correctamente, aunque Windows Mobile no lo pone fácil para configurarla rápidamente, pero una vez en marcha no tendremos ningún problema, pudiendo navegar con suficiente velocidad. Eso sí, se echa de menos, como decíamos, la conectividad Wi-Fi, que nos permita no tener que pagar una tarifa de datos siempre.

Finalmente, una última pega es el peso del terminal, que resulta un poco elevado para lo que estamos acostumbrados hoy en día, sobretodo teniendo en cuenta que no dispone de un disco duro interno, lo cual justificaría los 120 gramos que pesa este.

Como conclusión, un buen avance respecto al anterior modelo, aunque no resulta perfecto, pues se queda a medio camino entre un dispositivo para consumidores y uno para profesionales.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos