Compartir
Publicidad
Publicidad

HTC Diamond, análisis

Guardar
53 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el iPhone de Apple en el mercado, los grandes fabricantes mueven ficha y se apresuran a colocar sus mejores y más mediáticos terminales en otras compañías. HTC por ejemplo ya tiene en el mercado otro teléfono llamado a ser un superventas o al menos a atraer muchas portabilidades. Es el HTC Diamond, evolución del primer HTC Touch al que mejora en prácticamente todo. Lo hace principalmente en diseño, calidad de pantalla, interfaz TouchFlo 3D y autonomía.

En Xataka lo hemos probado durante unas semanas y la sorpresa ha sido mayúscula. Nos esperábamos una mejora sustancial desde el primer HTC Touch pero no nos imaginábamos que nos íbamos a encontrar con un teléfono tan bien pensado, completo y compacto, que puede triunfar tanto a nivel corporativo como a nivel de usuario comñun y consumidor fan de las nuevas tecnologías. Si lo pruebas, te aseguro que engancha con motivos.

No te pierdas en vídeo, por ejemplo, el cliente de Youtube o un juego de bolas adictivo que maneja con soltura y eficacia el acelerómetro del Diamond.

De sus especificaciones no os vamos a contar nada que no conozcáis bien ya gracias al post que en su día le dedicamos en Xataka. En este post os queremos hablar de su comportamiento, de momento en la parte más general y de hardware, pues en Xatakamóvil hablaremos largo y tendido de sus características de software.

El HTC Diamond ha resultado muy agradable y manejable en mano, siendo ligero, compacto y muy cómodo de usar. El acabado, excepto por la parte trasera de plástico, es de calidad. Acero y una cristal que cubre todo el frontal le dan calidez y solidez al mismo tiempo.

Precisamente la pantalla, de tipo táctil, es una de las sorpresas del análisis. Se ve excelentemente, y pese a que al principio de cogerlo entre las manos parece que la pantalla no reacciones bien a nuestros dedos, con unos minutos de práctica el teléfono responde a la perfección. Hay que cogerle el truco y acostumbrarse a él.

De sus especificaciones no nos ha gustado nada que dada la calidad de sonido en reproducción de audio, no cuente con una salida de auriculares para poder conectar los que nosotros queramos. Tampoco la opción de no disponer de ranura para tarjetas de memoria nos parece sensata, pues con la calidad de la pantalla y lo bien que mueve los vídeos, los 4 GB de memoria interna nos parecen pocos. También se podría mejorar el cargador, que es demasiado grande.

De los programas que vienen por defecto con este HTC Diamond nos quedamos sin duda con el navegador Opera y sobre todo con el cliente de Youtube, muy bien pensado, resolutivo y que hace que con conectividad HSDPA y WiFi, ver vídeos en Internet sea una experiencia muy satisfactoria, sin ninguna pega que ponerle.

La cámara de fotos principal (lleva otra para videoconferencia) es de 3.2 megapíxeles, con autoenfoque, que da buenos resultados con luz pero no por la noche. Además, no incorpora flash. Eso sí, la grabación de vídeo es muy buena. Nos hubiera gustado también un botón en la lateral para hacer las fotos. La inercia nos lleva siempre a ese lugar en vez de al botón central, que actúa también como pad de control y que hubiera sido extraordinario su funcionamiento como ratón, al más puro estilo trackpad.

Un tema muy buscado en los análisis de este tipo de productos es la autonomía de la batería. Evidentemente no es perfecta la del HTC Diamond, pero no da problemas de quedarnos sin capacidad de reacción cuando menos nos lo esperamos. Con un uso normal no hay de qué preocuparse, y a pleno rendimiento con WiFi obtiene buenos resultados. Dado el gran número de perfiles de los usuarios de este teléfono, es complejo medir algún tiempo de autonomía. A nosotros nos ha parecido muy correcto el resultado.

Otros aspectos que quiero destacar es el GPS, que viene con sistema A-GPS, y el acelerómetro, que da juego de múltiples formas: para colgar con solo girar el terminal, jugar de forma adictiva (con vibración incluida que podría haberse implementado también en el teclado táctil) y diferente o girar la pantalla de forma automática.

Precisamente el teclado se comporta bien, pero nada espectacular. A pesar de poder configurarlo de varias maneras, la respuesta óptima la obtenemos usando el stylus, no con el dedo.

Como conclusión podemos afirmar que pese al iPhone, HTC ha conseguido seguramente su mejor teléfono, nos atrevemos a decir que el mejor smartphone probado por Xataka hasta ahora, y que si quieres un teléfono atractivo, completo, compacto, que se ajusta a muchos perfiles de usuario distintos, y que ofrece excelente reproducción de vídeo y velocidad de acceso a los datos, lo recomiendo sin dudar. Y me quedo con muchas ganas de probar el Diamond con teclado físico, pues podría ser un terminal casi insuperable a poco que mejoren algunos fallos.

Actualización: para cargarlo, podemos usar un cable miniUSB normal. En el vídeo hay un error.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos