Compartir
Publicidad

Los neandertales usaban "aspirinas" y antibióticos hace 50.000 años

Los neandertales usaban "aspirinas" y antibióticos hace 50.000 años
Guardar
37 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si os digo "Collar de piñones y setas sobre una cama de musgo" pensaréis que voy a hablar de cocina de vanguardia. Pero no, en realidad, estoy hablando de la dieta de los neandertales asturianos de El Sidrón. Hace ahora 49.000 años.

Pero lo más curioso no es eso. Lejos de la 'leyenda urbana' que cree que los neandertales eran una raza muy rudimentaria, el análisis de ADN de varios restos ha desvelado que su conocimiento del mundo que les rodeaba era muy avanzado: usaban corteza de álamo y hongos para tratar dolores e infecciones. El equivalente neandertal de aspirinas y antibióticos. Vaya con la edad de piedra.

Asturias, patria (prehistórica) querida

grgr

Carles Lalueza-Fox y su equipo explican hoy en Nature que el análisis de ADN del sarro dental de tres individuos ha dado claves muy interesantes para entender el modo de vida de las comunidades neandertales. Dos de los individuos eran de la cueva asturiana de El Sidrón y el otro de la cueva belga de Spy.

Mientras el ejemplar de norte tenía una dieta muy variada que iba desde hongos a rinocerontes u ovejas salvajes; los neandertales de El Sidrón no parecían consumir ningún tipo de carne. Solo se encontraron restos musgos, piñones y hongos.

No es una sorpresa, estudios anteriores avalan la idea de que en España los neandertales consumían poca carne (incluso, algunos expertos, dicen que podrían haber sido vegetarianos). Pero, con los datos que tenemos, no se puede afirmar con seguridad.

De hecho, según los investigadores, ciertas señales de los huesos estudiados podrían sugerir incluso canibalismo. Poco más podemos aventurar: el sarro dental cuenta una parte muy interesante de la historia dietética neandertal. Pero no tiene por qué ser toda.

Aspirinas y antibióticos

Un Estudio Precisa La Antigueedad De Los Restos Humanos Neandertales De La Cueva De El Sidron

Pero quizás lo más interesante es que uno de los paleohabitantes de El Sidrón tenía lo que parece un absceso dental doloroso. Estudiando esos fósiles descubrieron que masticaba corteza de álamo, una fuente natural de ácido salicílico (el principio sedante de la aspirina) y Penicillium, un hongo con propiedades antibióticas.

Aún sabiendo que los neandertales de El Sidrón tomaban camomila para mejorar la digestión y aquilea para los dolores inflamatorios, el empleo de estos dos nuevos elementos hace casi 50.000 años es bastante sorprendente. Nos dibuja unas comunidades (o sociedades) neandertales con un conocimiento ecológico muy superior a lo que nunca hubiéramos pensando.

Imágenes | Paul Hudson

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos