Publicidad

La ciencia detrás del sueño y los efectos en nuestro cuerpo, en vídeo

La ciencia detrás del sueño y los efectos en nuestro cuerpo, en vídeo
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si cada vez que duermes poco te levantas modo zombie, te cuesta concentrarte y parece que la noche anterior te has ido de fiesta hasta tarde aunque no haya sido así, tranquilo, porque por desgracia no estás solo: estos son algunos de los síntomas que tu cuerpo muestra como resultado de la falta de sueño. En concreto, y según varias investigaciones, no dormir provoca una reducción del 10% en la precisión motora, reduce la capacidad de percepción, debilita el control emocional y dificulta el pensar.

No son los únicos síntomas, ya que algunos estudios han demostrado que dormir menos de la cuenta nos hace más propensos a tener problemas metabólicos y endocrinos, oncológicos, inmunológicos y cognitivos, además de aumentar el riesgo de diabetes, obesidad, demencia o enfermedades cardiovasculares.

Es más, según otra investigación, el no dormir en 28 horas produce unas consecuencias físicas, motoras y psicológicas similares a las que se producen cuando se lleva una tasa en sangre superior a la permitida para conducir. Y ojo porque no es necesario el estar tanto tiempo sin caer rendido al sueño para sufrir el mismo efecto: dormir seis horas al día durante doce días es muy parecido al que se tendría de haber estado un día entero sin dormir, según una neuróloga de la Universidad de Harvard.

Cómo dormir más y mejor

"Desde la adolescencia es cuando empiezan a educarnos para el insomnio", dicen nuestros compañeros de Magnet, por lo que romper esta dinámica de dormir poco no es sencillo. ¿Cómo conseguirlo? Una buena forma de empezar sería crear una buena rutina de sueño respetando más o menos todos los días las mismas horas para irte a la cama y para despertar. Las siestas deberían integrarse en esta rutina.

Eso a la hora de irte a la cama, pero ¿y antes? Lógicamente no es recomendable que realices tareas estresantes o ejercicios intensos dos horas antes de irte a dormir. Tu dormitorio, además, debería tener un ambiente oscuro y tranquilo. Y si eres de los que sufren para dormirse, quizá te pueda ayudar el practicar técnicas de relajación y conseguir así conciliar el sueño de forma más fácil. En palabras de nuestros compañeros: "Un minuto dormido no es un minuto perdido, es un minuto recuperado".

En Youtube | La ciencia detrás del sueño y los efectos en nuestro cuerpo
En Xataka Magnet | ¿Cuánto debo dormir según la ciencia y qué le pasa a mi cuerpo si no lo hago?
Imagen | Sarah

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir