Publicidad

Este software sugería a los médicos recetar más analgésicos de lo habitual: una farmacéutica pagó para que así fuera

Este software sugería a los médicos recetar más analgésicos de lo habitual: una farmacéutica pagó para que así fuera
21 comentarios

La startup Practice Fusion desarrolla software para registros médicos que permite a los hospitales gestionar el tratamiento de sus pacientes. Ofrece diferentes sugerencias al doctor, desde enviar al paciente a un especialista hasta recetarle diferentes posibles medicamentos. Pero el software de Practice Fusion sugería más analgésicos de lo habitual, una farmacéutica pagó para modificar su algoritmo e interfaz y así aumentar la venta de sus analgésicos.

Según ha informado el Departamento de Justicia de Estados Unidos, se ha llegado a un acuerdo con Practice Fusión para cerrar el caso y posibles sanciones civiles y penales a cambio de una multa de 145 millones de dólares. ¿El motivo? Supuestamente la empresa de desarrollo de software llegó a un acuerdo con una farmacéutica y cobró un soborno para que el software incentivara a los médicos a recetar opioides. Practice Fusion ha admitido la existencia de este acuerdo.

OxyContin OxyContin, el opioide que supuestamente recomendaba el software de Practice Fusion.

En el acuerdo con el Departamento de Justicia el fabricante de opioides que estaba detrás no fue nombrado. Según informó Reuters para Nasdaq, se trata de Purdue Pharma Inc., que fabrica OxyContin.

Respecto a Practice Fusion, al compañía con sede en San Francisco fue creada en 2005 y ha ganado popularidad entre los médicos por ofrecer su software de registro de salud de forma gratuita. A cambio el software muestra publicidad a los médicos.

Incentivar la venta de opioides con tratamientos de largo plazo

¿Cómo hacía el software para incentivar la venta de los analgésicos? Cuando el médico abría el programa para gestionar el registro de salud del paciente una ventana emergente aparecía y preguntaba sobre el nivel de dolor del paciente. Tras seleccionar el nivel, en un menú desplegable aparecía diferentes tratamientos posibles como derivar al paciente a un especialista. Pero también aparecía la opción para recetar un analgésico opioide.

s

En principio este tipo de software y sugerencias son sólo eso, sugerencias para el médico. La responsabilidad final de qué tratamiento escoger depende solamente del médico. Sin embargo estas sugerencias inducían a recetar el opioide. De escogerlo, el software creaba automáticamente un plan de tratamiento con la cantidad y el tiempo que tomar el opioide para aliviar el dolor.

La idea que había detrás era que el software incentivase a los médicos a recetar opioides y si era en un tratamiento a largo plazo que supusiera la venta de opioides prolongada, mejor. Las recomendaciones aparecían más a aquellos pacientes que aún no tomaban opioides o a aquellos que ya se les estaba recetando otros productos de la compañía no tan rentables. Esta versión del software se utilizó desde 2016 hasta inicios de 2019, aunque el acuerdo comenzó a gestarse ya en 2013.

Además de la gravedad que supone que una empresa influya en la decisión de un médico, el caso es especialmente relevante si se tiene en cuenta el problema de los opioides en Estados Unidos. La crisis es considerable hasta el punto en que en 2017 el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos declaró que se trataba de una emergencia nacional. Los opioides llegan a ser adictos para algunos pacientes y hasta mortales por sobredosis. Según indicó la la organización estadounidense, cada día mueren en Estados Unidos más de 90 personas por sobredosis de opioides. Por otra parte, la relación entre empresas y salud pública en Estados Unidos no es algo nuevo.

Vía | @dhh Más información | Department of Justice
Imagen | Flickr

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios