Compartir
Publicidad

Este robot es capaz de hacer cirugías casi de forma autónoma

Este robot es capaz de hacer cirugías casi de forma autónoma
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya lo hemos comentado anteriormente, la medicina es una de las disciplinas que más aprovecha los avances tecnológicos y experimenta con una gran gama de desarrollos, los cuales poco a poco se empiezan a incorpora después de varias pruebas y cuando los componentes son más accesibles.

Como hemos visto, los desarrollos que buscan crear máquinas autónomas siguen avanzando con buenos resultados, donde el objetivo es que las máquinas sean lo suficientemente independientes para realizar tareas por ellas mismas en beneficio de todos nosotros. Tal es el caso de STAR, un nuevo robot cirujano que ha superado su primera prueba con éxito: una operación quirúrgica en un animal vivo bajo una pequeña supervisión.

STAR, el robot cirujano

Al día de hoy existen varios robots que asisten en cirugías, pero el caso de STAR (Smart Tissue Autonomous Robot) es distinto, ya que es capaz de hacerlo solo y sobre tejidos blandos, que son particularmente complicados porque requieren mucha precisión para no doblarse y dañarse, el cual ha sido creado por un equipo de científicos del Centro Médico Nacional Infantil en Washington.

Azad Shademan y Peter Kim, líderes del proyecto, han dado a conocer los resultados de la primera prueba de STAR, donde ha presentado incluso con un mejor desempeño que el de un cirujano, ya que ha logrado unir dos trozos de intestino en un cerdo con vida, todo bajo la supervisión del equipo, quienes aprueban cada uno de los pasos, ya que el robot aún no es completamente independiente.

Star 01

Contrario a lo que muchos podríamos pensar, STAR no posee sistemas de inteligencia artificial, todo lo hace bajo la programación de las mejores técnicas quirúrgicas, pero no se descarta un sistema de IA en un futuro. El robot posee una cámara panóptica que le permite ubicar los objetos en un espacio tridimensional, además de que cuenta con visión nocturna basada en la tecnología infrarroja que se usa en el campo militar.

También encontramos un instrumento de sutura equipado con un sensor que mide la tensión y fuerza, que junto a la cámara logran obtener suturas precisas. Los médicos responsables deben colocar marcas fluorescentes en los tejidos, esto permite que el robot pueda ver y seguir los movimientos del tejido para así no dañarlo.

STAR ha dado muy buenos resultados, así que se seguirán haciendo pruebas en los próximos meses pero ahora dentro de otros hospitales y con nuevos médicos, sin embargo, sus creadores aún creen que tendremos que esperar varios años para ver un robot completamente independiente realizando cirugías, pero no descartan que el sistema de visión y sutura se puedan adaptar a máquinas existentes para asistir a los médicos.

Más información | Science Translational Medicine
Vía | Popular Mechanics
Imágenes | Axel Krieger y Carla Schaffer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio