Estados Unidos erradicó la polio en 1979. O eso creía: ahora acaba de regresar a Nueva York

Estados Unidos erradicó la polio en 1979. O eso creía: ahora acaba de regresar a Nueva York
9 Comentarios

El estado de Nueva York ha decretado el estado de emergencia tras hallar pruebas de que el virus está extendido entre la población. Según las autoridades el objetivo es mejorar la tasa de vacunación contra esta enfermedad vírica. La enfermedad lleva generando preocupación en Estados Unidos desde la detección de un caso en julio en el mismo estado.

Tras los rastros en aguas residuales. El de julio fue el primer caso de poliomielitis, la polio, desde 2013 en Estados Unidos. Se dio en el condado de Rockland, situado algunos kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York. Tras el primer diagnóstico las autoridades decidieron estudiar las aguas residuales para comprobar hasta qué punto el virus estaba circulando en el entorno sin ser detectado. Ante los resultados de ese estudio y pese a que el caso de Rockland sea el único confirmado hasta la fecha las autoridades neoyorquinas han decidido decretar la alarma.

Alarma para mejorar la tasa de vacunación. Se trata del tercer estado de emergencia sanitario en este año en el estado de la costa este americana, tras el de la pandemia y la viruela del mono. Las autoridades han hecho hincapié en la necesidad de aumentar las tasas de vacunación.

La Comisaria de Salud del Estado, Mary T. Bassett explicaba que “con la polio, simplemente no podemos hacer rodar los dados. [Para quienes no están vacunados] el riesgo de enfermedad paralítica es real ”. Este parece haber sido el caso de la persona a quien se diagnosticó la enfermedad.

La polio fue prácticamente erradicada de los Estados Unidos, que en 1979 fue declarado “libre de polio”. El logro fue posible gracias a la vacunación, iniciada 24 años antes, en 1955.

Caída en la vacunación. En 2021 el 92% de los niños de menos de un año habían sido vacunados contra la polio, una tasa cercana a la de las dos décadas previas. Entre 2002 y 2021 la tasa de vacunación de menores de 1 año fue superior al 90%.

A pesar de ello, el estado de Nueva York tan solo cuenta con un 79% de la población vacunada. Se espera alcanzar el 90% a través del estado de emergencia declarado ayer. Uno de los problemas a afrontar será la desigualdad regional en esta tasa, con algunas zonas por debajo del 60% de población vacunada.

¿Llegará a Europa? Aunque ningún caso ha sido detectado en la Unión Europea, un análisis de los residuos en Londres hizo saltar las primeras alarmas. Según el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC), la Unión y los países de su entorno de la Región Europea de la OMS han estado libres de Polio desde 2002, pero puede que la situación cambie si el virus continúa con circulando.

La tasa de vacunación en nuestro entorno es superior a la de Estados Unidos. Según datos de la Organización Mundial de Salud, en España el porcentaje de bebés vacunados durante las dos primeras décadas del siglo XXI superaba el 95%, alcanzando el 99% de bebés vacunados en 2003. Sin embargo este número ha caído al 94% en 2020 y al 92% en 2021.

Esta caída no se ha dado en Portugal, que entre 2018 y 2021 vacunó al 99% de los bebés nacidos. También Francia vacuna con más frecuencia que España a sus recién nacidos, en este caso a un 96% de ellos entre 2016 y 2021, algo menos de los que vacunaba en la década previa, en la que también rondaba la tasa del 99%. En la UE, Polonia y Rumanía son los úncos países con tasas de vacunación que implican riesgo pra la el ECDC. segun

La poliomielitis. La polio es una enfermedad infecciosa causada por un virus, el poliovirus, que afecta a los nervios y puede causar parálisis total o parcial de manera permanente. Se trata de una enfermedad que puede llegar a ser mortal. Se estima que esta parálisis irreversible afecta a una de cada 200 infecciones y que entre un 5 y un 10% de estos casos derivan en fallecimiento según datos de la OMS.

Los síntomas pueden variar en función de la gravedad de la enfermedad, yendo desde los casos asintomáticos hasta la enfermedad paralítica, que puede causar síntomas leves como fiebre y dolor de cabeza, hasta la debilidad muscular y la parálisis asociada a los casos graves.

No existe un tratamiento específico contra la polio más allá de la vacuna, sino que la estrategia es de tratar sus síntomas con antibióticos para algunas infecciones urinarias asociadas a casos intermedios y graves de la enfermedad, analgésicos para tratar los dolores, o fisioterapia para la recuperación de movilidad. Pese a la gravedad de algunos casos, a nivel global los casos de polio han caído en un 99% desde 1988.

Imagen | Mufid Majnun

Temas
Inicio
Inicio