Publicidad

Fallece Christopher Tolkien, hijo del autor de ‘El Señor de los Anillos’: así desenterró ‘El Silmarillion’ para convertirlo en una obra esencial sobre la Tierra Media

Fallece Christopher Tolkien, hijo del autor de ‘El Señor de los Anillos’: así desenterró ‘El Silmarillion’ para convertirlo en una obra esencial sobre la Tierra Media
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Christopher Tolkien, fallecido a los 95 años, es el principal responsable de que hoy conozcamos la notable obra de su padre como la conocemos. Se trata de una figura discutida, que durante mucho tiempo fue considerado por los aficionados un mero exhumador de escritos semi-completos de su padre, cuya publicación autorizaba después de la muerte de J.R.R. Tolkien para aprovechar el éxito de 'El Señor de los Anillos', siendo el más famoso de ellos 'El Silmarillion' en 1973.

Sin embargo, el tiempo ha puesto su figura en un lugar más equilibrado. Como tercer hijo de Tolkien, fue su insistencia la que llevó al autor a elaborar una versión escrita de 'El Hobbit', que hasta aquel momento no era más que una narración oral con la que el escritor deleitaba a sus hijos. Supuso también un importante apoyo para su padre en los trece años que duró la gestación de 'El señor de los anillos', y se entregó a la larga tarea de edición y corrección del texto.

Silmarrillion Just Under The Cover

Tal y como rememora este texto homenaje de la Sociedad Tolkien Española, Tolkien llegó a enviar en 1944 a Sudáfrica, capítulo a capítulo, su obra entonces conocida como 'El anillo', para que su hijo la supervisara y corrigiera. Por entonces, Christopher era piloto de la Royal Air Force y estaba destinado a ese continente, y Tolkien lo cuenta en sus 'Cartas', publicadas años después.

Suyos son también los icónicos mapas originales de la Tierra Media que acompañaron a las sucesivas ediciones de 'El Señor de los Anillos', creados a través de dificultosas plasmaciones gráficas de los bocetos que hacía su padre. A finales de los setenta llegó a redibujarlos para que quedaran más claros y para corregir algunos errores. Parte de su vida profesional, además de ser albacea de su padre, la dedicó a la enseñanza, dando clases de lengua inglesa en New College, Oxford, en los años sesenta y setenta.

La edición de la Tierra Media

El propio Tolkien nombró a su hijo "principal crítico y colaborador" y le dio todos los derechos legales para disponer de su obra y editarla. Fue Christopher quien puso orden en la gran cantidad de manuscritos, a menudo borradores, que componían el legado de su padre, y el resultado de ordenarlo todo, así como corregirlo a fondo, fue 'El Silmarillion'. De mucho menor impacto fueron 'Cuentos inconclusos' y 'La historia de la Tierra Media' en 13 volúmenes, todo a partir de las anotaciones de J.R.R. Tolkien.

La gestión del legado de su padre sumó otra polémica en 2001, cuando se desentendió de la visión de Peter Jackson de la obra de su padre. Llegó a decir que las películas habían traicionado la esencia de los libro original y se embarcó en un largo proceso legal reclamando beneficios a New Line Cinema, a la que pedía 80 millones de libras de royalties impagados. Las partes llegaron a un acuerdo extrajudicial que abrió paso, a su vez a las adaptaciones de 'El Hobbit', cuyo proceso había paralizado también.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios