Compartir
Publicidad

Así es como Viviane Reding engañó a la prensa para obligar a los países europeos a rebajar el roaming

Así es como Viviane Reding engañó a la prensa para obligar a los países europeos a rebajar el roaming
Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El fin del roaming en la Unión Europea y países asociados ya es una realidad. Desde hoy los usuarios podemos viajar por los países incluidos sin la preocupación de que a nuestra vuelta nos podamos encontrar con una abultada factura de móvil, porque lo que paguemos en nuestra tarifa nacional será lo que paguemos. Ahora, el camino hasta aquí ha sido largo, o muy largo.

Para ser más concretos, los primeros intentos por poner coto al roaming en Europa comenzaron en 2007, cuando Viviane Reding, por entonces Comisaria europea de Sociedad de la Información y Medios, lanza la idea de poner fin al roaming dentro de las fronteras de la Unión. Evidentemente, los primeros que se opusieron fueron los operadores, pero Reding hizo una jugada maestra, en forma de noticia falsa, que nos ha llevado a la situación actual.

2004: el germen de la idea

La idea de acabar o poner coto al roaming en Europa lleva sobrevolando desde 2004. Por entonces algunos europarlamentarios empezaron a considerar que era necesario acabar con las fronteras para el uso de tarifas móviles, por un lado para defender a los consumidores y por otro lado para seguir tejiendo una mayor unión entre los países y ciudadanos del viejo continente.

La propuesta no se puso sobre la mesa hasta 2007 y Viviane Reding ejerció de cabeza visible de los exigían primero, rebajas en los precios en roaming, para finalmente acabar con todos los sobrecostes. Y como cuenta Antonio Delgado, corresponsal de RNE en Bruselas, la propuesta no fue bien recibida ni por poarte de la mayoría de los estados miembros ni por el sector.

Los estados miembros y la industria telco no quería el fin del roaming

El argumento nos suena reciente, es el mismo que se ha empleado hasta el día de hoy contra el fin del roaming: las tarifas nacionales subirían y las redes móviles tendrían problemas para dar servicio a todos los usuarios. Ahora, Reding era consciente de que esa idea contaría con el respaldo mayoritario de los usuarios en general, y provocó que esa idea llegase a la opinión pública, para que se posicionase a su favor.

La falsa noticia: había acuerdo

Viviane Reding había constatado ya en un tour por distintas capitales que no contaba con el apoyo necesario para sacar adelante su propuesta, pero sabía que los usuarios de a pie, los consumidores, la respaldarían. La idea no podía caer en saco roto y Reding, según lo que cuenta en su libro, decidió hacer algo: contar a la prensa que una reunión de Ministros de Telecomunicaciones había aprobado una norma para reducir los precios roaming, algo que no era cierto. Al lado tenía a Michael Glos, Ministro de Economía alemán, que dijo que el acuerdo era real.

Reding dijo que los ministros habían acordado una rebaja del roaming y nadie salió a desmentir un acuerdo que no era real

Evidentemente la prensa se hizo eco de la no-noticia (¿cómo no se iban a fiar de la Comisaria?), con artículos que claramente se posicionaban a favor de las medidas anunciadas. ¿Salió alguien a decir que el acuerdo que había anunciado Reding no existía? Ningún político se atrevió a desmentir a Reding, sabiendo que la opinión pública se le echaría encima. Hablábamos de 700 millones de euros anuales ahorrados, solo por parte de los españoles.

Neelie Kroes y Pilar del Castillo tomaron el relevo

Reding había abierto el camino, pero solo lo empezó a recorrer. El mismo verano de 2007 se aplicaron los primeros límites al precio de las llamadas en roaming, de 49 céntimos por minuto de llamada emitida y 24 céntimos por minuto de llamada recibida, lo que supuso rebajas de hasta el 60% respecto a los precios anteriores, pero no había un calendario cerrado para acabar definitivamente con el roaming en Europa.

Reding dejó su puesto en 2009 y fue Neelie Kroes, Comisaria de Agenda Digital, la que tomó el relevo en el asunto del fin del roaming. Las rebajas paulatinas de los precios máximos del roaming en Europa fueron produciéndose, pero el lobby de los operadores y la oposición de algunos países a la desaparición total del roaming eran muy fuertes. No fue hasta junio de 2015, con Kroes ya fuera de su cargo y con la española Pilar del Castillo tomando la bandera del asunto, cuando se fijó la fecha definitiva del fin del roaming: el 15 de junio de 2017.

En Xataka | 11 preguntas y respuestas sobre el fin del roaming en Europa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos