Compartir
Publicidad
Publicidad

A la tercera ¿va la vencida?: el Gobierno prepara un nuevo canon digital a móviles y soportes

A la tercera ¿va la vencida?: el Gobierno prepara un nuevo canon digital a móviles y soportes
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bienvenidos a 2008. O bueno, no exactamente, pero seguro que a muchos les parecerá viajar en el tiempo al leer esta noticia sobre uno de los culebrones tecnológicos más polémicos de los últimos años: el del canon digital. En el último capítulo nos habíamos quedado con un "continuará" después de que el Tribunal de Justicia de la UE "tumbara" el modelo actual con cargo a los Presupuestos generales y el Tribunal Supremo lo anulara en consecuencia. Ahora, semanas después, nos llegan más detalles sobre el nuevo canon digital.

Según adelanta El País, que asegura haber hablado con fuentes conocedoras del acuerdo entre el Ministerio de Cultura y las entidades de gestión y haber visto un borrador del real decreto, el nuevo canon digital será muy parecido al que introdujo el Gobierno de Zapatero en 2006. Es decir, se incluirá como "extra" en el precio de algunos dispositivos electrónicos, como en los móviles, y en los dispositivos de grabación.

Pocos detalles más conocemos sobre su contenido, que según el diario El Mundo "establecería algunas diferencias con respecto al canon digital del periodo 1996-2011". Pocas sorpresas aquí: dicho canon fue declarado nulo en la ya famosa sentencia Padawan, que lo tachaba de indiscriminado, así que es de esperar que incluyan alguna cláusula para limitar su alcance.

¿Cuáles? Viendo las sentencias relacionadas con el canon, parece lógico pensar que las empresas (personas jurídicas) puedan solicitar la exención del pago del canon. ¿Y los particulares? De nuevo, no tenemos muchos más detalles, pero El Mundo asegura que la idea es establecer "un sistema de reembolso de las cantidades del canon más sencillo", de tal forma que la gente que no utiliza dichos soportes para "copias privadas" pueda solicitar la devolución de lo que hayan pagado por ello.

El diario menciona como referencia de este último punto el canon digital italiano. Sobre él se pronunció el Tribunal de Justicia de la UE en septiembre, asegurando que el país debería proporcionar un sistema automático de exención que no debe depender del SGAE italiano. Desconocemos pues qué parte exactamente tomarán como referencia.

Las preguntas que quedan por responder

. A falta de más detalles, son muchas las preguntas sin responder las que esta nueva propuesta nos deja en el aire:

  • ¿Qué dispositivos serán los afectados? Móviles y soportes de grabación, incluyendo discos duros, eso seguro, pero ¿alguna sorpresa más?
  • ¿Qué es exactamente la copia privada? Con la introducción de Reforma de la LPI, el concepto de copia privada se redujo notablemente. Para calcular cuánto hay que compensar por ella, lo primero que hay que hacer es saber qué es y qué no es copia privada, y eso hoy en día no será nada fácil delimitarlo.
  • ¿Cómo será el sistema de exenciones? Aquí es muy importante para el Gobierno hacerlo bien, porque como hemos visto el TJUE ya ha "tumbado" varias implementaciones del canon digital por toda Europa por esto mismo. Tiene que permitir que los ciudadanos y empresas puedan pedir su devolución de forma sencilla.
  • ¿Y las tarifas? Al final, no podemos olvidar que todo esto es cuestión de dinero.
  • ¿Cómo se adaptará esto a los servicios de streaming? "No podemos regresar exactamente a lo que teníamos. Vamos a analizar la realidad, porque están las copias digitales, las licencias, el almacenamiento en nube y un montón de elementos que se van desarrollando", decía el nuevo secretario de Estado de Cultura en una entrevista.
  • ¿A qué se refiere El Mundo cuando dice que será "un sistema menos rígido y más líquido, que se iría actualizando y adaptando a los cambios tecnológicos con el paso del tiempo"? Si bien antes, con el primer canon, grabar cosas en CDs y otros soportes físicos estaba a la orden del día, ahora la situación ha cambiado. ¿Por qué grabar CDs cuando tienes los servicios de almacenamiento online o los servicios de streaming?
  • ¿Quién sale ganando? Es broma, esta pregunta sí tiene respuesta.

Las entidades de gestión, las grandes beneficiadas

La "primera versión" del canon digital incluía una tasa en dispositivos y soportes. La "segunda", en cambio, pasó a incluir el importe del canon en los Presupuestos Generales. Esto no gustó a nadie: a los usuarios, porque lógicamente eso lo pagamos todos a través de impuestos, pero, sobre todo, ni a las entidades de gestión de derechos de autor, que son las que reciben estos ingresos para verse menos "perjudicadas" por las copias privadas.

¿Por qué no gustaba a SGAE, CEDRO y el resto de asociaciones? Sencillo: porque cobraban menos. Mucho menos. El Gobierno decidió que la compensación máxima anual debía de ser 5 millones de euros (algo que luego tachó de ilegal la UE). Para las entidades de gestión, que su mayoría tenían en el canon digital su principal fuente de ingresos, fue un palo importante. Por poner un ejemplo con números, en 2011 ingresaron por el canon con el primer sistema 115 millones de euros. En 2012, ya con el segundo sistema, el Gobierno presupuestó cinco millones.

El artículo de El País ya deja claro quién ha diseñado el nuevo sistema desde el primer párrafo: "el Ministerio de Cultura y las entidades de gestión de los derechos de autor han alcanzado un acuerdo que marca las líneas generales del nuevo modelo". En el mismo artículo citan estudios "más o menos parciales" que calculan que la nueva cifra de ingresos anuales por canon oscilará entre 50 y 80 millones de euros.

Continuará...

En Xataka | Canon Digital: qué es, quién lo paga y por qué nadie está contento con él
Imagen | Hernán Piñera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos