Compartir
Publicidad

Está en camino otra aplicación espectacular de los nanotubos de carbono: los músculos artificiales

Está en camino otra aplicación espectacular de los nanotubos de carbono: los músculos artificiales
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los nanotubos de carbono siguen deparándonos sorpresas. En esta ocasión ha sido un grupo de investigadores de la Universidad de Texas en Dallas el que ha descubierto una aplicación bastante sorprendente de una de las estructuras que más juego está dando a los científicos actualmente. Y es que, al parecer, han conseguido fabricar unas fibras con un núcleo de goma recubierto de los mencionados nanotubos de carbono que tienen unas propiedades mecánicas y eléctricas muy interesantes.

Lo que hace a este material tan especial es su elasticidad. Al estirar las fibras, la goma es sometida a una deformación que afecta tanto a su longitud, que se incrementa, como a su grosor, que se reduce, una propiedad de la goma muy conocida porque todos la hemos observado en alguna ocasión, y que tiene un efecto muy interesante: la resistencia eléctrica de las fibras es inmune al estiramiento.

Músculos artificiales y condensadores

Las propiedades mecánicas, y, sobre todo, eléctricas de estas fibras permiten a la corriente circular incluso aunque las estiremos hasta que adopten una longitud 14 veces superior a la que tienen en su estado natural, cuando no son sometidas a ninguna fuerza. Esta es una consecuencia de la peculiar combinación del núcleo de goma y la cobertura de nanotubos de carbono. Pero lo más interesante de todo esto son las aplicaciones en las que están trabajando los investigadores que han diseñado estas fibras.

Según estos científicos, sus características las hacen idóneas para la fabricación de músculos artificiales, que pueden ser utilizados, entre muchas otras aplicaciones, para rotar espejos en circuitos ópticos o bombear fluidos. Pero no sirven únicamente para esto. También es posible usarlas para fabricar condensadores y otros dispositivos electrónicos elásticos.

Raquel Ovalle-Robles, una de las investigadoras que participa en este proyecto, ha asegurado que sus fibras de nanotubos de carbono son baratas porque el elemento más abundante en ellas es la goma, que es un material económico. Y, además, son relativamente fáciles de fabricar, por lo que podrían llegar al mercado pronto.

Imagen | Alan G. MacDiarmid NanoTech Institute UT Dallas
Vía | Gizmag
Más información | UT Dallas | Science
En Xataka | Los nanotubos de carbono plantean una alternativa flexible a las pantallas táctiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio