Compartir
Publicidad

Así es la cápsula para niños que SpaceX ha enviado a Tailandia, aunque el rescate de los niños ha empezado sin ella

Así es la cápsula para niños que SpaceX ha enviado a Tailandia, aunque el rescate de los niños ha empezado sin ella
56 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Elon Musk sólo ha necesitado un fin de semana para hacer que su equipo de SpaceX y Boring Company cree una especie de submarino en miniatura para rescatar niños. Quizá llegue demasiado tarde, puesto que el rescate de los doce niños tailandeses y su entrenador ya se ha iniciado, pero el prototipo de Musk ya vuela rumbo al país asiático por si finalmente hiciera falta utilizarlo.

Hace poco más de dos días, el empresario anunció que mandaría un equipo de ingenieros de SpaceX y Boring Company a Tailandia, y no irán solos, puesto que se llevarán la cápsula de rescate creada con el feedback que les llegó de la zona. Se trata básicamente de una cápsula tubular con 31 centímetros de diámetro sellada para que no entre agua, y creada a partir del tubo de transferencia de oxígeno líquido del cohete Falcon.

Como decimos, el rescate ha empezado ya sin la cápsula, y ayer se consiguió sacar a cuatro niños de la cueva. Hoy también se continuará con las labores de rescate, y de momento no está claro que la cápsula de SpaceX vaya a llegar a tiempo, aunque "por si acaso" Elon Musk ya la ha enviado y está terminando una segunda.

La cápsula de rescate es lo suficientemente liviana como para poder ser transportada por sólo 2 buceadores, pesa apenas 40 kilogramos, y es lo suficientemente pequeña como para poder atravesar espacios pequeños como las cavidades de la cueva subterránea de Tailandia.

Pese a eso es una cápsula robusta capaz de aguantar golpes. La carcasa de aluminio tiene una alta conductividad térmica, por lo que mantendrá a los pasajeros del interior a una temperatura ambiente, y por si hiciera demasiado frío también lleva una fría capa aislante de neopreno para mantener al ocupante caliente. También tiene su extremo frontal especialmente reforzado en forma cónica para evitar daños por golpes.

La cápsula tiene también cuatro puertos delanteros y traseros para el aire u oxígeno, se ha estado probando durante tres horas en una piscina para asegurarse de que no tiene ningún tipo de fuga, y debería ser capaz de soportar 10 veces la presión del agua de la cueva.

Si no vale para este rescate, lo hará para otros

A Elon Musk se le acusa muchas veces de hacer cosas por pura publicidad, y muchos han visto en el hecho de que su cápsula no llegue a tiempo para los inicios de rescate una mera jugada de marketing para anotarse un tanto a costa la crisis de los niños de Tailandia. Puede que haya más o menos razón en estas acusaciones, pero por lo menos el empresario ya piensa en el futuro de su nueva creación.

Ante esta situación, Musk ha contestado a un tuitero que le pedía que siguiera con este proyecto "por si acaso" diciéndole que aunque acabase no siendo útil en este rescate, quizá sí que se podría utilizar en futuras situaciones similares. Además, también ha afirmado que el diseño podría utilizarse incluso como para cápsula de escape en el espacio.

Como hemos dicho, el primer prototipo diseñado, fabricado y testado durante el fin de semana ya vuela rumbo a Tailandia, y debería llegar allí en pocas horas por si hiciera falta para el rescate. Además, el equipo de SpaceX está creando una segunda cápsula de rescate de 30 centímetros de diámetro que hace seis horas tenían casi terminada, y que quizá podría acabar volando también al país del Sudeste Asiático.

En Xataka | Elon Musk, a través de SpaceX y Boring Company, se suma a la misión de rescate de los niños atrapados en la cueva de Tailandia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos