Publicidad

China está construyendo 100 km de autovía con carriles exclusivos para vehículos autónomos

China está construyendo 100 km de autovía con carriles exclusivos para vehículos autónomos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

China se ha propuesto convertir el coche autónomo, a medio plazo, en un medio de transporte habitual para sus ciudadanos. Y, para ello, ha aprobado empezar a construir carreteras y autovías con carriles exclusivos para su uso por parte de estos vehículos.

El objetivo es poder empezar a popularizar esta tecnología sin tener que esperar a que ésta, aún imperfecta, se sitúe a un nivel que la permita ocupar las mismas vías que los vehículos tradicionales. De este modo, se busca minimizar el riesgo para los ocupantes de los coches autónomos.

Además, los carriles contarán con sensores integrados a lo largo del trayecto que permitirán habilitar peajes inteligentes, así como optimizar la gestión del tráfico, gracias a que ofrecerá información actualizada en tiempo real sobre el mismo.

La primera carretera de esta clase, que se espera que el próximo año permita unir ya Pekín con la Nueva Área de Xiongan (y reduzca el viaje entre ambas zonas de los actuales 90 minutos a tan sólo media hora), tendrá en torno a 100 kilómetros de largo y contará con dos carriles reservados para vehículos autónomos, uno en cada sentido. La velocidad máxima se situará en torno a los 120 km/h.

La 'Nueva Área de Xiongan' forma parte de la conurbación de Jingjinji, que el gobierno chino aspira a convertir a medio plazo en una megalópolis 'inteligente' del tamaño de Tokio: una enorme extensión urbana que permita eliminar los problemas derivados de intentar adaptar estructuras pre-existentes a las nuevas tecnologías de conducción autónoma.

El anuncio de la construcción de esta autovía tiene lugar sólo un par de meses después de que un estudio apuntara que, para 2020, el 50% de los vehículos nuevos de China contarán con alguna función de conducción autónoma. Para las mismas fechas se espera que el 90% de las vías del país cuenten con sensores C-V2X, que permiten interactuar con los vehículos.

Pese a que hace año y medio algunos estados de los EE.UU pusieron sobre la mesa la posibilidad de construir carreteras similares a las que proyecta China, no parece que haya habido novedades al respecto desde entonces.

De modo que, si cumple los plazos proyectados, será la nación oriental quien dará un paso de gigante a la hora de liderar la adopción del coche autónomo.

Vía | The Next Web

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir