Compartir
Publicidad
Estos son los 'speedrunners', y ver cómo se acaban los juegos en tiempo récord es alucinante
Historia Tecnológica

Estos son los 'speedrunners', y ver cómo se acaban los juegos en tiempo récord es alucinante

Publicidad
Publicidad

Para un speedrunner la pregunta no es si se ha logrado acabar el juego. Por supuesto que lo ha hecho, qué nimiedad. Lo que importa es el tiempo en el que lo ha hecho, porque si no ha batido el récord mundial, jamás estará contento.

Son los velocistas de un segmento en el que lo normal es disfrutar de largas partidas. Para los 'speedrunners', no obstante, los enemigos, las puntuaciones y los premios quedan en un alejado segundo plano, porque su obsesión es terminar esos juegos en tiempos récord. Y los vídeos en los que demuestran su pericia son alucinantes, por cierto.

Super Mario Bros como el santo grial de los speedrunners

Kosmic es un viejo conocido del mundillo speedrunner. Este jugador de 'Super Mario Bros' llevaba tiempo demostrando que era posible acabarse el 'Super Mario Bros' en menos de cinco minutos, pero estos días llevó ese logro un poco más allá, y terminó el juego en 4 minutos, 55 segundos y 913 milésimas de segundo. Es muy difícil entender la dimensión de este récord sin ver el vídeo en el que se ve cómo lo logra:

En esa partida, a pesar de lo que podría parecer, hay poco o nada de suerte. Kosmic lleva años jugando al legendario título que en 1985 debutó en la NES, y eso le ha permitido memorizar hasta el último detalle del juego para que su nivel de precisión a la hora de sortear los obstáculos sea absolutamente prodigiosa.

Ese récord queda registrado gracias a los llamados TAS (Tool Assisted Speedrun), herramientas que "encapsulan" el juego en una ventana en la que además el cronómetro va tomando nota de los tiempos parciales y el tiempo total que lleva terminar el juego. E

Super Mario Bros es desde hace tiempo uno de los 'santos griales' para los speedrunners. Nadie había bajado de los 5 minutos hasta 2010, y desde entonces los especialistas han ido "rascando" algo de tiempo a esas marcas.

En los últimos años la tarea se ha vuelto tan difícil que ya solo reducir en unos milisegundos los tiempos para completarlo es todo un logro, lo que hace que precisamente el hito de Kosmic sea aún más llamativo.

Pero atentos, porque 'Super Mario Bros' es solo un ejemplo: los speedrunners están por todas partes.

Tenemos prisa

La historia de los speedrunner comienza en 1993 con otro juego mítico, 'Doom'. Aquel videojuego revolucionó la industria para siempre, y entre los efectos colaterales que provocó estuvo la creación de concursos y torneos para demostrar la habilidad de cada jugador.

Speeddemo1

Como explicaban nuestros compañeros de VidaExtra, un aficionado llamado Frank Stajano creó competiciones para demostrar esas habilidades y que luego los usuarios enviaran vídeos demostrando cumplir los retos. Por ejemplo, acabar con los enemigos solo con los puños o encontrar todos los tesoros del juego en el menor tiempo posible.

Aquello acabó provocando una fiebre por esos modos de juego alternativos, que convirtieron a muchos usuarios en verdaderos seguidores de esa tendencia.

Muchos han sido los juegos que se han visto afectados por dicha modalidad, y desde hace años existen eventos específicamente destinados a completar juegos en el menor tiempo posible. Awesome Games Done Quick, AGDQ, es uno de los ejemplos más conocidos a nivel internacional, mientras que ESA (European Speedster Assembly) en Europa y SRE (SpeedRuns Español) son también muy conocidos en este ámbito y aprovechan por ejemplo ese fenómeno llamado Twitch.

Metal

La cantidad de juegos con este tipo de modalidad activa es enorme, algo de lo que pueden dar buena cuenta sitios web específicamente dedicados a servir como grandes tablas de clasificación para los aficionados a esta disciplina. Uno de los más conocidos es Speedrun, pero también tenemos recursos como Speed Demos Archive en los que es posible ir redescubriendo como usuarios expertos en un videojuego en concreto logran terminarlo en tiempos asombrosos.

Las hazañas se suceden una y otra vez, y los ejemplos son constantes. Tenemos a alguien que tardó 26 minutos y 25 segundos en acabarse 'Pillars of Eternity II: Deadfire' en dificultad máxima cuando lo normal es hacerlo en unas 50 horas. O a ese usuario que se acabó 'Celeste' —que ya de por sí es realmente difícil acabar— en 46 minutos y 21 segundos.

O ese otro que finalizó 'Diablo II' en modo "pacifista", sin atacar a ningún enemigolo de los modos pacíficos también está bastante de moda entre los speedrunners—, o el fan de la saga 'Fallout' que terminó los cinco juegos principales de esta franquicia en apenas hora y media.

Ver Run 100% 2nd part desde Xalikah en www.twitch.tv

Los juegos de Nintendo también causan sensación en este ámbitoque se lo digan a este usuario—, y hacer speedruns de la última obra maestra de la empresa nipona, 'The Legend of Zelda: Breath of the Wild' se ha convertido en algo realmente popular. Hay quien lo ha logrado en 49 minutos como récord absoluto en materia de tiempo más rápido, pero si uno quiere además conseguir el 100% de los objetivos, el tiempo récord es de 49 horas, que parece mucho pero dada la dimensión del juego es una cifra realmente sorprendete.

Ya puestos, el no va más es completar el juego con los ojos cerrados, algo que puede ser discutible para muchos pero que desde luego demuestra la pericia (y memoria) de algunos jugadores. Por cierto: un aficionado de 'Super Mario World' hizo eso mismo con este juego para acabárselo en tan solo 17 minutos. Ahí es nada.

Puede que muchos pensemos que los juegos están ahí para disfrutarlos de otra forma, pero los speedrunners han demostrado que existe otra forma de exprimirlos. Da igual si es mejor o peor, porque lo importante es que uno disfrute del juego. Y si quiere hacerlo a toda velocidad, nos parece estupendo. Sobre todo cuando nosotros también podemos disfrutar de esos logros.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio