Compartir
Publicidad

Research@Intel 2011. I Parte: Sonido, juegos y energía en la nube

Research@Intel 2011. I Parte: Sonido, juegos y energía en la nube
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Resulta curioso comprobar como casi todos los proyectos de investigación del Intel Research Day no tienen que ver con procesadores. Al menos no directamente. La computación está ahí, en segundo plano, pero lo que hemos visto por encima de ella son desarrollos de software que Intel promueve para luego licenciarlos, cederlos a sus clientes o venderlos.

En Intel, de hecho, se vanaglorian de que, si se dedicaran a comercializar directamente sus desarrollos, serían la segunda compañía de software del mundo. En esta primera parte de nuestro viaje a las profundidades de los laboratorios de Intel os descubriremos tres proyectos interesantes relacionados con la música, la transmisión de vídeo y el control inteligente de redes eléctricas.

Armónicos en 3D, el sonido tiene forma

Uno de los primeros proyectos en los que recalamos viene de los laboratorios de investigación ParLab, en la Universidad Californiana de Berkeley. Dos esferas llenas de cables y altavoces dejaban oir un espectacular sonido en el salón de actos del Museo de Historia de la Computación.

Intel Research Day

Los responsables de este proyecto son cazadores de sonido que se dedican a medir y recrear en 3D la forma que tienen las notas musicales según el instrumento que las emite. La dispersión y frecuencia del audio es distinta, por ejemplo, en cada una de las notas de una guitarra.

El objetivo de este proyecto de computación es crear modelos matemáticos que recreen estos patrones y los transmitan a un sistema de audio. Aparte de que el sonido conseguido con este sistema es indistinguible del natural, su implementación en sistemas HiFi permitiría eliminar el feedback de los micrófonos y aprovechar en tiempo real las características de un auditorio para convertirlo en un gran altavoz perfecto. Entre sus aplicaciones podríamos ver en un futuro la aparición de nuevos códecs de audio o sistemas de sonido posicional avanzado en dispositivos portátiles.

Renderizado 3D con Ray Tracing en la nube

De los acordes de los armónicos en 3D pasamos al proyecto de Advanced Graphics Lab, un grupo de científicos que muestran los resultados de su plataforma de Ray Tracing en nube para dispositivos móviles.

Intel Research Day

Para la demostración, los responsables de este proyecto han mejorado los gráficos del juego Wolfenstein 3D mediante la técnica de iluminación 3D en tiempo real conocida como Ray Tracing. Los escenarios de este mítico juego corren sobre cuatro servidores con procesador Intel Core i7 980X de seis núcleos y gráfica Intel Knights Ferry de 32 núcleos. La señal final de este amasijo bestial de computación viaja por cable Ethernet hasta dos miniportátiles que serían incapaces de procesar esa información por sí mismos. El usuario puede controlar de forma fluida el movimiento de la cámara con un frame rate de 30 cuadros por segundo.

El objetivo del proyecto es tan sencillo como crear una plataforma estable que permitiera a miles de usuarios jugar online a títulos con una espectacular calidad gráfica en sus tablets o smartphones. El ancho de banda necesario para aplicaciones comerciales sería de 5Mbps. Como el resto de proyectos, aún está sólo en fase experimental.

Apagar la plancha desde el móvil

Controlar el consumo eléctrico desde la nube, ese es el objetivo de WEST (Wired Energy Sensing Technology), un proyecto que casi está terminado y que podemos ver hecho realidad en la forma de un pequeño adaptador WiFi similar a un PLC que se conecta a la corriente eléctrica de cualquier enchufe del hogar.

Intel Research Day

El objetivo de este dispositivo es captar e identificar las oscilaciones eléctricas de la red para crear un mapa de dispositivos y su consumo. Después, ese mapa se envía a una aplicación disponible para móviles, ordenadores o táblets. Desde este software, el usuario puede apagar un electrodoméstico si se lo ha dejado encendido, programar el aire acondicionado o, simplemente, ver qué aparatos consumen más energía de forma innecesaria.

El control de la red también puede configurarse para que sea el propio programa el que lo ejecute. El tamaño de la infraestrctura eléctrica a controlar determina sus necesidades de computación. Según nos informó su portavoz, instalaciones domésticas podrían controlarse desde un único procesador integrado mientras que, para usos más grandes o industriales podría basarse también en servidores de computación en nube.

Hasta aquí la primera parte de nuestra selección de proyectos de investigación del Research@Intel 2011. Nos vemos en una segunda parte del especial con las cámaras y Kinect como grandes protagonistas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos