Compartir
Publicidad

"La vida debe ser mucho más común de lo que creíamos": un fósil de 3400 millones de años nos da razones para seguir buscando

"La vida debe ser mucho más común de lo que creíamos": un fósil de 3400 millones de años nos da razones para seguir buscando
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He de reconocer que hay investigaciones que aburren hasta a las piedras. El problema es que demasiadas veces, si te descuidas, esa investigación aburrida tiene, de golpe, consecuencias sorprendentes, excitantes y quizás revolucionarias.

Esta semana hemos tenido un buen ejemplo: ¿Puede haber algo más aburrido que el hecho de que "un grupo de investigación californiano haya encontrado un fósil de 3.465 millones de años"? Pues, curiosamente, esa roca tiene mucho que contarnos sobre las posibilidades de encontrar vida compleja fuera de la Tierra.

El futuro está escrito en piedra

John Valley With Sims 15d7e11b 99a9 41b5 B26f 8b32c641d5ff Prv

La sorpresa es que la vida debe ser más común de lo que parece a simple vista. “Hace 3.465 millones de años, la vida ya era diversa en la Tierra, eso está claro: fotosintétizadores primitivos, productores y usuarios de metano, […] consumidores de azufre” explicaba J. William Schopf, profesor de paleontología de la UCLA y autor principal del estudio.

“Esto nos dice que la vida tuvo que haber comenzado mucho antes y confirma que no fue difícil para la vida primitiva evolucionar hacia microorganismos más avanzados”, decía Schopf. Es decir, el reciente descubrimiento es una clara evidencia de que la diversidad de microorganismos ya se habían desarrollado muy pronto (cuando las condiciones en la Tierra eran malas) y eso abre la puerta a repensar algunas cosas que creíamos saber sobre la vida.

La vida tiene que estar más extendida de lo que pensamos

Hace unas semanas, una investigación sugería que la vida era una consecuencia inevitable de las leyes físicas. Es decir, que "ley del aumento de la entropía impulsa la materia para adquirir propiedades" biológicas. No es una teoría nueva, pero que ahora empieza a conseguir alguna evidencia. Y este trabajo se suma desde una perspectiva distinta, pero que ayuda a desmontar mitos.

Bill Schopf Fossil Image 2 2017 B9954580 302e 461e Aaf8 0b89d4483e6f Prv

Sobre todo, la idea de que se necesitan condiciones muy óptimas para que surja la vida o que el paso de las formas de vida primitivas a las complejas era muy lento. Y, aunque plantea dudas (¿Cuándo se originó realmente la vida?), también nos hace aprender sobre dónde y cómo buscar vida.

Porque si sumamos este hallazgo a los recientes descubrimientos que señalan que los planetas son algo muy común en los cientos de miles de estrellas que hemos encontrado allá fuera, encontramos una hipótesis cada vez más plausible: “con las condiciones adecuadas, parece que la vida en el universo debería estar muy extendida”. No deberíamos ser tan especiales como solemos creer: justo lo que necesitamos para seguir buscando.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos