Compartir
Publicidad

Los restos de un naufragio espacial: la última teoría sobre Oumuamua viene de Harvard y reaviva la idea de la nave espacial

Los restos de un naufragio espacial: la última teoría sobre Oumuamua viene de Harvard y reaviva la idea de la nave espacial
59 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Cuanto más estudio este objeto, más extraño me parece", escribió Abraham Loeb, director del departamento de astronomía de la Universidad de Harvard, al conocido millonario ruso Yuri Milner. Estaban hablando del Oumuamua, el primer objeto interestelar conocido por el ser humano.

Loeb llevaba razón y eso que el enigma no ha hecho más que empezar. Ahora él y otro compañero de Harvard sostienen que puede ser "una sonda enviada intencionalmente a la Tierra por una civilización alienígena" o, quizás más probable, "los restos de un naufragio interestelar".

Un objeto rarísimo llamado Oumuamua

File 20171218 27595 160bzbe Oumuamua | Telescopio William Herschel - 29 de octubre

En octubre de 2017, el Pan-STARRS de Hawái se encontró con un objeto realmente extraño: no sólo era el primer objeto interestelar que habíamos descubierto paseándose en el Sistema Solar, sino que, según los datos, estaba girando y tenía una proporción de 5 a 1. Debía ser un cometa, pero uno de un tipo al que definitivamente no estábamos acostumbrados.

En 2018, los astrónomos descubrieron que Oumuamua estaba impulsado por algo más que la gravedad. En principio, pensaban que era algo que encajaba con la actividad de un cometa, pero rápidamente los datos empezaron a descuadrar. El objeto no se frenaba (como esperaban), sino que iba cada vez más rápido; a diferencia de todos los cometas que habíamos observado antes, no tenía cola y la velocidad de su giro no parecía alterarse.

Hace unos meses, cuando pasó cerca de nosotros, la comunidad científica, la prensa especializada y los medios generalistas no dejaron de hablar sobre él. Sin embargo, aunque pudimos certificar que no emitía ondas de radio, no pudimos ver con exactitud ni qué forma tenía.

Los restos de un naufragio

¿Cómo es de raro realmente Oumuamua? Pues no lo sabemos con certeza. Es raro para los estándares de todo lo que conocemos sobre el sistema solar, pero quién sabe qué ocurre más allá de nuestro vecindario. Hasta que no encontremos nuevos objetos interestelares, solo podemos especular y, por suerte, eso se nos da genial.

Como muestra un botón: Shmuel Bialy y Abraham Loeb empezaron a investigar qué podría explicar estos datos. ¿Podría ser, como decían algunas voces, señala que el Oumuamua podría ser/tener una especie de vela solar. Ante eso, lo que hicieron era estudiar qué forma tendría que tener esa supuesta nave espacial.

Tras darle muchas vueltas surgió la posibilidad de que Oumuamua fuera una vela solar. Según los cálculos de Bialy y Loeb, una lámina de entre 0,3 y 0,9 mm de grosor permitiría acelerar un cuerpo de una manera muy parecida a lo que hemos podido ver en realidad.

Son especulaciones, claro. Ensoñaciones de un naufragio espacial de una tecnología tremendamente avanzada. Quizá una respuesta a la paradoja de Fermi. Pero esto no es lo interesante: lo interesante es que es algo nuevo y pensar en él nos ayudará a entender mejor cómo funciona el mundo. Los aliens son solo un extra. Uno que nunca está de más.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio