Compartir
Publicidad

NASA y ESA ponen en marcha su misión para desviar asteroides golpeando naves contra ellos

NASA y ESA ponen en marcha su misión para desviar asteroides golpeando naves contra ellos
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque parezca la trama de una de una película de ciencia ficción, el peligro de que un gran asteroide coche contra la tierra es tan real que tiene preocupadas a las agencias espaciales internacionales. Para poder protegernos de este peligro, los científicos necesitan estudiar más a fondo estos cuerpos celestes y desarrollar técnicas para desviarlos de trayectorias peligrosas para nuestro planeta.

El pasado mes de febrero la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA publicaron el estudio Asteroid Impact Deflection Assessment o AIDA, en el que hablaba de cómo impactar una nave sobre este asteroide para desviarlo. Ahora ha llegado el momento de poner en práctica la teoría, y estas dos agencias han anunciado el lanzamiento de la primera misión para desviar un asteroide de su órbita.

Primero estudiar y después desviar

650 1200

Estudiar la superficie y la estructura interna de los asteroides y mejorar las técnicas para desviarlos de órbitas que pudieran llevarlos a colisionar con nuestro planeta. Este es el objetivo principal de AIDA, la misión conjunta de la NASA y la ESA. Para llevarla a cabo harán falta dos submisiones, la Asteroid Impact Mission (AIM) de la ESA y la Double Asteroid Redirection Test (DART) de la NASA.

La primera de ellas comenzará con el lanzamiento de una nave en 2020, la cual se acercará en 2022 a Didymos y su luna de 160 metros Didymoon para mapearlos y estudiar su composición. Después de hacerlo se alejará para ponerse a salvo y lanzará dos pequeños satélites destinados a ver en primera persona los efectos la misión DART. Esta segunda misión hará colisionar una nave en la pequeña Didymoon con la intención de desviarla de su órbita sobre el asteroide Didymos.

Con esta misión la misión europea mapeará y la norteamericana pondrá el músculo. Entre ambas pretenden entender la estructura de estos asteroides para, a través de su historia, entender mejor la de nuestro Sistema Solar. También quieren saber cómo responden estos cuerpos ante una colisión destinada a desviarlos de sus trayectorias, algo que nos podría servir cuando nos llegue la hora de enfrentarnos a un peligro real e inminente.

Esta no es la única misión de este tipo que se está llevando a cabo. En 2020 la NASA también lanzará la Asteroid Redirect Mission (ARM), con la cual pretenden capturar un pequeño asteroide y hacerlo orbitar alrededor de la luna. De esta manera los astronautas podrán visitarlo y recoger muestras para estudiar en primera persona su superficie.

Vía | Phys.org
Imagen | ESA
En Xataka | Golpear con una nave un asteroide y ver qué pasa, el plan de la NASA y la ESA para proteger la Tierra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio