Compartir
Publicidad

Los satélites podrían ayudarnos a predecir cuándo se va a producir una inundación

Los satélites podrían ayudarnos a predecir cuándo se va a producir una inundación
1 Comentarios
Publicidad

Los satélites pueden ser herramientas muy útiles y más allá de las telecomunicaciones pueden ayudarnos en otras tareas como por ejemplo predecir cuándo se va a producir una inundación. Al menos eso es lo que han demostrado Reager, Thomas y Famiglietti en un artículo científico publicado hace poco en la revista Nature.

Este grupo de investigadores cogió las imágenes de un par de satélites de la NASA para estudiar cómo evolucionó la masa de agua en la superficie en el río Missouri durante el año 2011. ¿Por qué este periodo y lugar tan concreto? Muy sencillo, hubo una inundación muy importante que se tradujo en cinco fallecidos y 2.000 millones de dólares en pérdidas.

La clave está en la cantidad de agua

Lo que demuestra este estudio es que analizando las imágenes de los satélites se puede calcular cuánta agua hay en la superficie y hacer una evolución a lo largo del tiempo. No sólo hablamos de ríos sino también del agua que está congelada, la que está dentro del suelo... Eso sí, el sistema no es perfecto.

mapa.jpg

Si bien es cierto que en el caso de Missouri han logrado establecer una serie de pautas para estudiar este fenómeno, estamos hablando de algo que ocurrió hace tres años. Sería mucho más útil si fuera capaz de predecir lo que va a ocurrir en un futuro y así avisar con tiempo a las personas de una zona para evitar todos los daños y pérdidas posibles.

Otro problema es el tiempo que tarda en obtener las imágenes. Los satélites utilizados (GRACE) tardan tres meses en enviar las imágenes por lo que deja poco margen de tiempo para realizar advertencias. La NASA está trabajando para mejorar este aspecto y que como mucho lleve quince días.

Aún así queda por ver su efectividad porque por ejemplo los servicios nacionales de meteorología de Estados Unidos informaron con tres meses de antelación sobre la inundación del río Missouri y aún con todo eso no se pudo evitar, aunque si mitigar, el efecto de este fenómeno.

Vía | Nature

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio