Publicidad

Japón explorará y traerá por primera vez muestras de Phobos, una de las lunas de Marte

Japón explorará y traerá por primera vez muestras de Phobos, una de las lunas de Marte
9 comentarios

La agencia espacial de Japón ya tiene luz verde para una de las misiones más importantes hasta la fecha. JAXA tiene pensado aterrizar una nave espacial en Phobos, la interesante luna de Marte. De conseguirlo, será la primera vez que pisamos el satélite y todo apunta a que la primera misión de ida y vuelta al sistema de Marte.

Martian Moon Exploration es el nombre que recibe esta misión de la JAXA ya anunciada oficialmente en fase de desarrollo. Es decir, tienen luz verde por parte de la autoridades para desarrollar todo el hardware y software necesario para aterrizar en la luna y además volver de ella con muestras. Se espera que el lanzamiento se de en 2024.

Si bien despegará en 2024 desde la Tierra, necesitará al menos un año más para llegar a Phobos y tan sólo para 2029 se estima su vuelta a la Tierra. ¿Por qué tanto tiempo? Antes de aterrizar en Phobos la idea es que se pase al menos dos años explorando tanto a Phobos como a la otra luna de Marte, Deimos. Creará mapas satelitales detallados de las dos lunas orbitándolas durante este tiempo.

Phobos

Para el análisis de Phobos esperan poder aterrizar con éxito la nave en la superficie del satélite. El MMX incluirá un pequeño rover y un total de 11 instrumentos para tomar mediciones precisas y recoger muestras cavando unos centímetros en la superficie de Phobos.

¿Por qué Phobos?

Phobos ha sido objetivo de los científicos desde hace tiempo. En 1988 la Unión Soviética quiso llegar a la luna de Marte con la nave Phobos 2, pero errores en la computación hicieron que la misión se cancelara. Similar ocurrió de nuevo en 2011 con la misión rusa Phobos-Grunt, que no llegó ni siquiera a superar la órbita terrestre y acabó en el Pacífico al año siguiente.

Este empeño por conocer mejor Phobos tiene varias razones de ser y es por eso que esta misión de Japón puede ser crucial. En primer lugar, analizando mejor los dos satélites y muestras de uno de ellos, es posible averiguar si finalmente se formaron por desprenderse partes de Marte de un impacto o son simplemente asteroides capturados por la gravedad del planeta rojo.

Por otro lado, Phobos puede ser un buen punto de estacionamiento en futuras misiones a Marte. Dada su órbita y cercanía a Marte es una luna perfecta para parar en misiones con destino a Marte antes de aterrizar directamente en el planeta. Pero claro, primero hay que conocer cómo es Phobos analizando mejor su composición mediante muestras.

Vía | Sciencealert
Más información | JAXA

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios