Publicidad

Detectan cuatro objetos en el espacio profundo nunca antes vistos: una especie de anillos gigantescos con borde brillante

Detectan cuatro objetos en el espacio profundo nunca antes vistos: una especie de anillos gigantescos con borde brillante
26 comentarios

Si bien es cierto que los astrónomos tienen una idea generalizada de todos los tipos de objetos que vemos en el espacio, esto no significa que no se puedan encontrar cosas inusuales. Es lo que le ha ocurrido a un equipo de investigadores de Australia, que se ha topado con un una señal detectada por el radiotelescopio con una forma jamás antes vista: círculos enromes con un exterior más luminoso.

El equipo de astrónomos de la Universidad de Western Sydney en Australia ha decidido llamar a estos elementos OCR, abreviatura de 'Odd Radio Circles' (círculos de radio extraños). En un nuevo análisis publicado en arXiv y pendiente de revisión, explican más detalles.

Se han detectado un total de cuatro de estos objetos curiosos. Todos ellos tienen forma circular, aunque tres de ellos cuentan con un borde mucho más brillante asemejándolos con una burbuja o anillo. Los ORC se detectaron por primera vez en los datos recopilados para el Mapa evolutivo del Universo (EMU). Este mapa se está creando con la ayuda del radiotelescopio ASKAP en Australia, que recoge longitudes de onda provenientes de las profundidades del espacio.

Screenshot 1 El sistema de radiotelescopios ASKAP en Australia.

En una primera instancia los astrónomos pensaron que se trataba de algún error del telescopio, a fin de cuentas está analizando datos que supuestamente llegan de miles de años luz de distancia. Pero detectaron un total de tres aOCR seguidos, por lo que no podría ser una simple coincidencia. También se plantearon la idea de que hubiese alguna interferencia en lo datos, como cuando una interferencia que obsesionó a los astrónomos durante años se trataba de la señal de de un microondas. Esta opción se descartó también cuando vieron datos recopilados por otro telescopio en 2013 que recogen el cuarto OCR encontrado.

Sss Los datos que se han recopilado del OCR 1 y el OCR 4. Vía arXiv.

Esta es la magia de los radiotelescopios, que nos permiten detectar señales provenientes del espacio exterior de lo más extrañas. Como aquella que se repite cada 16 días o la que llega en un ciclo de 157 días. En este caso un nuevo objeto probablemente jamás antes visto.

Sin suficientes datos de momento para determinar su origen

Los anillos son particulares, se encuentran a una latitud galáctica alta y a distancia considerable del plano galáctico. Cuentan con alrededor de 1 minuto de diámetro angular. Esta medida se utiliza para calcular el tamaño de objetos que no se sabe a qué distancia están, para ponerlo en contexto, son de alrededor de un 3% del tamaño de la Luna en el cielo nocturno. Sin embargo no se sabe a qué distancia se encuentran, por lo que no se pude determinar mucho su tamaño real.

Plantean los astrónomos la posibilidad de que estos anillos se hayan formado debido a la actividad galáctica en el pasado, pero no saben cómo exactamente. Una de las posibilidades era que sean remanentes de una supernova o una nebulosa, sin embargo el índice de radio espectral no se encuentra en los niveles que se espera del índice de radio espectral de estos fenómenos. El equipo cree que lo que sea que esté causando los ORC probablemente esté fuera de la Vía Láctea, como una onda de choque esférica gigante de algún evento masivo.

Si se recogen más datos en los próximos meses (ya están analizando 6 posibles OCR más que son más débiles y pequeños) se podrá determinar mejor qué son exactamente, cómo se forman y de dónde provienen. Por ahora son un misterio.

Vía | Newsweek
Más información | arXiv

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios