Así es como un grupo de astrónomos ha creado un mapa con 25.000 agujeros negros supermasivos

Así es como un grupo de astrónomos ha creado un mapa con 25.000 agujeros negros supermasivos
9 comentarios

Los agujeros negros son tan masivos como misteriosos. Se cree que en la Vía Láctea hay entre diez y mil millones de estos objetos cósmicos, y aunque son tremendamente difíciles de detectar y cuantificar, un grupo de astrónomos ha logrado crear un mapa visual de más de 20.000 de ellos en el cielo.

En un primer vistazo, la imagen publicada por los investigadores de la Universidad de Hamburgo en Alemania puede parecerse a un cielo estrellado, pero en realidad cada punto blanco representa un agujero negro supermasivo activo devorando una estrella a millones de años luz de distancia.

Un mapa que tardó años en construirse

Los agujeros negros no son visibles con los instrumentos de observación tradicionales, sin embargo, pueden ser detectados desde la Tierra cuando estos devoran una estrella o pasan cerca de una nube de materia interestelar y, por consecuencia, interactúan con su disco de disco de acreción compuesto por gas y polvo.

A medida que los agujeros negros atraen el material estelar y lo destrozan, emiten una enorme cantidad de rayos X. Estas señales de alta energía pueden ser detectadas por LOw Frequency ARray (LOFAR), una red de radiotelescopios distribuida distribuida en 52 estaciones ubicadas en diferentes puntos de Europa.

Precisamente, el grupo de astrónomos liderado por Huub Röttgerin del Observatorio de Leiden utilizó LOFAR para mapear el cuatro por ciento del hemisferio norte y así detectar unos 25.000 agujeros negros supermasivos, dando lugar al" mapa celeste más detallado en el campo de las llamadas frecuencias de radio bajas".

Agujeros Negros Supermasivos
El mapa con los 25.000 agujeros negros supermasivos

Los astrónomos, que han publicado su investigación en Astronomy & Astrophysics, señalan que la ionosfera interfería negativamente en la misión de cartografiar parte del cielo en busca de agujeros negros a través de LOFAR. Para superar ese problema, los investigadores recurrieron a supercomputadoras con nuevos algoritmos para corregir las interferencias.

El equipo planea seguir mapeando todo el hemisferio norte. Además de los agujeros negros supermasivos, el mapa también ayudará a obtener información sobre la estructura a gran escala del universo.

"Después de muchos años de desarrollo de software, es maravilloso ver que esto ha funcionado realmente", dijo uno de los miembros del proyecto, el astrónomo del Observatorio de Leiden, Huub Röttgering.

Vía | Science Alert

Más información | Universidad Leiden

Temas
Inicio