En 2031 tendremos visita: un astro que orbita el Sol cada 612.190 años pasará cerca de Saturno

En 2031 tendremos visita: un astro que orbita el Sol cada 612.190 años pasará cerca de Saturno
10 comentarios

2014 UN271 no es un nombre especialmente llamativo, pero el astro al que da nombre desde luego que lo es. Un objeto más grande que los cometas y al mismo tiempo más pequeño que los planetas enanos. Un objeto con una de las órbitas más excéntricas que conocemos. Un objeto que tarda en orbitar al Sol un total de 612.190 años.

Cada 612.190 años y en 2031 tendremos la oportunidad de verlo en su paso más cercano al Sol. Los astrónomos han calculado su órbita y se espera que llegue a una distancia de “tan sólo” 10,9 unidades astronómicas del Sol. Para ponerlo en contexto, nosotros nos encontramos a 1 unidad astronómica y Saturno se encuentra a 9,58 unidades astronómicas.

Actualmente 2014 UN271 se encuentra viajando por el Sistema Solar. Ya ha cruzado la órbita de Neptuno y se encuentra a unas 22 unidades astronómicas del Sol. En los últimos siete años ha viajado unas 7 unidades astronómicas. Para hacerlos una idea, unos 1.047.185.094 kilómetros.

Su órbita extremadamente excéntrica hace que tarde aproximadamente 612.190 años en dar la vuelta completa al Sol. En Futurism hacen una comparativa interesante: la última vez que se acercó tanto a nosotros era en los inicios de la era de los neardentales.

Screenshot 1

Ni cometa ni planeta

Esta órbita tan extraña también ha imposibilitado estudiarlo mejor. Fue descubierto entre 2014 y 2018 por el Dark Energy Survey. Las estimaciones de los astrónomos indican que tiene un tamaño de entre 100 y 370 kilómetros de ancho. Esto hace que si es un cometa tenga un tamaño demasiado grande mientras que tampoco llega a ser lo suficientemente grande como para considerarlo un planeta enano. Es en todo caso el objeto más grande que hemos identificado proveniente de la Nube de Oort, no el más lejano.

Se espera que en cuanto se acerque un poco más al Sol comience a desarrollar la cola propia de los cometas. ¿Razón? El material helado de su superficie comenzará a vaporizarse debido al calor del Sol. Una oportunidad de oro para que los astrónomos estudien un objeto proveniente de la Nube de Oort.

Por su minúsculo tamaño y lejanía (a la distancia de Saturno), no vamos a poder observarlo a simple vista. Habrá que utilizar telescopios para que pueda ser estudiado más en detalle. Y será algo breve, pues enseguida comenzará a alejarse para perderse de nuevo en al oscuridad del Sistema Solar y más allá de él.

Vía | Futurism

Temas
Inicio