Publicidad

«Hemos progresado mucho en nuestra línea de 7 nm, y esperamos que esta litografía se imponga en 2023», Norberto Mateos, director general de Intel España
Entrevistas

«Hemos progresado mucho en nuestra línea de 7 nm, y esperamos que esta litografía se imponga en 2023», Norberto Mateos, director general de Intel España

En Intel soplan vientos de cambio. Acaba de llegar un nuevo presidente ejecutivo, por lo que no cabe duda de que se abre ante esta compañía una nueva etapa. No obstante, el consejo directivo no ha apostado por un extraño; ha fichado a Pat Gelsinger, un ingeniero veterano que tiene una trayectoria de nada menos que tres décadas en las filas de Intel.

Para hablar de Gelsinger, de la competencia que plantea AMD, de la tecnología de fabricación de semiconductores y de los desafíos que se presentan ante Intel hemos recurrido a Norberto Mateos, director de consumo para la zona EMEA y director general de Intel España. Este ingeniero de telecomunicaciones es el máximo responsable de esta compañía en España, por lo que nadie mejor que él para contarnos cómo se perciben estos cambios desde dentro de Intel.

Pero antes de meternos en harina merece la pena que conozcamos un poco mejor a Norberto. Llegó a esta empresa en el año 2000 procedente de la cantera de Oracle Ibérica, y desde entonces ha ocupado varios puestos con responsabilidad en las áreas de ventas y marketing. Sus más de dos décadas en Intel y su responsabilidad actual le permiten conocer a pies juntillas los recovecos de esta compañía, por lo que tiene mucho que contar. Esto es lo que nos ha explicado.

De la competencia de AMD a las dificultades con el proceso de fabricación de 7 nm

Muchas compañías de tecnología han confirmado que 2020 ha sido un buen año para ellas debido al incremento de las ventas que ha provocado el auge del teletrabajo por la pandemia de COVID-19. ¿Cómo le ha ido a Intel?

Norbertoretrato

Para nosotros 2020 también ha sido un buen año. Ha sido un año de crecimiento y el quinto consecutivo en el que nuestra facturación ha alcanzado cifras récord. Creo que estamos viviendo un momento apasionante. Nosotros hemos bautizado este momento como la época de la inteligencia distribuida, y esta forma de inteligencia exige una enorme demanda de capacidad de computación, algo que juega muy a favor de las fortalezas de Intel.

Nuestro objetivo es ayudar a nuestros clientes a capitalizar los puntos de inflexión tecnológica que estamos viviendo, como son la inteligencia artificial, el 5G, la transformación de la red, etc. Y para tener éxito necesitamos tener un porfolio muy diverso y una gran escala. No obstante, este es un entorno muy cambiante, y nosotros también tenemos que continuar transformándonos. Esto implica definir nuestra posición en la industria y movernos desde nuestro entorno tradicional, el de las CPU, a múltiples arquitecturas; salir del silicio a las plataformas… Tenemos que ser capaces de conectar con lo que queremos hacer.

Los usuarios tenemos la sensación de que AMD está colocando en el mercado soluciones muy competitivas que están fortaleciendo mucho su presencia en el ámbito del PC. Los últimos procesadores Ryzen 5000, sin ir más lejos, han rendido de una forma sobresaliente en nuestro banco de pruebas. ¿Cómo valora Intel la competencia que está ejerciendo AMD en el mercado del PC desde el lanzamiento de los procesadores Ryzen?

El PC nunca ha sido tan esencial en nuestras vidas como lo es ahora. Que sea un negocio creciente provoca que sea muy atractivo tanto para nosotros como para nuestros competidores. Nosotros siempre nos hemos tomado la competencia muy en serio. Sinceramente, estamos muy cómodos con nuestro rendimiento. Y, sobre todo, con nuestro roadmap. Vivimos en un entorno enormemente competitivo, y nuestro objetivo es innovar y traer más valor al mercado con el que competir. Este es nuestro trabajo. Y nuestra filosofía.

«Siempre nos hemos tomado la competencia muy en serio. Sinceramente, estamos muy cómodos con nuestro rendimiento. Y, sobre todo, con nuestro 'roadmap'»

El informe de Mercury Research de la semana pasada acerca del mercado de los procesadores durante el último trimestre de 2020 reflejó que Intel ha ganado cuota de mercado, con un crecimiento año a año del 33%. Este crecimiento se sustenta en las nuevas capacidades, los nuevos factores de forma, la variedad de opciones que damos a nuestros clientes… En el CES hemos presentado cuatro familias de procesadores, lo que se va a materializar en más de 150 diseños de mercado.

Hablabas de bancos de pruebas, y yo creo que lo importante es poner el foco en la experiencia. Por esta razón la plataforma Evo es tan importante para nosotros. Lo que pretende es ofrecer a los usuarios la mejor respuesta a los usos habituales del ordenador; focalizar en el modo de uso frente a solamente en los aspectos específicos de los benchmarks. Así es como lo veo.

Intel Manufacturing 20 Para fabricar los procesadores Core de 12ª generación, Alder Lake, Intel utilizará una revisión mejorada de su fotolitografía SuperFin de 10 nm, que aterrizará por primera vez en las CPU para PC de escritorio.

Durante nuestra última conversación hace dos años y medio me aseguraste que es un error comparar directamente la litografía de Intel con las de AMD o TSMC, pero Intel sigue utilizando tecnologías de fabricación menos avanzadas que algunos de sus rivales. ¿Es esta la razón por la que habéis llegado a un acuerdo con TSMC para que fabrique para Intel los próximos procesadores Alder Lake con litografía de 5 nm? ¿Por qué Intel no tiene su propia litografía de 5 nm?

El punto diferencial de Intel es nuestra estrategia para ser un IDM (fabricante de dispositivos integrados), y ya solo quedamos nosotros. Nuestro objetivo es ser capaces de maximizar los beneficios asociados a este negocio. Es cierto que en julio comentamos en una conferencia que habíamos tenido complicaciones con nuestro proceso de fabricación en 7 nanómetros, y esto disparó las noticias acerca de la utilización de fábricas de terceros.

Nuestro porfolio es enormemente amplio y diverso. Y tenemos que ser capaces de optimizar nuestra fabricación para productos muy distintos. Nuestra estrategia pasa por utilizar nuestras propias fábricas, pero llevamos más de dos décadas utilizando las fábricas de terceros para determinados productos. No obstante, en nuestra conferencia resumen de 2020 hemos comentado que hemos progresado mucho en nuestra línea de 7 nm, y esperamos que la mayor parte de nuestros productos del roadmap de 2023 se fabrique internamente con esta fotolitografía.

Pat Gelsinger tiene lo que Intel necesita

¿A qué se debe el cambio de CEO? ¿Es Pat Gelsinger un revulsivo necesario para mantener la competitividad de Intel?

Yo creo que las compañías necesitan diferentes perfiles en diferentes momentos. En 53 años de historia hemos tenido siete CEO. Bob [Swan] ha sido una persona muy importante, y durante su periodo como máximo responsable de Intel hemos hecho un cambio fundamental en la estrategia de la compañía. Intel era una empresa de CPU, y la realidad actual no se encapsula a hacer los mejores procesadores; hace falta un entorno multiarquitectura porque las cargas de trabajo, los usos y las aplicaciones son muy diferentes.

«Pat Gelsinger reúne gran parte de las características que se requieren en este momento para dar a Intel el siguiente empujón dentro de la estrategia fuerte y sólida que ha establecido Bob Swan»

Si no eres capaz de abrirte a un entorno multiarquitectura no vas a ningún lado. Intel estaba encapsulada en un entorno de mercado determinado, grande pero bastante finito, y con Bob nos hemos expandido hacia mercados de rápido crecimiento. Hemos revisitado nuestra cultura, que tenía ya muchos años. A pesar de ello el consejo ha decidido que es el momento adecuado para un cambio de liderazgo.

Pat Gelsinger trae una experiencia de cuatro décadas en esta industria. Es un experto en tecnología e ingeniería, y viene del mundo del software, que es absolutamente complementario y cada vez está más integrado con el hardware. Tiene 30 años de experiencia en Intel y hay muchos datos muy curiosos, como que fue el vicepresidente más joven de la compañía. Yo creo que reúne gran parte de las características que se requieren en este momento para dar a Intel el siguiente empujón dentro de la estrategia fuerte y sólida que ha establecido Bob Swan.

Intel Pat Gelsinger 2 21075597 Pat Gelsinger, ingeniero de formación, regresa a Intel después de asumir funciones de dirección en compañías como Dell EMC o VMware.

Durante el último año Intel ha apostado muy fuerte por la plataforma Evo para ordenadores portátiles. ¿Qué tal está funcionando? ¿La ha recibido bien el mercado?

Athena, o Evo, como la llamamos ahora, es una parte fundamental de cómo diseñamos nuestras plataformas de futuro. Yo creo que los usuarios esperan cada vez más cosas de sus dispositivos, y esto provoca que nos tengamos que focalizar sobre las experiencias. Que Evo defina unas expectativas acerca de la conectividad Thunderbolt, Wi-Fi o acerca de la duración de la batería lo que hace es decir que no vale que yo tenga el mejor rendimiento si la batería dura dos horas.

El usuario busca fundamentalmente el máximo rendimiento, pero en general necesita ser capaz de jugar y jugar en movilidad porque hoy está en una habitación, y quizá mañana esté en otra, incluso aunque esté encerrado en su propia casa. Creo que esta es la base sobre la que se diseña actualmente nuestra experiencia. Las segundas especificaciones de Evo ya están aquí, y estamos trabajando con todos nuestros ensambladores y las empresas de software para que esta sea una experiencia cohesionada y sin ningún fallo entre unos elementos y otros.

Apple se va, pero Intel asegura que su negocio no se ha resentido

Apple confirmó hace unos meses que irá paulatinamente dejando de integrar los procesadores de Intel en sus ordenadores para apostar por sus propios chips con arquitectura ARM. ¿Qué impacto tiene en el negocio de Intel que un cliente tan grande como Apple deje de comprar sus microprocesadores?

Yo creo que Apple está siguiendo reflexiones parecidas a las que te he estado comentando. Ellos creen que son capaces de ofrecer a los usuarios lo que están buscando con su propia plataforma completa. Nosotros seguimos creciendo, y si esto es así creo que se debe a que estamos haciendo las cosas bien. Estamos en el buen camino. En cualquier caso se trata de dar a los usuarios lo que buscan, y eso significa juegos, escenarios de uso portátiles, entornos de productividad, innovación disruptiva…

«Nosotros seguimos creciendo, y si esto es así creo que se debe a que estamos haciendo las cosas bien. Estamos en el buen camino»

Ahora bien, cuando he leído comentarios como que el chip M1 de Apple es más rápido que el 98% de los PC sin ofrecer ningún detalle… Este tipo de aseveraciones que carecen de fundamento son un poco «baratas». Nosotros podríamos hacer lo mismo y decir que los PC con los últimos procesadores son más rápidos que el 100% de los Mac. Todo depende de lo que estemos midiendo. Se trata de dar a los usuarios lo que buscan y de atraer a los desarrolladores. Estas son las fortalezas de la plataforma abierta de un PC.

Intel confirmó hace tiempo que está trabajando para trasladar su arquitectura gráfica Xe a sus propias tarjetas gráficas dedicadas. ¿Cuál es la estrategia de Intel en este mercado? ¿Va a competir con AMD y NVIDIA?

Nuestra estrategia consiste en ir de un entorno de CPU a un entorno de multiarquitectura, y esto requiere apostar por GPU, FPGA, ASIC y procesadores optimizados para inteligencia artificial, entre otras opciones. Esta es la realidad de las cargas de trabajo actuales, y si Intel pretende ir con una CPU de propósito general a ganar en todos esos mercados se quedaría atrás. La GPU no es solamente una tarjeta gráfica para el mercado de consumo, sino también una estrategia fundamental dentro de nuestra filosofía general de convertirnos en un fabricante de multiarquitectura.

Dicho esto, sí, hemos diseñado una nueva arquitectura, conocida como Xe, y sobre ella vamos a lanzar productos que van desde los teraflops hasta los petaflops; desde los productos de entrada hasta los de máximo rendimiento para entornos de supercomputación e inteligencia artificial. Nuestra oferta aglutina la arquitectura Xe-LP, nuestra lógica gráfica integrada para Tiger Lake, Xe MAX, y después lanzaremos Xe para equipos de escritorio, para los jugones. Y a partir de ahí hacia arriba, hacia los centros de datos con nuestras soluciones Xe-HP, con las que buscamos los teraflops.

Queremos desarrollar innovaciones interesantes, como un diseño multi-tile que nos va a permitir incrementar la escalabilidad y desarrollar una arquitectura de alto rendimiento para alcanzar los petaflops que requieren tanto los entornos de computación de alto rendimiento como la inteligencia artificial. En definitiva lo que buscamos en este ámbito es una arquitectura única, con una estrategia de software única y un código de base único que nos permite soportar múltiples generaciones de gráficos. Estamos aquí para competir en todos y cada uno de esos segmentos.

Norberto Norberto Mateos lleva más de veinte años en Intel. Antes de hacerse cargo de la dirección de la compañía en España ocupó varios puestos con responsabilidad en las áreas de ventas y marketing.

Durante la última edición del CES Intel ha confirmado que los próximos procesadores Rocket Lake-S implementarán la norma PCI Express 4.0. Es una buena noticia, sin duda, pero hace mucho que AMD propone a los usuarios procesadores con PCI Express 4.0. ¿Por qué Intel no ha apostado antes por esta tecnología?

Creo que en esta carrera por la innovación a veces se toman decisiones que están más promovidas por el marketing que por necesidades reales debido a que los dispositivos que utilizan las últimas tecnologías o no están disponibles, o no tienen un alcance masivo. En cualquier caso, dada la predominancia de estos anuncios en el futuro haremos una transición más rápida a PCI Express 5.0 y las futuras generaciones de esta interfaz.

Es una cuestión de cómo se balancean las transiciones dentro de las plataformas. No es una problemática; simplemente se toma la decisión de integrar o no. Y si esto es importante para los usuarios lo vamos a hacer. No nos cuesta absolutamente nada. Si cuando llegue el momento PCI Express 5.0 es importante para los usuarios lo integraremos enseguida. De hecho, esta transición ya está definida en la plataforma para los centros de datos: a finales de este año ya tendremos en ella PCI Express 5.0.

Alder Lake es una apuesta rupturista que marca el camino a seguir

La arquitectura híbrida por la que apostará Intel en los procesadores Alder Lake, que combinará núcleos de alto rendimiento y núcleos de alta eficiencia, es una apuesta rupturista. ¿Es este el camino que seguirá Intel en adelante para incrementar la relación rendimiento/vatio de sus procesadores?

Yo creo que sí porque si nos fijamos en las cargas de trabajo comprobaremos que hay aplicaciones que requieren núcleos muy potentes y la mayor capacidad de procesamiento posible en cada uno de ellos, y también hay aplicaciones que requieren la máxima paralelización y el mínimo consumo.

«Sí, creo que Alder Lake marca el camino que seguirá Intel en el futuro»

Creo que esta arquitectura híbrida de núcleos de alto rendimiento y núcleos de bajo consumo va a permitirnos avanzar en este escenario. Creo que cuando seamos capaces de dominar el entorno de fabricación y el software para maximizar esta propuesta veremos los dos extremos: un extremo de máximos núcleos y máximo rendimiento, y también un extremo de máximo número de núcleos y mínimo consumo.

En el entorno del PC lo que se busca es el balance de estos dos parámetros para encontrar el máximo equilibrio. Estoy convencido de que este es el camino para ser capaces de optimizar y traer los aceleradores específicos de los motores de inteligencia artificial que utilizamos en el PC, que buscarán paralelizar al máximo con el mínimo consumo. Y cuando necesitemos ejecutar tareas más pesadas tendremos los otros núcleos.

Intel es una de las compañías que han apostado con más claridad para favorecer el desarrollo de la computación cuántica. ¿Cuáles son los desafíos que pretendéis resolver a corto plazo en esta disciplina? ¿La computación cuántica es ya una fuente de ingresos importante para Intel, como lo es, por ejemplo, para IBM, que ya tiene ordenadores cuánticos comerciales?

No. Yo creo que actualmente la aplicación comercial de los ordenadores cuánticos es muy discutible. Hay determinados escenarios de uso, como el diseño de fármacos o la predicción de desastres naturales, que van a ser los que primero se beneficiarán de esta innovación, pero creo que aún estamos lejos de poder resolver estas necesidades de forma genérica y para el entorno comercial.

Esta industria aún tiene que desarrollarse más, y nosotros estamos trabajando con la academia y las organizaciones que la lideran para acercar esa computación cuántica de laboratorio a los problemas reales. La aportación de Intel es desarrollar desde los cúbits hasta los algoritmos, pasando por el control de la electrónica y las interconexiones. En cualquier caso, desde mi humilde punto de vista creo que todavía nos queda para ver cómo los ordenadores cuánticos resuelven problemas reales.

Intel Pohoiki Springs Neuromorphic 4 Intel está invirtiendo recursos en el desarrollo de la computación cuántica y neuromórfica. En esta fotografía podemos ver el sistema neuromórfico Pohoiki Springs, que integra 768 chips Loihi y 100 millones de neuronas artificiales.

Durante los últimos meses Intel ha dado a conocer varios logros en computación neuromórfica. ¿Están cerca las aplicaciones comerciales de esta tecnología? ¿En qué aventajan los procesadores neuromórficos de la familia Loihi a los procesadores con arquitectura CISC o RISC convencionales?

Son arquitecturas diseñadas desde cero con aproximaciones totalmente distintas. Loihi y otros procesadores neuromórficos tienen el potencial de desarrollar un modelo de computación programable completamente diferente. Creo que aquí nuestra aportación es ser un catalizador de la comunidad. Estamos involucrando a los grupos académicos, los laboratorios gubernamentales, las instituciones de investigación y a compañías de todo el mundo para dar forma a una comunidad vibrante constituida por cientos de desarrolladores alrededor de todo el mundo. Creo que es necesario hacer un esfuerzo conjunto para que esto funcione.

Es sorprendente que ya hayamos conseguido desarrollar una arquitectura de neuronas artificiales interconectadas entre sí que gracias a la conexión de cientos de chips es capaz de ponerse al nivel de un mamífero pequeño. Es prometedor, pero todavía nos queda mucho. Aún nos queda mucho camino por recorrer para ver aplicaciones comerciales de esta tecnología.

La inteligencia distribuida será un ingrediente clave de la Intel del futuro

Para concluir nuestra conversación ¿dónde ves a Intel, por ejemplo, dentro de cinco años? ¿Cómo imaginas la compañía para la que trabajas?

La tecnología cada vez es más importante en nuestras vidas, pero es complicado prever cómo será el futuro a medio plazo. El problema al que nos enfrentamos es que muchos de los datos que generamos no se utilizan. Nosotros decimos que solo usamos entre el 1 y el 2% de los datos que generamos, por lo que creo que en cinco años daremos un salto cuantitativo que nos permitirá aprovechar toda esa información. Y ese aprovechamiento de los datos va a provocar que la tecnología sea mucho más eficiente.

«Solo usamos entre el 1 y el 2% de los datos que generamos, por lo que creo que en cinco años daremos un salto cuantitativo que nos permitirá aprovechar toda esa información»

Creo que Intel tiene que jugar un papel muy importante desde el punto de vista del centro de datos que sostiene esa visión de futuro. Actualmente estamos hablando mucho acerca de la toma de decisiones distribuida. Acerca de la inteligencia distribuida. Este es el futuro que ve Intel. Las comunicaciones 5G unidas a la posibilidad de tomar las decisiones a nivel distribuido van a cambiar nuestra experiencia como usuarios. Van a enriquecer nuestros procesos. Nuestra vida. Y espero que Intel sea un jugador muy importante en este porvenir.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio