Compartir
Publicidad

“A nadie de aquí le importa nada la economía española” Entrevista a los empleados españoles en Intel (I Parte)

“A nadie de aquí le importa nada la economía española” Entrevista a los empleados españoles en Intel (I Parte)
Guardar
107 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cómo puede uno acabar trabajando en una empresa como Intel? ¿Es complicado adaptarse a la vida en los condados que forman Silicon Valley? ¿Y qué pasa si quieres volver a España o cambiar de empresa? Todas estas preguntas ya se las hicieron en su día Manny Vara, Pablo Díaz, Gaspar Mora, Gloria Nogales, Rufo de Francisco, José Antonio del Caño y Oscar Nestares. Todos ellos son españoles que actualmente trabajan en la sede central de Intel, en Mission College Boulevard, Santa Clara.

En esta primera parte de la entrevista con nuestros chicos en Intel no vamos a hablar de procesadores, núcleos o nanómetros, sino de personas, de cómo acaban un granadino, un cántabro o una madrileña trabajando en california, en ese corazón del sueño americano llamado Silicon Valley y en una de las empresas más grandes e influyentes del panorama tecnológico actual. Esta es su historia.

Xataka: Empecemos por una pequeña presentación ¿De dónde venís, qué hacéis en Intel y cuanto tiempo lleváis trabajando para la compañía?

Españoles en Intel: Pablo, por ejemplo, es de Granada y lleva en Estados Unidos desde 2001 y en Intel desde 2009. Desarrolla software de CAD para que los físicos puedan diseñar los circuitos y estructuras sin tener que imprimirlas en Silicio. Gaspar Mora comenzó trabajando en Intel desde España durante un año y medio y luego se trasladó aquí. Él trabaja en el diseño de redes dentro del chip.

Manolo Vara es, probáblemente, el más veterano en esto de vivir el sueño americano. Lleva 28 años en Estados Unidos, viviendo en Nueva York y trabajando para Sony. Después se trasladó a California y lleva 15 trabajando en Intel Labs, en el departamento de comunicación.

Españoles Intel

Gloria Nogales es responsable de Operaciones de venta de uno de los grupos y lleva unos 5 años en Intel y 18 en Estados Unidos. Rufo de Francisco lleva desde el 89 en el país y en Intel desde el 92, trabajando en desarrollo de software de servicios como compiladores y herramientas de análisis de rendimiento. Por últrimo, Oscar Nestares lleva 8 años en Intel y trabaja en temas de procesado de vídeo.

Xataka: Lleváis todos muchos años en Estados Unidos ¿Cómo acabásteis trabajando aquí? ¿Cómo tomásteis esa decisión?

Españoles en Intel: Cada caso es distinto, pero más o menos a todos nos pasó lo mismo. Acabas la carrera o los postgrados, sales al mercado laboral y, después de meses o años trabajando en España, ves los sueldos, los precios de las casas, haces cuentas y descubres que vas a necesitar 40 años de sueldo casi íntegro para pagar un piso pequeño. Entonces decides continuar tus estudios, empiezas un doctorado, aceptas una beca de investigación en el extranjero… La mayor parte llegamos a Intel desde el entorno académico. Rufo, por ejemplo, es de Laredo y estuvo un año en la Universidad de Cantabria, pero el mundo de la investigación en España es frustrante. Los ascensos son muy rígidos y no se guían por los méritos.

La mayor parte llegamos a Intel desde el entorno académico.

Gloria empezó en el 92, coincidiendo con una crísis muy fuerte. Le salió la oportunidad de trabajar en una empresa estadounidense y, en el momento en que entras en el mundillo laboral aquí, es mucho más fácil ascender y encontrar cosas interesantes en las que trabajar.

El caso de Manolo es menos habitual, porque vino a Estados Unidos de niño y ya no salió de aquí. Oscar era funcionario de investigación en el CSIC, nada menos. Cuando acabó el doctorado vino a hacer un curso de postgrado en Stanford y allí conoció a la persona que le ofreció trabajar en Intel. En 2003 se trasladó a California con toda su familia.

En términos prácticos, lo que necesitas para trabajar aquí es un visado de trabajo, que se llama H1B. Si a la empresa le interesas, te tramitan y te pagan el visado ellos mismos. Es una cuestión de oferta y demanda en el mercado laboral.

Xataka: ¿Cómo son los horarios? porque en España se dice que lo normal en las empresas de Silicon Valley es que prácticamente se vive en la oficina.

Españoles en Intel: No es del todo así. Aquí se trabaja por objetivos, pero a la empresa le da igual que mandes los emails desde casa o desde la oficina. Gloria, por ejemplo, trabaja temporadas desde la delegación de Madrid. Aquí no existen horarios y, por tanto, tampoco horas extras, pero tampoco te dicen nada si una mañana necesitas hacer algo y te ausentas.

En España las reuniones tienden a alargarse innecesariamente. Aquí si una reunión es de 9 a 10, acaba a las 10.

La diferencia fundamental es la gestión del trabajo. En España las reuniones tienden a alargarse innecesariamente. Aquí si una reunión es de 9 a 10, acaba a las 10. No hay vuelta de hoja. El sistema estadounidense está construido de manera diferente desde la base. Al trabajar por objetivos, no hay posibilidad de que se de el caso, tan típico en España, del empleado de turno que no hace nada pero lleva tantos años en la empresa que nadie le echa. En Intel los objetivos se revisan de forma muy periódica y los empleados que no los cumplen suelen irse muy rápido.

Xataka: Hablemos de ocio, ¿Como van las vacaciones aquí?

Españoles en Intel: Hay tres semanas de vacaciones al año que suben a cuatro según te vas haciendo veterano. Después hay una cosa que se llama período sabático. Se trata de dos meses de vacaciones adicionales que puedes coger seguidas cuando ya llevas siete años en la compañía. Más que un regalo, son una necesidad porque, después de tantos años, te quemas mucho.

Españoles Intel

Xataka: En España se habla mucho de la reforma laboral para flexibilizar el despido ¿Cómo funciona aquí el irse a otra empresa, la contratación o el despido?

Españoles en Intel: El sistema aquí no es que sea flexible, es que es darwiniano. Mira, aquí hay un concepto que se llama ‘Employment at will’ que significa literalmente ‘Empleo a voluntad’. Tú vienes al trabajo porque quieres y porque tu empresa quiere que vengas. Te puedes ir cuando te de la gana y también te pueden echar cuando les de la gana, de un día para otro. En California hay leyes locales que protegen algo más al trabajador, pero poco más.

Tú vienes al trabajo porque quieres y porque tu empresa quiere que vengas. Te puedes ir cuando te de la gana y también te pueden echar cuando les de la gana, de un día para otro.

En cuanto a la movilidad, tienes que olvidarte de estabilidad geográfica o de empresa. Aquí no te dicen si quieres trabajar en otro sitio, te dicen: ‘Oye, tu trabajo se va para California ¿Vas a ir?’ En ese momento sólo puedes elegir entre cambiar de empresa o ir donde te ofrecen.

Otro tema importante es la formación contínua. Puedes encontrarte en la situación de que, de un día para otro, prescindan de tu puesto y tienes que estar preparado y al día para poder buscar otro trabajo. Aquí no hay espíritu corporativo. Si llevas mucho tiempo en una empresa la gente te pregunta por qué. Los empleados se mueven muchísimo y ahora es muy buen momento para encontrar trabajo en Silicon Valley. La crísis se ha notado hace tiempo, de 2006 a 2008, pero ahora ya no nos afecta tanto como lo está haciendo en España.

Xataka: ¿Cómo es vivir en Silicon Valley? ¿Qué es lo que más os chocó de la forma de vivir estadounidense?

Españoles en Intel: Aquí se vive de P___ Madre (risas). El cómo vivas depende sólo de tí. Puedes llevar una vida muy tranquila o no. Tienes muchos ambientes donde elegir. Aquí puedes vivir como quieras. Un detalle muy diferente a España es, por ejemplo, que la gente va en coche a todas partes y es muy raro ver personas paseando por la calle o desplazándose a pie.

Españoles Intel

California, por otro lado, es uno de los estados más liberales del país, muy dado a innovar, muy cosmopolita y con pocos prejuicios. Ese fue el caldo de cultivo para la formación de Silicon Valley o Hollywood, pero también cambia tu manera de ver las cosas. En Intel, por ejemplo, no hay necesidad de venir con traje y corbata y nadie se fija en otra persona que en cualquier otra parte sería tachada de geek o friki.

California, por otro lado, es uno de los estados más liberales del país, muy dado a innovar, muy cosmopolita y con pocos prejuicios.

Otra cosa curiosa es que no necesitas el inglés para nada, al menos no para sobrevivir (sí para trabajar). Esto es casi México. Te llega una factura de la luz y te ponen, en español: ‘Si no entiende esta carta, llame a este número de teléfono y se la enviamos en su idioma’. También hay muchísimos trabajadores de habla hispana.

Xataka: ¿Tú llamas a Intel o Intel te llama a tí?

Españoles en Intel: Un poco las cos cosas. Intel era una joya en los 90, pero ahora ha perdido algo de lustre comparada con empresas más de moda como Facebook o Google, por eso ha abordado una campaña para captar gente nueva. También es muy habitual que la empresa cree laboratorios satélite de distintas especialidades en otros países. Si entras en uno de esos laboratorios es más fácil que acabes aquí.

Xataka: Silicon Valley es la cuna de las start-ups ¿Que tal es esto para el emprendizaje?

Españoles en Intel: Es el lugar ideal, porque la cultura empresarial estadounidense es más flexible con el fracaso. Conocemos a gente que ha iniciado una, dos, tres empresas nuevas, todas han fracasado y no pasa nada. Algunos incluso presumen sobre cuántas nuevas empresas fallidas llevan. No supone verguenza ninguna, al contrario. Tampoco hay problema a la hora de volver a tu antigua empresa. Un trabajador puede irse de Intel, intentar montar un negocio por su cuenta y, si no funciona, volver al cabo de unos meses.

Xataka: ¿Cómo se percibe España a nivel de Empresa o económico, ahora que la crísis está en pleno áuge en nuestro país?

Españoles en Intel: España está muy de moda por el deporte y la cultura. Puede parecer una tontería, pero aquí los deportes importan mucho y el ser campeones del mundo de baloncesto, tenis o fútbol es algo que a los estadounidenses les llama mucho la atención y ayuda a situar España en el mapa. A nivel económico o empresarial, a menos que leas el Wall Street Journal, a nadie le importa nada lo que pasa en España. Casi importa más lo que pasa en Asia y, a nivel de la gente normal, no te hace falta saber nada del resto del mundo. Es una actitud un poco cerrada pero es que realmente no les hace falta saber de España para vivir sus vidas.

A nivel económico o empresarial, a menos que leas el Wall Street Journal, a nadie le importa nada lo que pasa en España.

A Gloria hace poco le preguntaron de donde era y, al decir España, le preguntaron: ‘¿De cual? ¿De la de Europa o de la América del Sur?’ Mucha gente no distingue entre una persona de habla hispana y otra.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos