Publicidad

Qué dicen los programas de PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos y Vox sobre política energética, energía solar y nucleares
Energía

Qué dicen los programas de PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos y Vox sobre política energética, energía solar y nucleares

Publicidad

Publicidad

La energía es un tema central del mundo actual. Cosas tan fundamentales como el cambio climático, la pobreza energética, la movilidad o la crisis de la industria están completamente atravesadas por el problema de la energía y los partidos políticos los saben.

Estamos, pues, ante un tema clave para el futuro del país. Sobre todo, ahora que las elecciones generales del 28 de abril han hecho que se pongan sobre la mesa los modelos de transición energética, economía digital y reconversión industrial. Desde Xataka hemos querido examinar un tema que, como bien sabemos, dará mucho que hablar.

Programas electorales: instrucciones de uso

congreso

Los programas electorales son documentos difíciles. Sobre el papel, se tratan de exposiciones sistemáticas de las propuestas de país de cada uno de los partidos, pero la realidad es mucho más compleja. Estos documentos son un campo de batalla entre los expertos de cada uno de los temas, las estructuras políticas y los equipos de prensa y comunicación.

Por eso, en cuanto nos podemos a leer la letra pequeña de las propuestas electorales en seguida aparecen los problemas y las inconsistencias, pero también buenas ideas y prácticas que merece la pena examinar con detalle: es necesario contextualizar y rellenar los huecos, sobre todo cuando nos enfrentamos a un tema tan complejo como el del modelo energético.

Un PSOE que quiere busca concretar las indefinidas reformas que tiene en marcha

PSOE

El programa electoral del PSOE pretende ser una continuación de su programa de gobierno y gira en torno a una idea que nos resulta familiar porque es la idea-fuerza sobre la que han intentado articular (al menos, comunicativamente) estos ocho meses en la Moncloa: "la necesidad de avanzar en la Transición ecológica de la economía” española que nos prepare para los problemas de “seguridad, salud pública y sostenibilidad”.

Por eso, en este caso, parece interesante fijarnos en la acción de Gobierno en materia de transición energética y en cómo mantiene una estrecha continuidad con el programa. Hasta ahora, la política del PSOE ha tenido tres grandes patas:

La novedad conceptual del programa (su idea-fuerza) parece ser canalizar todo esto a través de un “nuevo contrato social” que trate de integrar los intereses sociales, empresariales y medioambientales (tomando como referente al Green New Deal de los demócratas norteamericanos), aunque no está claro si quieren que desemboque en un "Pacto de Toledo" medioambiental. A parte de eso, y esto es una novedad, el PSOE quiere meter la sostenibilidad en la Constitución y convertir el acceso al agua y la energía en “servicios de interés general”.

Un PP más verde por fuera (aunque con muchas incógnitas por dentro)

pablo casado

El programa del PP es sorprendente. Por usar una retórica más "verde" (como han calificado algunos expertos) de la que nos tiene acostumbrados. Si leemos el texto, su apuesta por asuntos como el autoconsumo o la movilidad sostenible se contraponen no sólo con la política del Gobierno de Rajoy, sino también con buena parte de su acción de gobierno en comunidades y ayuntamientos durante los últimos años. Eso sí, aunque el lenguaje es más contundente que en otras ocasiones, el programa está lleno de llamadas la prudencia que no sabemos si descafeínan el contenido.

Por ejemplo, se compromete con los compromisos de emisiones que, por otro lado, él mismo asumió en su etapa de Gobierno. Para ello quieren priorizar las energías renovables y las fuentes de energía con menos emisiones “teniendo en cuenta las circunstancias económicas, industriales y de aislamiento energético de España”.

Otro ejemplo claro es que proponen “impulsar una fiscalidad que promueva la renovación del parque móvil” especialmente con “la renovación de los vehículos más contaminantes”, pero están en contra las prohibiciones de vehículos de combustión (que ya se han convertido en un lugar común de la política europea) y, muy especialmente, “las restricciones indiscriminadas a los vehículos diésel”. Para el Partido Popular, "deben ser la evolución tecnológica y las decisiones de los consumidores los marquen el ritmo de sustitución de unas tecnologías por otras”.

En el ámbito tarifario, además de la reducción de algunos impuestos (como el de la producción) y un reforzamiento de los mecanismos de control de la competencia, el programa electoral no propone otras iniciativas concretas. Donde sí es más contundente, aunque no muy explícito, es en su compromiso de “potenciaremos los mecanismos de ayuda a la industria para compensar los efectos de las políticas medioambientales y energéticas”.

Unidas Podemos y su empresa pública de energía

pablo Iglesias

Quizás la idea fundamental del programa electoral de Unidas Podemos es crear una empresa pública de electricidad. En general, parece una extrapolación a nivel nacional de las empresas públicas municipales de energía que se han creado en ciudades como la de Barcelona. La intención del partido violeta es utilizarla como un mecanismo para presionar los precios a la baja, invertir en energías renovables y "poner orden en el oligopolio energético".

A falta de detalles sobre cómo funcionará exactamente esta empresa (y cómo encaja en las regulaciones actuales del mercado europeo), Unidas Podemos también quiere reforzar la transición energética con una línea de ayudas directas a la inversión en pequeñas y medianas instalaciones renovables; cerrar “las centrales de carbón antes del final de 2025 (y siempre garantizando el uso de carbón nacional) y [cerrar] las centrales nucleares antes del final de 2024”. No está claro cómo se cuadran las cuentas para asegurar el suministro energético (sin aumentar una dependencia exterior que, en este caso, solo conllevaría el traslado de las emisiones de un lugar a otro).

Otra idea del programa es la de “recuperar automáticamente la gestión pública de las centrales hidroeléctricas cuyas concesiones para la explotación privada hayan caducado o lo hagan en el futuro” y viene en un contexto bastante propicio en la medida en que la actitud de las eléctricas ha sido muy criticada por su gestión de las centrales hidroeléctricas.

El programa de Unidas Podemos dedica mucha atención a la política industrial y hacen muchas propuestas relacionadas con la "reindustrialización" de "zonas que han sido deliberadamente desindustrializadas". Sin embargo, no está nada claro cómo van a implementar su propuesta de “garantizar por Ley que, antes de que se pierda un empleo del sector de los combustibles fósiles, se crearán dos empleos con condiciones laborales idénticas o mejores en la misma comarca”.

Por último, la medida estrella de Unidas Podemos en la cuestión de la tarifa de la luz se basa en dos ideas: por un lado, asegurar que el término fijo (que no tiene nada que ver con el consumo) se mantenga por debajo del 25% de la factura y, por el otro, quieren vincular el precio de la luz al consumo. De esta forma, los primeros kHh sería muy baratos (sirviendo como política social) y se irían encareciendo a medida que se consumieran más (sirviendo como política medioambiental para limitar el derroche).

C’s y la "misión imposible" de desenredar la factura de la luz

Captura De Pantalla 2019 04 24 A Las 9 49 24

El programa de Ciudadanos mantiene la línea del partido de los últimos años apostando por una transición energética, pero atenta a la “eficacia tecnológica y eficiencia económica” de las fuentes de energía renovable (a través de modelos competitivos). Para ello, proponen una Ley de Cambio Climático y Transición Energética, plantean iniciativas como la "despolitización del Consejo de Seguridad Nuclear" y quieren apostar por una "movilidad sin contaminación" (aunque más allá de los incentivos y la renovación de vehículos de transporte público no está claro, sobre el papel, cómo se concreta esto tras la rotunda oposición de C's a iniciativas como 'Madrid Central').

No obstante, quizás la medida más ambiciosa de Ciudadanos tiene que ver con la tarifa de la luz. Por un lado, es el único partido que propone una eliminación profunda de los impuestos a corto plazo. Aunque, como en otras ocasiones, queda por cerrar presupuestariamente la viabilidad de la eliminación, parece que la reducción propuesta conllevaría un ahorro de hasta el 12%.

Por el otro lado, proponen reorganizar toda la estructura tarifaria de la energía y consiga eliminar lo que algunos llaman "costes políticos"; es decir, los gastos no relacionados directamente con el suministro. Esta idea es muy popular entre los expertos, pero también es muy compleja de implementar porque, queramos o no, conlleva la reorganización muy profunda que sólo parece viable a largo plazo.

VOX y otros partidos regionales

Debate Tve 2113598626 13525950 660x371

Vox ha publicado su programa económico a hablar de energía y, frente a algunas de sus declaraciones tachando el cambio climático de "camelo", no cierra la puerta a la transición energética aunque, eso sí, sin demasiado entusiasmo en la electrificación del sistema energético. Además de eso, propone la venta de las participaciones estatales en Red Eléctrica o Enagás y una reducción del IVA al 10% en la compra de vehículos eléctricos.

Por su parte, los partidos nacionalistas coinciden en la necesidad de reforzar la eficiencia energética y la producción energética propia basada en energías renovables. El programa de Esquerra Republicana propone una fiscalidad ambiental que se armonice con la europea y sirva como mecanismo de promoción de las energías renovables y desincentivo de la nuclear. Junts per Catalunya reclama plenas competencias para Cataluña en materia de energía. El programa del PNV, por su parte, pide que se pongan en marcha la legislación pendiente contra el cambio climático y propone toda una batería de medidas para homologarnos con Europa.

Más sobre programas electorales

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir