LG prepara una revolución en baterías con la tecnología de recubrimiento en seco. Y ya tiene fecha: 2028

  • Es el primer fabricante en anunciar la producción a gran escala de esta nueva tecnología de baterías para coches eléctricos

  • Prometen ser hasta un 30% más baratas de producir y en un espacio menor

Lg Energy Solution
9 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

LG se prepara para dar un golpe en la mesa en el campo de las baterías para coches eléctricos. Ahora mismo el reinado de CATL y el dominio chino es claro, pero el fabricante surcoreano tiene un as en la manga para intentar colocarse a su altura. Y ya han dado una fecha para lograrlo.

Listas para producirse a gran escala en 2028. La fecha ha sido confirmada por Kim Je-Young, CTO de LG Energy Solution a Bloomberg, durante una entrevista en la sede de la compañía. El fabricante explica que estas nuevas baterías empezarán a probarse en la línea de producción con un piloto para finales de este año, con el calendario fijado en 2028 para empezar la producción a gran escala. 

Se trata de la primera vez que LG pone fecha a lo que se espera que sea la siguiente gran generación de baterías para coches eléctricos. 

Recubrimiento en seco. La tecnología de baterías que prepara LG sigue estando basado en el litio y sigue contando un ánodo y un cátodo. La base no cambia, pero sí la forma de fabricarlas. 

Se trata de la tecnología de recubrimiento en seco, que permite fabricar los electrodos sin tener que humidificarlos ni tampoco tener que secarlos posteriormente. Este paso permite ahorrarse un paso muy costoso tanto en energía como en disolventes químicos. 

Hasta un 30% más baratas y un 15% más pequeñas. LG no es la única empresa que está investigando esta tecnología. Volkswagen AG y PowerCO también están desarrollando baterías con el método de recubrimiento en seco y apuntan que son una verdadera revolución. 

Según los datos de PowerCO, esta nueva tecnología tiene el potencial de ahorrar un 30% de energía, lo que a la práctica se traduce en un 30% de ahorro de costes. También se explica que el espacio de fabricación necesario se reduce un 15%, un dato que desde Bloomberg aumentan hasta el 50%. Más allá de los porcentajes que finalmente se consigan en el proceso final, el salto es muy significativo. 

Y menos requisitos en las fábricas. Mientras que actualmente para fabricar las baterías se requieren enormes hornos y el uso de disolventes tóxicos, con el método del recubrimiento en seco esa parte se elimina, lo que también permitirá que las fábricas de baterías tengan mucho más espacio. 

10 años de investigación para conseguir lo que Tesla no ha logrado. Quizás no era el momento adecuado. En 2019, Tesla compró el fabricante Maxwell Technologies por 219 millones de dólares, precisamente para emplear la técnica del recubrimiento en seco con sus baterías 4680. Pero no lograron ponerla en marcha. 

Según explica Je-Young, de LG, para conseguirlo empezaron esta investigación "hace 10 años". Un largo periodo en el que sí afirman estar ya preparados para pasar a la fase de producción a gran escala. 

Además de Tesla, otras empresas como CATL, Panasonic o Svolt están trabajando en esta tecnología para sus baterías, pero LG se ha adelantado con un anuncio muy esperado: por fin hay fecha para el inicio de su producción. 

En Xataka | Las baterías de estado sólido y 1.000 km son el gran sueño del coche eléctrico. La dueña de MG dice tenerlas listas

Inicio