Compartir
Publicidad

En Chicago hace tanto frío que quemar las vías del tren ha sido la única solución para que sigan funcionando

En Chicago hace tanto frío que quemar las vías del tren ha sido la única solución para que sigan funcionando
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Chicago vive estos días una ola de frío polar que ha provocado que las temperaturas alcancen hasta casi -30ºC bajo cero. Un frío que ha congelado ríos y paralizado muchos accesos. Precisamente una de las infraestructuras más afectadas por esta temperatura han sido las vías del tren. Al estar fabricadas en metal, el material cambia de tamaño en función de la temperatura hasta tal punto que los trenes ya no pueden pasar por ellas.

Para solucionarlo, los equipos de mantenimiento de Chicago han tomado una decisión drástica pero muy efectiva para calentar las vías: directamente prenderles fuego.

Una solución de emergencia

Fuego Chicago

A tan bajas temperaturas, el metal se congela y se contrae. Y esto es un problema, ya que los tornillos se salen e incluso las férreas vías del tren pueden romperse. Sin embargo en un país con miles de kilómetros de ferrocarril, es imprescindible que los trenes sigan circulando.

Por ello los técnicos han empapado las vías con cuerdas impregnadas con queroseno y las han quemado para conseguir que la temperatura de algunas zonas de las vías aumente. Al calentarse por el fuego, los técnicos pueden volver a instalar los tornillos y conseguir que las vías tengan la forma adecuada para funcionar.

Numerosos medios estadounidenses han acudido para grabar esta acción, tan poco habitual. En declaraciones a la CNN, las autoridades han explicado que las llamas también provienen de calentadores de gas y que es un sistema que se utiliza en otras ciudades de los Estados Unidos en situaciones de frío extremo.

Metra Imagen de Metrarail publicada en su Instagram.

La técnica cobra mayor relevancia en los cambios de vía. En esas zonas, existen mecanismos más complejos y hay unos aparatos que evitan que las vías se cierren al congelarse. Sin embargo con estas temperaturas tan bajas incluso estos aparatos correrían el riesgo de fracturarse y por tanto provocar un accidente.

Todavía más llamativo es que los trenes pasan por encima de las vías incendiadas. Un acto que según leemos en la CNN, Metra Rail considera seguro ya que el fuel de los trenes únicamente "combustiona con la presión y el calor, pero no con las llamas".

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio