Se acabó echar el CV a ciegas: cada vez más empresas publican el salario en sus ofertas de empleo

Se acabó echar el CV a ciegas: cada vez más empresas publican el salario en sus ofertas de empleo
16 comentarios

Publicar el sueldo de un trabajo en una oferta de empleo sigue siendo algo singular a día de hoy. Algunas empresas usan fórmulas como “retribución según valía” o “salario a convenir”; otras, en cambio, ni siquiera hacen mención al estipendio. Pero eso está cambiando poco a poco por dos motivos fundamentales: uno, porque especificar cuánto va a ganar el trabajador es un reclamo para atraer a más candidatos, y dos, porque leyes de distintos países están obligando a las empresas a hacerlo.

Microsoft lo acaba de anunciar. Microsoft anunció la semana pasada que a partir de enero de 2023 publicaría el rango salarial en todas sus ofertas de empleo internas y externas, según informaron en su blog. Una decisión que viene motivada, en parte, por una regulación del Estado de Washington, donde tiene sede la compañía, que exigirá a las compañías con más de 15 empleados que divulguen esta información para cada puesto.

A pesar de que la ley obliga sólo a difundir los datos retributivos de los empleos que se ubiquen en su territorio, la empresa aplicará la medida en todo los Estados Unidos. Microsoft ya prohibió hace algunos años preguntar a los candidatos sobre sus sueldos anteriores en las entrevistas de trabajo, según asegura la compañía.

A nivel nacional. La decisión de Microsoft de extender la transparencia sobre sus sueldos a nivel nacional responde, sobre todo, a tratar de escapar del tremendo lío administrativo que supondría adaptarse a la legislación referente a este asunto de los distintos estados de EEUU. Así, Colorado ya tiene una ley parecida, y California y Nueva York planean aprobar normas similares en breve, pero cada una con particularidades propias.

De esta forma, los de Redmond habrían decidido establecer una medida de máximos que cumpla con creces todas las normativas a nivel nacional y les permita tener una política empresarial homogénea al respecto.

El ejemplo de Microsoft. Ya sea por obligación o por convicción, lo cierto es que Microsoft ha sido la primera gran tecnológica que ha decidido abordar una política de estas características con toda su plantilla, aunque, en principio, sólo en Estados Unidos.

Se trata de un gran paso que, previsiblemente, hará cundir el ejemplo y que otras compañías empiecen a informar sobre los rangos salariales de sus vacantes, y ya no sólo porque la ley les obligue o porque crean que es lo correcto, sino porque es un gran atractivo para los profesionales que puede dar una ventaja crucial a los de Redmond en la guerra por el mejor talento.

Directiva europea. La Unión Europea también tiene la intención de desarrollar una directiva de transparencia salarial parecida para todo el territorio común, con la que pretende obligar a las empresas a informar a los candidatos sobre el sueldo del puesto antes de la primera entrevista, aunque no se especifica si esta información tendrá que venir recogida en la oferta de empleo o la compañía podrá comunicársela por privado a los candidatos escogidos para el proceso de selección.

La Comisión Europea aprobó a principios del mes de abril iniciar las negociaciones con los distintos estados miembro de la UE para poner en marcha esta directiva, por lo que es probable que aún queden algunos años para que se publique y entre en vigor. Europa también quiere que la norma incluya el derecho de los empleados de la compañía a solicitar información sobre la media retributiva de la empresa por categoría profesional y sexo, y a reclamar compensaciones en el caso de que haya discriminación salarial.

Registro retributivo. En España ya contamos, desde el pasado 14 de abril de 2021, con una herramienta de transparencia salarial de obligada publicación para las empresas, el registro retributivo. Se trata de un documento en el que las compañías deben reflejar la media aritmética de las retribuciones percibidas por tipo de puesto, categoría, grupo profesional, etc. Es decir, para los puestos de niveles y tareas similares. Los profesionales pueden solicitarla a la compañía o a los sindicatos con representación en la organización.

Sin embargo, la directiva que pretende abordar la Unión Europea va más allá, ya que tiene la intención de obligar a la empresa a decir a los candidatos la cifra específica que manejan para el trabajo que le ofrecen de forma proactiva.

Ya hay empresas que lo hacen. Aunque Microsoft sea la primera gran multinacional tecnológica que va a aplicar la transparencia salarial para todas sus vacantes en un país, Estados Unidos, no es la primera empresa que lo hace. En España, por ejemplo, la agencia de recursos humanos especializada en el sector tech Manfred exige a todos sus clientes que esa información sea pública si quieren que les ayuden a buscar candidatos, como se puede comprobar en las ofertas que actualmente mantiene abiertas en su web.

David Bonilla, CEO de Manfred, explica a Xataka que se trata de una fórmula clave en un sector tan competitivo por conseguir trabajadores cualificados como el tecnológico. Si los candidatos no manejan toda la información sobre lo que les ofrecen, es probable que la oferta les interese menos y ni la tengan en cuenta si se encuentran a gusto en su actual empleo. Asimismo, considera que es lo justo para no hacer perder el tiempo al profesional si el sueldo, de partida, no le convence.

Imagen | Cottonbro

Temas
Inicio