Publicidad

Una nueva regulación impedirá reservar en tiempo real un Uber o un Cabify en Cataluña: tendrá que hacerse con horas de antelación

Una nueva regulación impedirá reservar en tiempo real un Uber o un Cabify en Cataluña: tendrá que hacerse con horas de antelación
50 comentarios

Publicidad

Publicidad

Documentos filtrados a los que ha tenido acceso El Confidencial revelan que la Generalitat plantea una nueva regulación que podría amenazar el futuro inmediato de Uber y Cabify en Cataluña.

Según dicha propuesta, los usuarios no podrán coger su móvil y pedir un Uber o un Cabify justo cuando lo necesitan para que llegue en unos minutos: solo podrán hacerlo con entre 6 y 12 horas de antelación, algo que para algunos representantes del sector es una sentencia de muerte para estos servicios.

La guerra entre el taxi y los VTC se recrudece

Es lo que comentaba un directivo de estas VTC que revelaba al diario que "da igual que exijan 6, 12 o 24 horas de precontratación. Con que pidan una, estamos muertos". La propuesta habría sido planteada por el consejero de transportes Damià Calvet, y sería anunciada en los próximos días según esta información.

Cabify

Este tipo de medidas se aprovecharían de real decreto ley que limita las licencias VTC. Dicho decreto habilita a las comunidades autónomas y los ayuntamientos para regular el sector, y en la Generalitat tendría efecto inmediato al aprobarse un decreto que habilitaría al organismo AMB (Área Metropolitana de Barcelona) para tener regulación jurídica propia.

Se espera que ese decreto para dar esos poderes al AMB se apruebe antes del 25 de enero, tras lo cual se podría poner en marcha rápidamente esta regulación que restringiría el servicio de los VTC notablemente. De hecho se espera someterlo a consulta pública en marzo para aprobarlo de forma definitiva en abril.

Ese requisito que obligaría a los clientes a tener que reservar un Uber o un Cabify con entre 6 y 12 horas de antelación —no se especifica de momento una cifra concreta— es un requisito que plantea un obstáculo prácticamente insalvable para los clientes, que normalmente utilizan el servicio en tiempo real y en el momento en el que lo necesitan para tener ese vehículo a su disposición en pocos minutos.

A ese requisito se le sumaría otro que haría que el AMB tuviese registrado en todo momento a cada uno de estos vehículos y sus servicios contratados, y según esos documentos filtrados en El Confidencial también habría requisitos muy claros en la contratación de los conductores. Por último se obligaría a Uber y Cabify a hacer sus tarifas transparentes, lo que supondría revelar sus algoritmos de precios dinámicos.

Los responsables del sector de la VTC parecen dispuestos a responder a dicha amenaza. Uno de los directivos citado en ese diario explicaba que estos vehículos de Uber o Cabify podrían paralizar Barcelona durante el MWC: "el Mobile World Congress lo pueden paralizar 1.000 taxis, pero también 3.000 coches VTC. Si a lo único que responden las administraciones es al chantaje, no descartamos tampoco esa vía nosotros", argumentaba.

Imagen | Fabio Sola en Flickr

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir