Ni Marca ni L'Équipe, BeSoccer es la gran revolución de la información futbolística mundial: 11 millones de usuarios únicos al mes
Empresas y economía

Ni Marca ni L'Équipe, BeSoccer es la gran revolución de la información futbolística mundial: 11 millones de usuarios únicos al mes

Esta startup malagueña ha desatado una revolución en el planeta fútbol, creando una comunidad propulsada por la mayor base de datos mundial sobre el deporte rey. Son capaces de atraer a 11 millones de usuarios únicos mensuales y de generar casi 400.000 impresiones de pantalla diarias.

Todo empezó como empezaban muchas de las aventuras tecnológicas hace quince años: con un blog. Allí fue donde Manuel Heredia, el malagueño y futuro fundador de BeSoccer, descubrió su talento para generar un espacio sobre tecnología que escaló hasta los 100.000 suscriptores. Heredia compaginaba entonces su trabajo como desarrollador web con su actividad, también profesional, como jugador de fútbol sala hasta que... en 2006 una gravísima lesión de rodilla hizo saltar su carrera por los aires. Y fue entonces cuando, irónicamente, puso el primer ladrillo del rascacielos que sería una plataforma revolucionaria.

Según Heredia, “la idea nace después de sufrir una triada en la rodilla que me obligó a trabajar desde casa durante mucho tiempo. Entonces, sentí la curiosidad de saber de resultados e información al instante de los equipos menos conocidos, como los de Tercera División”. Y se puso manos a la obra: “Mientras me recuperaba, durante más de un año, fui dando forma a la primera versión de Resultados de Fútbol, con el objetivo no solo de conocer los resultados al momento, sino también de crear una comunidad en la que la gente pudiera comentarlos en directo”.

Resultados-futbol.com, que abriría sus puertas en 2008, no tardaría en convertirse en la cabeza de playa de lo que hoy conocemos como BeSoccer, que despegó definitivamente entre 2015 y 2017.¿Pero qué es lo que pasó en aquellos dos años para que se produjera ese punto de inflexión?

Así fue el despegue

Según Miguel Pretel, CEO de BeSoccer, los grandes motores del punto de inflexión fueron “el lanzamiento de la app, la entrada de grandes anunciantes, el viaje a Silicon Valley y la creciente consolidación del departamento de I+D”.

El viaje a Silicon Valley, que realizó Heredia después de que Yahoo! le ofreciese 15 millones de dólares por su negocio en 2015, le dio la oportunidad aprender de los mejores modelos de gestión para empresas diminutas, pero de crecimientos ultrarrápidos como la suya.

Por otro lado, el lanzamiento de la aplicación móvil en 2013, con la edad dorada de los smartphones ya en marcha, catapultó las páginas vistas mensuales de 30 millones a 500 millones en los dos años siguientes, y de ahí escalaron hasta 2.000 millones en 2017. Como recuerda Miguel Pretel, en 2016 Google les dio el premio a la mejor app del año.

Los usuarios activos se incrementaron en más de un millón en 2019

Y todo eso lo facilitó que su base de datos se impusiera como la referencia del sector, porque era la más completa del mundo y habían empezado a cabalgar hacia lo que, según BeSoccer, han conseguido almacenar hoy: “El 80% de los datos factuales que hay en Internet y más del 95% de los resultados documentados desde 1874 a 2021, que incluyen desde la 1ª a la 6ª categoría en más de 200 países y también competiciones juveniles en la mayoría de lugares en los que el fútbol está más arraigado profesionalmente”.

Naturalmente, la base de datos nunca se habría convertido en referente si no hubiese contado con una comunidad de usuarios activísima y millonaria que la utilizaba como argumento en mil debates en las redes sociales. Y en eso tuvieron mucho que ver no solo que fuera muy completa o intuitiva, sino que, siguiendo un poco la estela de Bloomberg para el ámbito económico y de los negocios, las estadísticas y los datos vinieran acompañados de contenidos editoriales que los interpretaban y de coberturas periodísticas de noticias y eventos deportivos.

Según un reciente análisis de la compañía llevado a cabo por investigadores académicos del ESIC y la Universidad de Alicante, en 2019 BeSoccer tenía 40 editores y periodistas que publicaban un promedio de 700 piezas al día y 250.000 piezas al año en castellano, portugués, inglés, francés e italiano. Alrededor del 40% de la trabajadores de la plataforma eran periodistas.

Precisamente gracias al éxito esa mezcla de base datos formidable, contenidos editoriales atractivos y comunidad vibrante, pudo parecer en un primer momento que la plataforma iba a vivir casi exclusivamente de un tráfico masivo a través de la publicidad digital tradicional. Por ejemplo, los usuarios activos se incrementaron en más de un millón en 2019 hasta superar los seis millones y medio según las cifras de la compañía.

Besoccer
Página principal de BeSoccer

Por qué no dependen solo de los anuncios

Al final, han conseguido no depender totalmente de la típica publicidad digital porque han exprimido sus fortalezas para prestar servicios a empresas a través de la comercialización de paquetes de datos mediante API, widgets, infografías y videografías. Además, han lanzado BeSoccer Pro, una herramienta de scouting para clubes de fútbol (dirección deportiva) y grandes medios de comunicación (para generación de contenido).

En paralelo, ofrecen para el público general BeSoccer Brain, una herramienta que responde al instante preguntas de los usuarios tan específicas como el número de goles de Sergio Ramos en competiciones internacionales. La plataforma espera que BeSoccer Brain les ayude a generar nuevas fuentes de ingresos.

BeSoccer Brain es la consecuencia de un esfuerzo considerable de la plataforma en la recopilación, organización y análisis de los datos de 35.000 ligas en todo el mundo, más de 2.000 competiciones con más de medio millón de equipos, más de un millón de jugadores y más de nueve millones de partidos almacenados.

BeSoccer reinvierte, normalmente, el grueso de sus beneficios anuales en partidas como su departamento de datos, y eso se nota en su estructura. Como documentan los investigadores del ESIC y la Universidad de Alicante, en 2019 había 15 personas a cargo de la departamento de datos, con más de 560 horas de trabajo por semana, cinco trabajadores especializados en fútbol en América Latina, 10 empleados que toman los juegos en vivo todos los fines de semana, en 6.000 partidos por día. Y eso no incluye el esfuerzo dedicado a la auditoría interna de datos o a la inteligencia artificial.

Grandes baches

La compañía, a pesar de ser muy joven, también ha tenido sus momentos complicados. El lanzamiento de la aplicación móvil, en 2013, respondió a la sensación de que habían construido en los ejercicios anteriores un producto mucho mejor que sus rivales sin que eso se tradujera en el crecimiento en tráfico orgánico y comunidad que esperaban. Cuatro años después, en 2017, el fundador, máximo accionista por goleada y alma del proyecto, Manuel Heredia, encajó la muerte de su madre y eso le dejó fuera de juego durante meses.

Por fin, en 2020 estalló la pandemia y, durante gran parte de la primavera, todas las métricas de la plataforma se desplomaron más de un 80%, porque la mayor parte de los eventos futbolísticos se canceló en todo el mundo. Al final del año, habían perdido medio millón de usuarios activos (MAU) y un millón de euros en facturación (pasaron de los seis millones de 2019 a los cinco de 2020).

De todos modos, advierte el CEO de BeSoccer, “con la reactivación del fútbol, todos nuestros números se recuperaron a un ritmo de entre el 30% y el 45% a partir de mayo de 2020”. Además, las páginas vistas totales del ejercicio en el que estalló la pandemia aumentaron y las cifras de 2021 reflejan un efecto acordeón aún más poderoso que el de la economía española: BeSoccer prevé duplicar su facturación hasta los 10 millones de euros y añadir seis millones de usuarios activos más que en 2019 hasta alcanzar un total de 9,6 millones.

Retos de futuro

Por supuesto, aunque la evolución ha sido meteórica casi desde el inicio (la plataforma facturaba 150.000 euros en 2013), todavía quedan muchos retos por delante. Por ejemplo, según los investigadores del ESIC y la Universidad de Alicante, BeSoccer no era en 2019 la aplicación de fútbol con más usuarios, porque mientras ella poseía una cuota de mercado del 0,9%, OneFootball poseía un 1,1%.

Dicho esto, matizan los expertos, los usuarios de BeSoccer “están activos a un ritmo del 98,3%, que es la cifra más alta de las 11 principales aplicaciones de fútbol en todo el mundo que participaron en el análisis de [la consultora] Ogury”. La plataforma española se encuentra, además, en el top 10 en la categoría de Deportes en más de 60 países como España, Brasil, Argentina, México, Colombia, Estados Unidos, Francia, Costa Marfil, Perú, Nigeria, Mali o Senegal.

De todos modos, BeSoccer necesita ampliar horizontes para responder a sus competidores directos. OneFootball retransmite la Bundesliga y la Supercopa alemana para Latinoamérica y 365Scores ofrece información sobre 10 deportes diferentes. Manuel Heredia admitió el año pasado que, además del fútbol, no descartaban abarcar en el futuro otras “categorías y ramas de información”. Miguel Pretel, CEO de la plataforma española, adelanta ahora que “cada vez queremos dar más importancia a la inteligencia artificial a través de nuestra herramienta BeSoccer Brain, y abrir mercado también en el campo televisivo con BeSoccer TV”.

Pero en la plataforma española siempre quieren más. Así, se han propuesto duplicar el número de usuarios activos en dos años y, como reconoce su CEO, "el gran objetivo y para lo que trabajamos cada día es convertirnos en líderes absolutos en el mundo del fútbol... Actualmente, podemos afirmar que somos la mayor base de datos. Queremos ser líderes absolutos y referentes tanto tecnológicos como en información.”

Temas
Inicio