Es el fin de una era, y uno que vale 600 millones de dólares: BlackBerry vende sus patentes originales

Es el fin de una era, y uno que vale 600 millones de dólares: BlackBerry vende sus patentes originales
24 comentarios

Poco le quedaba ya a Blackberry, salvo su legado. Salvo el hecho de haber sido en su día el fabricante de móviles que lideró el mercado. Ese hecho no cambiará, pero a partir de ahora la empresa ya no podrá beneficiarse de que fueron ellos quienes inventaron varios de los aspectos y componentes clave de la telefonía actual. Hablamos de sus patentes originales relacionadas con la telefonía y la mensajería, desde la forma de sus teclados QWERTY hasta el servicio de mensajería BBM.

Según describe Reuters, Blackberry venderá sus patentes originales de telefonía, mensajería y telecomunicaciones por 600 millones de dólares. A través de la empresa Catapult IP Innovations se creará una empresa independiente que será dueña de estas patentes. Según explican, esto no afectará a los usuarios ni clientes de sus productos o servicios, pero la empresa compradora, especializada en gestión de propiedad intelectual, podrá aprovechar comercialmente estas patentes.

Haber sido el más grande todavía tiene valor

La venta de las patentes llega varias semanas después de que Blackberry haya puesto fin al soporte de los dispositivos que ofreció a ejecutivos, políticos y otros usuarios a principios de los 2000.

Los 600 millones de dólares siguen siendo una cantidad elevada para una compañía que se encuentra en sus horas más bajas. Las acciones de Blackberry han caído con esta decisión y su valor es equiparable al de otras compañías que se estrellaron como GameStop o AMC.

De hecho, cuando ocurrió la subida de sus acciones, las de Blackberry también escalaron un 41%. Pese a todo, Blackberry es una empresa sin activos valiosos y con este movimiento se deshace de uno de sus últimos ases en la manga para poder generar ingresos. Si hay algún tipo de lucha judicial por propiedad intelectual, ya no será Blackberry quien lo defienda y quien pudiera salir beneficiada.

Si un fabricante de móviles decida copiar a Blackberry, ya no será la empresa original quien vele por sus intereses. De hecho, al ser una firma especializada en copyright es más factible que los pleitos por derechos de autor se intensifiquen. Al fin y al cabo, es difícil pensar que esas patentes vayan a ser utilizadas para fabricar un producto real. Sacar beneficio a base de denuncias o revenderlas son los dos caminos directos.

Precisamente por el alcance que tuvo en su día Blackberry es por lo que sus patentes resultan tan valiosas. Blackberry, junto a otras marcas como por ejemplo Motorola, fueron quienes pusieron el primer grano de arena en muchas de las innovaciones que hoy en día consideramos habituales. Eso se refleja en unas patentes que hoy, más de 20 años después, siguen valiendo una gran suma de dinero.

Imagen | Alejandro Mendoza

Temas
Inicio