Compartir
Publicidad

Nadie hace ni caso a la Organización Mundial de la Salud y eso supone seis millones de muertes prematuras por la calidad del aire

Nadie hace ni caso a la Organización Mundial de la Salud y eso supone seis millones de muertes prematuras por la calidad del aire
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según los datos del ‘Informe anual del estado del aire global’ publicado por el Health Effects Institute, más del 95% de la población mundial respira aire insalubre. Algo que ha precipitado más de 6 millones de muertes en 2016.

Y es algo que afecta a las naciones más pobres (y en desarrollo) donde la contaminación del aire es especialmente crítica para derrames cerebrales, ataques cardiacos, cáncer de pulmón y otros tipos de enfermedades pulmonares crónicas.

Un problema que va a más

Sin Titulo 2 2

Según el informe, la insalubridad del aire es, hoy por hoy, el cuarto “factor de riesgo” más importante del mundo solo por debajo de la presión arterial, la dieta y el tabaquismo. Todo esto se suma al estudio de The Lancet que mostraba que unos 9 millones estaban relacionadas con la contaminación en sentido amplio.

Es cierto que las tendencias muestran una mejora en ciertas partes del mundo, pero aún quedan grandes desafíos: el 50% de las muertes mundiales atribuibles a la contaminación se producen en Asia. Y aunque China ha conseguido moderar (levemente) el problema mientras Bangladés, Pakistán y la India han vivido los mayores incrementos de contaminación en lo que llevamos de década.

Sin Titulo 2 1

El informe, vuelve a señalar los problemas del uso de combustibles sólidos en el hogar. 2 de cada 3 personas siguen expuestas a la contaminación producida por la madera o el carbón. Eso son 2500 millones de personas. Estamos ante un problema serio y la recuperación económica parece ser una pésima noticia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio