Sí, llega una nueva DANA, pero eso no es lo importante: lo importante es lo que va a pasar justo después

Sí, llega una nueva DANA, pero eso no es lo importante: lo importante es lo que va a pasar justo después
40 comentarios

Lo avisábamos hace unos días: el otoño por fin se ha puesto serio y (aunque, como veremos, la semana que viene puede traer sorpresas) lo cierto es que esta semana viene cargada de chubascos, alguna nevada, bajadas de temperatura y vientos (muy fuertes en algunas zonas). Y, sin embargo, la DANA es lo de menos: lo que realmente va a ser la noticia meteorológica de la semana va a ocurrir en el Mediterráneo

La DANA es el señuelo. Porque, como explica Irene Santa, la formación de una DANA o no realmente importa poco. Una DANA ocurre cuando una región atmosférica de bajas presiones se desgaja de la corriente polar y, estrangulada por las regiones circundantes, puede originar lo que se conoce como un evento de lluvia de alto impacto; lluvias torrenciales. En este caso, como decíamos, da igual si finalmente se aísla la DANA (como todo parece indicar), lo importante es que ese aire frío en altura se dirige directamente al Mediterráneo.

Un mediterráneo especialmente húmedo. Ahora mismo, la AEMET ha puesto en aviso amarillo por fenómenos costeros a Asturias, Cantabria, Galicia y País Vasco, y, por lluvias, a Andalucía. Pero será a partir del jueves cuando la presencia del aire en altura tiña los avisos de rojo en el golfo de Valencia, la provincia de Alicante y el campo de Cartagena.

El frente del millón de litros. Lo que tenemos entre manos no es una novedad. Estamos ante un esquema meteorológico que hemos visto en varias ocasiones este año: se trata de una enorme borrasca atlántica enviándonos un frente tras otro. El frente que barrerá los próximos días la península dejará una buena cantidad de agua a su paso. Esa es la buena noticia. Los detalles (qué tanto por ciento de esa agua caerá en zonas aprovechables -- las cuencas altas de los ríos, por ejemplo -- y qué tanto por ciento caerá en las lluvias de la costa mediterránea) son los que realmente decidirán el impacto sobre la sequía de este frente.

¿Llega ya el otoño? ¿Qué pasará la semana que viene? La posibilidad de la DANA (es decir, de que se aísle la zona de bajas presiones) viene relacionada con el fortalecimiento del anticiclón europeo. Pues bien, los modelos a medio plazo nos dicen que a medida que la corriente de chorro se vea contenida por él, podríamos encontrarnos otro episodio de temperaturas (por encima de la media) para la semana que viene. Es decir, el otoño volvería a amagar su llegada. Y cada vez estamos más cerca del invierno.

Imagen | Meteogix

Temas
Inicio