Publicidad

Esta enorme balsa de piedra pómez de 150 km2 está flotando a la deriva en el Pacífico y va directa hacia la Gran Barrera de Coral

Esta enorme balsa de piedra pómez de 150 km2 está flotando a la deriva en el Pacífico y va directa hacia la Gran Barrera de Coral
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

La noche del 15 de agosto, Michael Hoult y Larissa Brill navegaban en catamarán cerca de Fiyi cuando "las olas mermaron tanto que el mar se quedó casi en completa calma". El barco se frenó y el timón se bloqueó. Cuando miraron al mar, vieron una isla que había aparecido de la nada y no salía en ninguna carta de navegación.

Este, que podría ser la escena inicial de la próxima entrega de Piratas del Caribe, fue el primer avistamiento de una enorme balsa de roca volcánica que a estas horas recorre el Pacífico siguiendo las corrientes oceánicas. Y tras estudiarla, el veredicto de los científicos es que la 'isla' volcánica es mucho más que una curiosidad geológica: puede ser el "as bajo la manga" que necesita la Gran Barrera de Coral.

20.000 campos de fútbol de viaje submarino

Según los investigadores, es probable que la isla surgiera de un volcán cercano a Tonga que entró en erupción el 7 de agosto. La piedra pómez, una roca llena de burbujas de aire tan liviana que puede flotar en el agua, se produce cuando el magma se enfría rápidamente.

Aunque esta isla flotante sorprende por su tamaño, este tipo de balsas son relativamente comunes en zonas que tienen muchos volcanes en aguas poco profundas. Sin embargo, históricamente suelen ser estructuras pequeñas que pocas veces se pueden volver a encontrar (y estudiar con detalle).

En este caso, por su tamaño, sí hemos podido localizarlo vía satélite y los análisis iniciales hablan de miles de millones de pedazos de piedra pómez que navegan juntos, pero que en cualquier momento podrían disgregarse. No obstante, eso no es lo más interesante.

Una excelente noticia para la Gran Barrera de Coral

Q U I 0g01ui1mqhg Unsplash Q U I

Los investigadores calculan que es posible que la isla de piedra pómez (junta o disgregada) llegue a Australia. Si sus cálculos son correctos, esto ocurrirá dentro de un año, aproximadamente. Y, en su viaje, la porosa roca volcánica se llenará previsiblemente de vida.

"Este es un mecanismo potencial para reabastecer a la Gran Barrera de Coral", explicaba Scott Bryan, el profesor de la Universidad Tecnológica de Queensland. "Basándonos en lo observado con fenómenos similares ocurridos en los últimos 20 años, (la masa de piedra pómez) va a traer corales saludables y habitantes nuevos a los arrecifes".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir