Publicidad

Con 45 metros este sifonóforo es la criatura más larga del mundo, superando con creces a la ballena azul

Con 45 metros este sifonóforo es la criatura más larga del mundo, superando con creces a la ballena azul
12 comentarios

Cuando a uno le dicen "el animal más grande del mundo" elefante y ballena azul son las dos criaturas que inmediatamente vienen a la cabeza. Lo cierto es que la ballena azul es el animal más grande del mundo, pero hay muchos "peros". También en el mar, en las profundidades de Australia, se encuentra una criatura con hasta 45 metros de longitud.

El pasado mes de abril de 2020 unos investigadores marinos estaban analizando las profundidades de la costa australiana. Se trataba de unos investigadores de Schmidt Ocean Institute, con la misión de analizar y hacer un extenso mapa de la Gran Barrera de Coral. Recientemente de hecho descubrieron un nuevo arrecife de coral de 500 metros de altura. Pero en abril la sorpresa fue mayor, de repente el radar del barco mostró una criatura de más de 45 metros de largo en forma de espiral.

Una cuerda viviente de 45 metros de largo flotando en el agua

Complejo describir las características de esta peculiar criatura. Los sifonóforos son una inusuales criaturas marinas que se caracterizan por ser un organismo colonial a pesar de que parece un organismo individual. Es decir, está formado por múltiples clones que se unen y actúan unidos. De este modo se especializan morfológicamente (en la forma y aspecto que tiene) y funcionalmente (en las actividades que realiza).

s

Los sifonóforos nacen de un mismo óvulo fertilizado y se combinan para crear una criatura mayor capaz de de reproducirse, alimentarse y moverse por el agua. Para esto último utiliza la propulsión a chorro, similar a las medusas. Otra de sus características es la capacidad de emitir luz para atraer y atacar a sus presas.

Actualmente hay alrededor de 175 especies diferentes de sifonóforos descubiertos. Normalmente su tamaño suele rondar alrededor de entre 20 centímetros y 1 metro como mucho. A medida que viven en zonas más profundas del océano su tamaño también es mayor. En zonas poco profundas hay más corrientes de agua, por lo que un sifonóforo demasiado largo podría romperse. En zonas más profundas su tamaño puede aumentar y de este modo también capturar presas más grandes.

Sin embargo, lo que no es común es encontrarse uno de nada más y nada menos que 45 metros de largo. La expedición que dio con este sifonóforo en las costas de Australia lo describió en una extraña postura en forma de OVNI. No en vano, este sifonóforo fue encontrado adoptando una forma de espiral, que le permite funcionar como una especie de red para atrapar a sus presas.

Los sifonóforos, al igual que las medusas, se alimentan colgando sus tentáculos en el agua. Las presas despistadas como peces pequeños y crustáceos se pican y se paralizan una vez que pasan a través de la cortina de tentáculos.

Según las descripciones de sus descubridores, el sifonóforo no era más grueso que un palo de escoba. Eso sí, si la pudiésemos enderezar para verla en su longitud total alcanzaría unos 45 metros de longitud.

Además de lo sorprendente que puede llegar a ser esta criatura, es interesante darse cuenta de lo mucho que nos queda por descubrir de nuestra propia Tierra. Los océanos esconden todo un sinfín de criaturas y organismos que aún no hemos visto o registrado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios