Publicidad

Las GPU de gama baja se niegan a desaparecer: nueva NVidia GT 740

Las GPU de gama baja se niegan a desaparecer: nueva NVidia GT 740
30 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy ha aparecido en el mercado una nueva tarjeta gráfica: NVidia GT 740, una gama baja muy lejos de la GTX Titan Z pero que, como siempre, puede ser interesante para ciertos usuarios... a pesar del continuo crecimiento de los gráficos integrados.

Y es un tema no baladí. Este tipo de gráficas están cerca de desaparecer, o al menos ser muy minoritarias. NVidia GeForce GT 740 tiene unas características demasiado sencillas y comparables son lo que podemos encontrarnos en las IGP que Intel o AMD tienen en el mercado. A saber: gráficos GK107 a 993 MHz., 384 núcleos CUDA y un TDP de 64 vatios. Distribuirán varios modelos que se diferenciarán en la memoria RAM de la tarjeta y su cantidad, y donde habrá variedades GDDR3 o GDDR5 con 2 o 1 GB, respectivamente. Como siempre, las características finales variarán según el fabricante encargado del montaje, pero siempre en la horquilla entre 80 y 100 dólares, aproximadamente.

Decíamos que los gráficos integrados están al alza. Tanto Intel como AMD continúan evolucionando y mejorando las IGP, y en la actualidad ya es habitual encontrar modelos que igualan gráficas dedicadas de gama baja... e incluso media. La tendencia, además, es que los gráficos integrados de los procesadores continúen mejorando lo presente y engullendo parte del mercado que las gráficas dedicadas de gama baja, como la GT 740, han tenido en los últimos años.

El futuro de las gamas bajas es ser muy minoritarias

No desaparecerán, o al menos no es lo previsto. Aún sigue habiendo ciertos sistemas en los que una GPU de gama baja es interesante.

AMD R7 260X

Por ejemplo como actualización de un sistema con cierto recorrido, o algo antiguo. Sustituir una tarjeta gráfica que nos ha servido durante años por una nueva gama media-baja actual, de bajo coste y nueva generación, puede ser una buena idea. Algo que ahora consideramos como 'de entrada' puede igualar o incluso superar lo que hace no mucho era una gama alta, puntera.

Otro entorno donde es ideal el uso de este tipo de gráficos es en ordenadores de pequeñas dimensiones, bajo rendimiento y reducidas dimensiones. Hablo de sistemas tipo HTPC donde existen una serie de requisitos, tanto de tamaño (aunque siempre suelen ofrecer espacio suficiente para una gama alta, pensada precisamente para jugar) como energéticos.

Las GPU de gama baja, en las manos de Intel y AMD

Hemos de volver a uno de nuestros planteamientos iniciales. Intel y AMD están en plena evolución de sus IGP, y es el trabajo de estas dos compañías el que más daño puede hacer a NVidia, compitiendo exactamente con sus GPU de menor rendimiento. De hecho, AMD ya no tiene gamas de entrada como hace unos años, dando a entender que sus GPU más básicos pueden encontrarse directamente dentro de las APU.

Evidentemente no todo el mercado es uniforme, y existen múltiples variedades de gráficos integrados. NVidia GT 740 sigue siendo muy superior en rendimiento a muchas de las IGP del mercado actual, pero también es necesario decir que hay varios modelos de gráficos integrados que son mejores que ella.

Intel Core Haswell

La tendencia es que tanto NVidia como AMD terminen con gráficas 'de entrada' de uso muy minoritario, sin prácticamente impacto en el mercado. Las gráficas dedicadas terminarán utilizándose casi exclusivamente en sistemas de alto, altísimo rendimiento o equipos para juegos con una gran exigencia. Si todo continúa con el crecimiento experimentado en los últimos años, las IGP van a terminar devorando prácticamente todo el negocio actual de los gráficos de entrada.

Más información | NVidia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios