Publicidad

Kingston HyperX 3K SSD, un pequeño lavado de cara

Kingston HyperX 3K SSD, un pequeño lavado de cara
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras el análisis del HyperX SSD tenemos que hablaros de la nueva unidad de almacenamiento de la marca, el Kingston HyperX 3K SSD. Supuestamente nace como una evolución sobre el dispositivo que hemos analizado, aunque sobre el papel las diferencias son más bien escasas.

El Kingston HyperX 3K SSD quizá quiera aprovechar el momento de Ivy Bridge para arañar unas ventas en sus primeros días de vida, ya que comparte muchas especificaciones con los anteriores modelos: mantiene el controlador SandForce SF-2281 y las tasas de transferencia se moverán sobre los 555 y 510 MB/s en lectura y escritura, respectivamente.

  • Kingston HyperX 3K SSD 90 GB: 555 y 510 MB/s.
  • Kingston HyperX 3K SSD 120 GB: 555 y 510 MB/s.
  • Kingston HyperX 3K SSD 240 GB: 555 y 510 MB/s.
  • Kingston HyperX 3K SSD 480 GB: 540 y 450 MB/s.

Quizá lo más interesante de los Kingston HyperX 3K SSD sea la pequeña rebaja en el precio que traen consigo, o al menos así lo anuncia el fabricante. Los precios oficiales para España quedan así:

  • Kingston HyperX 3K 90 GB - SH103S3/90G: 159.90 euros.
  • Kingston HyperX 3K 120 GB - SH103S3/120G: 197.60 euros.
  • Kingston HyperX 3K 240 GB - SH103S3/240G: 409.50 euros.
  • Kingston HyperX 3K 480 GB - SH103S3/480G: 825.50 euros.
  • Kingston HyperX 3K 90 GB Upgrade Kit - SH103S3B/90G: 179.40 euros.
  • Kingston HyperX 3K 120 GB Upgrade Kit - SH103S3B/120G: 217.10 euros.
  • Kingston HyperX 3K 240 GB Upgrade Kit - SH103S3B/240G: 429 euros.
  • Kingston HyperX 3K 480 GB Upgrade Kit - SH103S3B/480G: 845.00 euros.

El Upgrade Kit es un pack similar al ofrecido por anteriores HyperX SSD, y que consta de adaptador para bahías de 3.5 pulgadas, una carcasa USB 3.0 por si queremos usar la unidad de almacenamiento externo y un pequeño destornillador como detalle.

Más información | Kingston.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir