Compartir
Publicidad
Publicidad

HP prepara su propia revolución con "La Máquina": memristors y fotónica de silicio como bases

HP prepara su propia revolución con "La Máquina": memristors y fotónica de silicio como bases
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

HP fue durante mucho tiempo cuna de la innovación, pero en los últimos años sus aportaciones al campo de la informática y la tecnología no han sido tan llamativas. Eso podría cambiar gracias al proyecto que se está desarrollando en la división de I+D de la empresa: el HP Labs nos está preparando para lo que llaman "La Máquina".

Martin Fink, CTO de HP, es el responsable de un proyecto que quiere transformar la computación actual a un modelo en el que la memoria y la intercomunicación de componentes pasen a un nuevo nivel. Y para ello en HP se proponen sacar partido -por fin- de los memristors y de la fotónica de silicio.

En BusinessWeek indicaban recientemente cómo el equipo de Fink ha planteado un cambio que hará que un ordenador ya no necesite memoria tradicional: los memristors que HP Labs lleva defendiendo desde hace años serían la solución a las limitaciones en capacidad e incluso en velocidades de transferencia -algo que también trata de solucionar otra alternativa llamada Crossbar-.

En ese apartado también podría desempeñar un papel fundamental la fotónica de silicio, que permitiría aplicar componentes de comunicación con fibra óptica a las tradicionales pistas de cobre que suelen utilizarse en todo tipo de circuitos. Los cables Ethernet también serían sustituidos por fibra, lo que ofrecería otro avance notable según los responsables de "La Máquina".

Las barreras también están en el software

El proyecto lleva cerca de dos años en marcha, y cuentan que en la presentación que Fink dio a Meg Whitman hace año y medio para proponer el proyecto, lo único que hizo la CEO de HP fue girarse hacia la responsable financiera de la empresa y decirle "Consígueles más dinero".

Martin Fink
Martin Fink, CTO de HP

La apuesta de HP es interesante, pero se enfrenta a retos importantes. Entre ellos, el soporte por parte de los sistemas operativos, que hasta ahora estaban diseñados para esperar pacientemente a que los datos estuvieran disponibles. Estos sistemas asumen que los sistemas de memoria son incapaces de aprovechar todo su potencial, así que la concepción de todo el sistema operativo está basado en el reparto de recursos que en HP consideran muy limitados.

Para resolver este problema Fink asignó hace tiempo uno de los equipos del proyecto a que preparara un sistema operativo Open Source llamado Machine OS que precisamente estará preparado para dar soporte a los nuevos esquemas de memoria con memristors y a las nuevas vías de comunicación de componentes basadas en fotones y no en electrones. Otros miembros del equipo están preparando una versión derivada de Linux para ofrecer también ese soporte, pero incluso hay un desarrollo que quiere adaptar Android para ofrecer compatibilidad con este tipo de futuros PCs y smartphones.

Repensando la nube y preparando el auge del Big Data

Las soluciones de HP, como se puede ver en el vídeo, parecen querer prepararnos para lo que nos viene. La nube pública global, indican sus responsables, hace ya uso de un consumo energético que es equivalente al de todo Japón, y esas necesidades no harán más que aumentar. ¿Cómo lograr estar preparados? Según HP, la clave es la eficiencia, y los memristors y la fotónica del silicio son las claves en ambos casos.

Según los responsables de HP Labs, un servidor basado en la arquitectura propuesta por "La Máquina" podría direccionar 160 PB (¡petabytes!) de datos en 250 nanosegundos. Estos servidores serán seis veces más potentes que los actuales, pero además consumirán un 80% menos de energía.

La idea de HP es prometedora, pero aún tardaremos en verla -si es que finalmente eso ocurre, porque HP lleva años hablándonos de memristors y seguimos sin ver una cristalización de esas promesas-. De hecho, las primeras muestras de memoria basada en memristors no llegará hasta 2015, y es posible que los primeros dispositivos basados en el diseño de "La Máquina" no lleguen hasta 2018. Si la revolución es tan notable como prometen sus responsables, puede que la espera merezca la pena de verdad.

Más información | HP Next

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos