BOE está construyendo una fábrica de paneles OLED monstruosa. Es la gran esperanza de China y el horror de Corea del Sur

  • Según la consultora DSCC, BOE planea entrar en el mercado de las matrices OLED que van desde las 55 hasta las 95"

  • Su nueva planta de Chengdú producirá matrices orgánicas de generación 8.6 y costará 9.000 millones

Boe Ap
2 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Aunque es menos conocida que LG y Samsung, la compañía china BOE, que es propiedad del estado chino, es uno de los mayores fabricantes de paneles OLED del planeta. A mediados de 2022 la consultora DSCC confirmó que esta empresa planea entrar en el mercado de las matrices OLED que van desde las 55 hasta las 95 pulgadas, lo que le permitiría competir de tú a tú con los dos grandes fabricantes surcoreanos de paneles orgánicos. Y, además, según los medios asiáticos planea hacerlo muy pronto.

BOE vende desde hace ya varios años matrices OLED de pequeño y mediano formato a muchas empresas de tecnología. Una de ellas es Apple. Los de Cupertino compran la mayor parte de sus paneles orgánicos a Samsung, pero su enorme capacidad de demanda ha provocado que también sean clientes de LG y BOE. Todavía no sabemos cuándo llegarán a las tiendas los primeros televisores equipados con un panel OLED fabricado en China, pero es probable que este hito se produzca antes de que expire 2025.

BOE está decidida a poner fin al dominio de Samsung y LG en el mercado OLED

Para Corea del Sur la industria de los paneles OLED es estratégica. Y lo es porque tiene un impacto muy beneficioso en su economía. El Ministerio de Finanzas surcoreano la ha incluido en la lista nacional de tecnologías estratégicas por un buen motivo: la entrada de BOE y TCL en este mercado representa una amenaza. Sin embargo, para nosotros, los usuarios, representa una oportunidad. La oportunidad de poder acceder a televisores con panel orgánico a precios mucho más bajos que los actuales.

El principal propósito de la nueva planta es ayudar a BOE a incrementar su producción de matrices orgánicas en un 50% en un plazo no superior a tres años

A finales del pasado mes de febrero os contamos que BOE está construyendo en la ciudad de Chengdú, en el corazón de China, una planta de producción de matrices orgánicas de generación 8.6 y pequeño a mediano formato que tendrá un coste total de 9.000 millones de dólares. Ahora sabemos algo más. Sabemos que el principal propósito de esta planta es ayudar a esta compañía a incrementar su producción de matrices orgánicas en un 50% en un plazo no superior a tres años.

Este objetivo es un desafío en toda regla a sus competidores surcoreanos. Si BOE consigue colocar en el mercado una producción de matrices orgánicas un 50% superior a la actual inevitablemente acaparará una parte importante de la cuota de mercado que sostienen LG y Samsung. Es evidente que este es su objetivo. Las primeras reacciones ya se han producido. Hasta ahora Samsung compraba a sus proveedores en China, principalmente a BOE, el 55% de las matrices LCD que necesitaba, pero durante 2024 planea reducir esta cifra al 38%.

Para hacerlo posible comprará menos matrices LCD a BOE y más a su compatriota y competidor LG Display en un claro intento de reducir su dependencia actual de los fabricantes chinos de paneles. Sea como sea BOE planea equipar su nueva planta de fabricación de paneles OLED en septiembre de 2025 con el propósito de iniciar la fabricación a gran escala en 2026. No obstante, esto no es todo. Para rizar el rizo BOE está intentando reclutar talento en Japón y Corea del Sur. Es algo que, según Nikkei Asia, ha hecho con anterioridad. Eso sí es apostar sobre seguro.

Más información | Nikkei Asia

En Xataka | Llevo más de 20 años analizando las mejores teles del mercado. Ahora he probado las Vision Pro y para cine me han enamorado

Inicio