Publicidad

Warner ha tenido que explicar que ‘Joker’ es ficción en pleno 2019

Warner ha tenido que explicar que ‘Joker’ es ficción en pleno 2019
52 comentarios

Publicidad

Publicidad

'Joker' va camino de ser la película más polémica del año, una cuestión que sin duda beneficiará a su taquilla, pero que cabe dudar que entrara dentro de los planes iniciales de Warner. Hasta tal punto la productora quiere guardarse las espaldas ante posibles actos de violencia generados por el film que ha lanzado un comunicado explicando, a estas alturas, que 'Joker' no es más que una obra de ficción:

“Warner Bros. considera que una de las funciones de narrar historias es suscitar conversaciones difíciles sobre temas complejos. No se equivoquen: ni el personaje de ficción Joker ni la película en sí apoyan que se ejerza la violencia en el mundo real. Que se vea al Joker como héroe no es la intención de la película, de su director o del estudio”.

Parece ridículo que en 2019 haya que andar subrayando que 'Joker' es solo ficción, pero el comunicado comenzaba con la aseveración "Nuestra empresa cuenta con un largo historial de donaciones a víctimas de eventos violentos". La productora hace referencia a las víctimas del tiroteo en el cine Aurora: en el año 2012, un joven con el pelo teñido de rojo (no todos los informes coinciden en esto) se identificó como "Joker" y mató a 12 personas, hiriendo a otras 70 en una proyección de 'El caballero oscuro: la leyenda renace'.

En un reciente comunicado, cinco familias de fallecidos en la masacre se dirigían a Ann Sarnoff, CEO de Warner aún dejando claro que...

"... apoyan su derecho a la libre expresión, pero como todo el mundo que ha visto una película basada en un cómic sabe, un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Por eso pedimos que usen su plataforma e influencia para unirse a nosotros en nuestra lucha para crear comunidades más seguras con menos armas de fuego"

La carta pide que Warner tome una posición activa en contra de las armas de fuego y no contribuyan económicamente a candidatos que se opongan a reformas que limiten las armas de fuego o favorezcan a la NRA. Dejando claro en todo momento que no buscan una censura de la película, su mensaje busca una actitud responsable por parte de Warner en el caso de que que un personaje de una película suya inspire a otro asesino.

¿Peligros de crímenes en masa?

Porque podría hacerlo. 'Joker' es, según múltiples críticas que han llegado desde Venecia, una película que retrata a un héroe "incel", es decir, a aquellos hombres resentidos con la sociedad en general y con las mujeres en particular por su incapacidad para ligar. Una comunidad en apariencia apocada y a la defensiva, pero que está adquiriendo tintes tenebrosos según van calificando como héroes a asesinos en masa como el del tiroteo del Aurora.

Observadores preocupados por el impacto de las ficciones en la realidad (es decir, una facción de los "Social Justice Warriors", apelativo que hace tiempo que ha sido sobreexplotado por los propios incel, ganándose una cualidad peyorativa) ya han advertido de que Joker podría suponer una mecha muy corta para asesinos en potencia. ¿El problema? Presenta, según estos críticos, una historia maniquea y esquemática acerca de un "*asesino de masas como conclusión lógica del aislamiento social (...) que ha sido traicionado por el sistema*". Así lo cuenta Heather Antos, editora de cómic conocida por su activismo.

¿Hay un peligro real de agresiones o nuevos tiroteos? El sentido común puede decirte que no, pero claro, quizás tú no seas un hombre blanco al borde de una crisis homicida porque estás convencido de que la sociedad no te ha tratado con justicia. Stars and Stripes habla, tal y como cuenta Esther Miguel Trula en Magnet, de que el ejército ha rastreado conversaciones sobre ataques planificados en Estados Unidos el próximo 4 de octubre, cuando se estrena la película. Y está distribuyendo información y entrenamiento a sus hombres para que sepan cómo reaccionar en caso de tiroteos masivos.

La otra cara de la moneda sociópata

La cuestión es que tal y como cuenta Daily Wire, el miedo que hay entre los "Social Justice Warriors" es más que pueda inspirar a personas previamente peligrosas que generar un malestar por sí misma. Por eso, en muchos casos (como el de Alan Zilberman, crítico de cine que vio la película en Venecia, no se trata tanto de prohibir, sino de exigir cierta responsabilidad a Warner). Desde luego, la productora no tiene la culpa de que haya locos, pero sí de aprovechar una situación de tensión social para "generar debate", por usar un eufemismo que emplea la propia Warner, en un momento delicado.

Fotonoticia 20190828132551 640

Es, desde luego, esa cuestión (que guste "a la peor audiencia por las peores razones", como dice Zilberman), y no la peligrosidad de la película, lo que ha hecho que Joaquin Phoenix (muy poco sospechoso de empatizar con el movimiento incel) se haya levantado enfurecido de una entrevista con The Telegraph en la que se le preguntó si "está preocupado por si la película podría acabar provocando o inspirando a la gente sobre la que trata (aislados sociales) con trágicos resultados". Phoenix volvió unas horas después, simplemente afirmando que "¿cómo podría ser una respuesta inteligente a esa pregunta?"

La película está a punto de llegar a nuestras pantallas y lo hará con polémica a cuestas, pero incluso dentro de cierta prensanada alineada con filósofos violentos y trolls de internet, como CBR.com, se cuestionan las razones de muchos de los críticos:

Joker se inspira profundamente en las películas de Martin Scorsese, que a menudo están protagonizadas por gente moralmente dudosa que comete crímenes y atrocidades de intensidad creciente. Aunque entiendas, e incluso te guste el protagonista de 'Uno de los nuestros', 'Casino' o 'El rey de la comedia', las películas dejan bien claro que no se trata de una buena persona.

Al fin y al cabo, hay cosas más peligrosas que un payaso con un arma cargada. Los comunicados de prensa son buenas señales de ello.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir