Compartir
Publicidad
El hype en internet mató mis ganas de ver la nueva película de 'Star Wars'
Cine y TV

El hype en internet mató mis ganas de ver la nueva película de 'Star Wars'

Publicidad
Publicidad

Hace unos cuantos años, en plena vorágine por 'Perdidos', existían foros que se dedicaban a analizar casi plano a plano lo que ocurría en la serie. Recuerdo un caso en concreto en el que parecía que un personaje moría pero el capítulo terminaba sin dejarlo demasiado claro. Durante los días sucesivos, Internet se llenó de teorías y artículos que examinaban la herida en cuestión y cómo dicho personaje no estaba muerto realmente.

¿Qué pasó al final? Que lo estaba. Todo el hype creado en los días anteriores y las teorías que cientos de fans de todo el mundo habían elucubrado se esfumaban de golpe. Con 'Perdidos' muchos recurríamos a la red para buscar las respuestas que la serie nos dejaba y nos encontrábamos con "sobreanálisis" que, al final, eran tan sólo eso: análisis en muchas ocasiones rebuscados de los fans que nada tenían que ver con lo que ocurría al final.

Aunque 'Perdidos' ya no está, estas ganas de analizarlo todo parecen haber sobrevivido a la serie y llegamos incluso a aplicarla a tráilers que, como es normal por su propia definición (¡son tráilers!), están preparados para dejarnos muchas preguntas y muy pocas respuestas. Seguro que ya tenéis en mente un ejemplo perfecto de lo que estoy comentando y, si no es así, ya os lo doy yo: el primer teaser trailer de 'Star Wars'.

El exagerado caso de 'Star Wars'

El 28 de noviembre de 2014 aparecía en la red el primer teaser de 'Star Wars VII: El Despertar de la Fuerza'. En cuestión de minutos, Internet casi explotó. No se veía demasiado, por eso es un teaser, pero lo poco que mostraban ya daba pie a varias interpretaciones. Los medios no decepcionaron: durante los días que le siguieron, vieron la luz numerosas teorías y, cómo no, polémicas.

El stormstrooper de raza negra fue uno de los protagonistas de la semana, teniendo que salir su actor y todo a responder a sus críticos. En College Humor publicaron un vídeo humorístico sobre el asunto mientras que el Huffpost analizaba el debate que se había creado y otros explicaban las posibles razones para que esto pueda ser así.

Que sea fan de algo no quiere decir que quiera que todos los días me agobien con artículos sobre ello...

¿Y qué me decís del momento espada láser con guardas? Lo que podría parecer un detalle curioso se convirtió en toda una revolución en la red. Por supuesto, tenemos completas explicaciones sobre de dónde proviene e incluso una versión hecha por el propio Stephen Colbert en su programa. "Internet se vuelve loco con el nuevo sable láser", decían en The Daily Dot recopilando las reacciones de los fans. Hasta TechCrunch publicaba su propia versión del sable láser original, al que tachaban de "poco práctico". Ante la oleada de críticas, llegaron además a salirle defensores.

Sables Mejorados TechCrunch publicaba esta imagen de la espada láser "mejorada" con una explicación casi de libro

A todo ello hay que sumar lo que dio de sí el nuevo robot, los "spoilers" que algunos dijeron ver dentro del clip, los análisis escena a escena... Y todo esto, ojo, sacado de un clip que no muestra apenas nada y que apenas supera el minuto de duración. ¿Aportan algo los cientos de artículos publicados sobre la espada láser, por muy fan que seas de la saga? Ahí yo tengo mis dudas.

La sed de la información constante y en detalle

"Los frikis ya no somos bichos raros", dice Marina Such en un artículo en el que repasa la importancia de Internet en el nuevo fenómeno fan, tanto de populares sagas de superhéroes (Marvel y compañía) como de otras series tipo 'Juego de Tronos'. Y tiene toda la razón, no digo que no, pero no por ser friki o fan de una serie o película quiero leerme casi tesis doctorales de alguno de los detalles que se ha mostrado en pantalla.

En mi caso, y respecto al hype e Internet, he pasado por varias fases. Yo era de esas que entraba a leer todos los análisis meticulosos de 'Lost' al día siguiente de su emisión, no me perdía ni un tráiler y leía todas las noticias. Tenía sed de información constante. Ahora me ocurre todo lo contrario: si puedo evitar ver un tráiler, lo evito, y además huyo de los artículos de series o películas que quiero ver y que se dedican a diseccionar, casi con bisturí, alguno de sus aspectos concretos. Los primeros, frecuentemente revelan demasiado. Los segundos, son (para mí) innecesarios en muchas ocasiones.

La información de este tipo de contenidos ha llegado a los grandes medios, que la publican junto al resto de sus noticias

De vez en cuando me salto esta norma, lo reconozco, porque me toca escribir sobre estos avances... Paradójico, ¿verdad? Pero comprendo que, aunque mi preferencia personal sea evitar estos adelantos, existe gente a la que le pueden emocionar o gustar. Yo prefiero saber lo mínimo, aunque Internet no me lo pone nada fácil. Lo que antes quedaba relegado a los blogs más especializados ahora parece en portada de otros más genéricos (¡hasta en Xataka!) e incluso en los grandes medios tradicionales.

Admitámoslo: el hype de algunos contenidos asociados a los "frikis" está aquí para quedarse. Mientras tanto, los que no queramos "morir" por saturación de información que no necesitamos leer tendremos que seguir perfeccionando nuestra técnica de "esto lo salto sin fijarme demasiado" o "voy a ignorar este vídeo que todo el mundo comparte en Twitter". Aunque en otra cosa sí que estoy muy de acuerdo con Marina: si este es el precio que hay que pagar por tener un lugar donde poder conversar sobre estos temas con otra gente que tiene tus mismos gustos o pasiones, estoy dispuesta a soportarlo.

En Xataka | Los frikis hemos ganado, ahora no lamentemos que lo que nos gusta esté en todos lados en internet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio