Publicidad

Tiempo de respuesta de un monitor: qué es y cómo puede afectarte

Tiempo de respuesta de un monitor: qué es y cómo puede afectarte
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Vamos a explicarte qué es el tiempo de respuesta de un monitor, un parámetro con el que seguramente te vas a encontrar a la hora de tener que elegir un monitor para el ordenador. Se mide en milisegundos, y es un parámetro que tiene especial importancia si vas a comprar un monitor orientado a los videojuegos.

Por eso, vamos a empezar explicándote qué significa exactamente este concepto, y lo vamos a hacer de una manera que cualquiera pueda entenderlo. Después, pasaremos a decirte qué efectos puede tener en tu experiencia a la hora de jugar o ver algunos tipos de contenidos en el ordenador o el televisor.

Qué es el tiempo de respuesta de un monitor

El tiempo de respuesta es un indicador que se refiere al tiempo que tarda un píxel en cambiar el color que está emitiendo. Este parámetro se mide en milisegundos, y cuanto menor sea el tiempo de respuesta de un monitor mejor será para los contenidos multimedia que estés consumiendo. La media suele estar en 5 milisegundos, pero también tienes monitores especializados con tiempos inferiores.

El cuán bajo sea este parámetro afecta a la nitidez con la que se muestran imágenes en movimiento. Por ejemplo, en los videojuegos puede ayudare a que todo sea más nítido en momentos de gran acción, y lo mismo pasa a la hora de ver películas y vídeos.

Si el tiempo de respuesta no es lo suficientemente bajo, pueden aparecer halos y bordes poco definidos cuando el panel muestra imágenes en movimiento, lo que afecta negativamente a tu percepción de la nitidez. Esto, a su vez, también provoca una peor experiencia a la hora de jugar o consumir contenidos.

Los paneles de los monitores de ordenador suelen tener casi todos tiempos de respuesta muy bajos, con frecuencias inferiores a los 5 ms. Diferente es el caso de los televisores donde suele ser más alto, aunque algunos modelos intentan corregir sus efectos negativos con un modo de procesado de imagen conocido como reductor del desenfoque. Con él, pueden hacer que la pantalla defina mejor objetos borrosos para mejorar su nitidez.

En cuanto a las tecnologías de los paneles, por lo general los OLED suelen tener tiempos de respuesta inferiores a los LCD, lo que hace que sus desenfoques en el movimiento sean inferiores, casi inexistentes. Pero esto no quiere decir que los paneles LCD vayan a ser siempre malos, ya que los de gamas medias y altas suelen asegurar un tiempo de respuesta muy reducido.

Aunque a veces se suelen confundir, el tiempo de respuesta es algo diferente a la tasa de refresco de pantalla, que se mide en hercios. Este otro parámetro mide el número de veces que se actualiza la imagen de la pantalla cada segundo, y cuanto mayor sea, más nos ayudará a tener un movimiento de imágenes más suave y fluido.

Cómo te puede afectar el tiempo de respuesta

Tiempo De Respuesta

Cuando estás viendo una película donde todo pasa rápido, o jugando a un videojuego con frenéticas escenas, el monitor o televisor donde consumes el contenido está teniendo que trabajar muchos. Los píxeles tienen que cambiar su estado rápidamente para poder seguir el ritmo de las transiciones de cada frame o imagen.

Cuando el tiempo de respuesta no es lo suficientemente bajo, los píxeles del panel de la pantalla pueden no ser capaces de seguir el ritmo de los cambios de la acción. Esto produce un desenfoque del objeto en movimiento** dentro de una imagen, y en algunos casos incluso ligeros halos.

En las dos capturas que tienes en este apartado puedes ver dos ejemplos. Cuanto menor tiempo de respuesta tenga un monitor más nitidez habrá en las imágenes en movimiento. Si la cámara se está centrando en un objeto, puede que la parte desenfocada sea lo que hay alrededor. Esto a veces da más aspecto de velocidad, pero sigue siendo una peor nitidez y calidad gráfica.

Mejor Peor

Lo mismo pasa cuando hay objetos que pasan muy rápido delante de la cámara, y si hay un tiempo de respuesta peor, estos objetos pueden ser los desenfocados. A la hora de ver la tele, el tiempo de respuesta no suele ser muy importante, pero en los videojuegos sí puede cambiar la calidad de tu experiencia, aunque esto no siempre es así.

Y es que la importancia del tiempo de respuesta en los videojuegos puede depender en gran parte del tipo de juego que suelas consumir. Si son juegos pausados o con imágenes suaves, el tiempo de respuesta no va a marcar una gran diferencia.

Pero si el juego es de acción, de carreras, un shooter en primera persona, el tiempo de respuesta sí que puede afectarte. Cuando muevas la cámara muy rápidamente, puede que acabes viendo la imagen algo borrosa, lo que, sobre todo en el caso de los videojuegos online o competitivos, puede marcar una ligera diferencia a favor de quien tenga un mejor tiempo de respuesta.

Es por esto que la mayoría de monitores orientados al gaming suelen tener un tiempo de respuesta inferior a la media, y que suele rondar un milisegundo. Pero si no eres un gamer y tampoco te pasas el día viendo películas de acción, entonces este parámetro es algo que no te debería preocupar demasiado, ya que los 5 ms que suelen ofrecer la mayoría de monitores es suficiente para casi todo el resto de contextos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios